Cataluña, emergentes, tipos en EEUU... ¡Qué bien se está fuera de mercado!

Sigue existiendo mucho más riesgo que rentabilidad esperada y, pese a la corrección que se ha producido, esa disciplina que todo inversor debiera aplicar nos lleva a la prudencia

Foto: La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos Yanet Yellen. (Reuters)
La presidenta de la Reserva Federal de Estados Unidos Yanet Yellen. (Reuters)
Autor
Tags
Tiempo de lectura3 min

La disciplina es la parte más importante del éxito. Seguro que Truman Capote no lo aplicó en sus operaciones bursátiles pero, sin duda, esa debiera ser la máxima dominante en todo proceso de inversión. Y más en estos momentos donde la tentación de abrir posiciones largas en mercado parece el camino más seductor.

Sigo apostando por una no subida de tipos este mes en Estados Unidos, pues la Fed, pese a lo que se viene comentando, sí mira al S&P y al VIX a la hora de tomar esas decisiones. Y no están las cosas como para presionar a los mercados en un momento decisivo de cara a la próxima dirección que tomarán las cotizaciones. La razón por la que existe pánico a este cambio de política (respecto a los tipos) reside en el impacto negativo que tendría en la valoración de acciones, bonos y real estate. No ya por el precio en sí mismo, sino por el ajuste que se producirá una vez se utilicen las nuevas referencias. No es algo nuevo y vengo alertando de las mismas desde hace ya muchos meses.

Así las cosas, en este contexto de mercado no cabe el entrar en mercado. Sigue existiendo mucho más riesgo que rentabilidad esperada y, pese a la corrección que se ha producido, esa disciplina que todo inversor debiera aplicar nos lleva a la prudencia y a mantener la máxima liquidez posible.

Mientras en China ya hemos visto el impacto de cerrar posiciones apalancadas, el conocido Margin Debt, vamos a ver si ese efecto se produce también en el S&P. Fíjense cómo, desde el máximo nivel de apalancamiento conseguido este mismo año, éste ha caído más de un 50% y el índice chino (SHCOMP) cerca de un 38%.  

Si tomamos el índice de avances netos, es decir, el número de acciones que suben menos el número de acciones que bajan, en varios períodos de tiempo, para los mercados desarrollados y los emergentes, nos encontramos con estas curiosidades.

Si se fijan, mientras que en los mercados desarrollados el índice cae pero no hasta los niveles de la crisis del 2008/2009, en los mercados emergentes la caída ha sido tan brusca que, incluso, amenaza con superar los niveles de esos años. Un nuevo dato que nos lleva a extremar la cautela y entender que, pese a lo que le cuente su asesor, esta vez parece que la caída va más en serio.

De momento, yo sigo disfrutando de este momento de liquidez, a la espera del desarrollo de todo lo que tenemos encima; desde las elecciones en Cataluña (con impacto directo en nuestras bolsas) hasta la resolución real de los tipos de interés USA sin olvidar, por supuesto, lo que sucede en los mercados emergentes. ¡Qué bien se está fuera de mercado!

Tribuna Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios