Qué hacer si recibe una patada de su banco

Hay usuarios que van habitualmente a las sucursales y otros que hacen todo por internet. Sin embargo, el coste del servicio para el banco es muy diferente en función del canal utilizado

Foto: Juan Gómez Bada
Juan Gómez Bada

La banca tradicional está viéndose obligada a modificar su estrategia comercial. Clientes que antes le interesaban ahora no los quiere ni ver. Hay dos aspectos principales que les han hecho cambiar de opinión en los últimos años, la digitalización del servicio y los tipos de interés cercanos a cero.

Hay usuarios que van habitualmente a las sucursales y otros que llevan años sin pisarlas porque hacen todo por Internet. Sin embargo el coste del servicio para el banco es muy diferente en función del canal utilizado. Internet ahorra a las entidades los alquileres de los locales, el salario de los empleados y suministros de todo tipo.

Por otro lado, los tipos de interés oficiales en el 0% hacen que las entidades apenas ganen nada por los saldos que sus clientes mantienen en las cuentas corrientes o en depósitos. En consecuencia, muchos usuarios han dejado de ser rentables para los bancos porque los costes del servicio que reciben son superiores a los ingresos que les generan.

En este entorno, los bancos quieren deshacerse de los clientes que les dan mucho trabajo y pocos ingresos. Como en otros sectores, la forma más adecuada para hacerlo es subir los precios hasta que los usuarios paguen el coste de los servicios recibidos o decidan marcharse.

Si le han subido significativamente las comisiones probablemente sea porque su banco haya decido que usted no es un cliente rentable para ellos

Si en los últimos meses le han subido significativamente las comisiones transaccionales (mantenimiento de la cuenta corriente, coste por transferencia, comisión por apunte, coste de la tarjeta, etc) probablemente sea porque su banco haya decido que usted no es un cliente rentable para ellos.

Si se encuentra en esta tesitura, tiene cuatro opciones:

  1. Pagar el nuevo coste de los servicios.

  2. Tratar de negociar una bajada de comisiones. Es difícil porque los clientes no saben cuánto gana el banco por cada producto o servicio. Seguramente la entidad le pedirá que contrate otros productos por los que obtenga mayores ingresos. Tenga mucho cuidado porque normalmente es mejor pagar mayores comisiones o irse a la competencia que contratar productos o servicios que no necesita o que, aunque los necesite, sean peores que los que le ofrecen en otras entidades. En cualquier sector, los productos o servicios que se venden por motivos diferentes a su finalidad natural suelen ser caros y su resultado decepcionante. Por otro lado, sea consciente que si consigue que le quiten determinadas comisiones, puede que tenga que volver a reclamar o negociar en el futuro porque cada cierto tiempo se las empiecen a cobrar de nuevo.

  3. Reducir el número de entidades con las que trabaja. Si es gratuito es cómodo utilizar varias cuentas corrientes para tipos de operativa diferentes. Si mantener varias cuentas tiene elevados gastos, es conveniente cerrar aquellas con mayor coste y menor utilidad.

  4. Cambiarse a otro banco que no le cobre. Normalmente serán los bancos especializados en el servicio a distancia los que menos comisiones cobran y en los que es menos probable que le suban esos costes en el futuro. Por otro lado, a la hora de buscar otro banco, es recomendable que seleccione aquél que se adapte mejor a sus necesidades. No todas las entidades realizan todo tipo de operativa ni a costes similares. Si trabaja con varias entidades, busque que los servicios en los que estén especializados sean complementarios.

De las cuatro opciones, la que mejor suele resultar a medio plazo es cambiarse de entidad, si bien esto lleva tiempo. Para evitar el cobro de comisiones inesperadas, antes de anunciar la salida del banco actual se debe abrir una cuenta en otro e ir cambiando las domiciliaciones de los recibos, anulando tarjetas, traspasando inversiones, etc. De forma educada y elegante estará diciendo al banco que no está conforme con las nuevas comisiones.

Juan Gómez Bada, director de inversiones de Avantage Capital EAFI y asesor del fondo Avantage Fund


 


 


 

 
Tribuna Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios