No sigas a Trump. No te asustes. Piensa despacio

Pienso que lo sucedido en verano prácticamente carece de importancia (yo esperaba más lío, la verdad) y que los principales riesgos se mueven a la baja

Foto: (Reuters)
(Reuters)

Uno tiene la sensación de que el verano (julio y agosto) ha sido duro para las bolsas, pero no es cierto. Solo ha sido errático por todos los frentes abiertos, que poco a poco irán cerrándose y, más probablemente, en positivo. De momento van tranquilizándose: comercio, bancos centrales, pérdida de tracción del ciclo global, política italiana y Brexit. Y hay más asuntos pendientes que me dejo intencionadamente en el tintero para evitar transmitir una sensación de grave preocupación sobre el contexto que, en realidad, no tengo. Una cosa es ocuparse de un asunto y otra preocuparse por un asunto. De estos asuntos solo hay que ocuparse, elevando la perspectiva más allá del insoportable ruido del corto plazo, del día a día. Si uno no lo hace, corre el riesgo de terminar asustándose. Y el miedo bloquea irracionalmente. Para tomar una decisión, hay que pensar despacio, que no es lo mismo que ser lento.

Julio y agosto no han sido tan duros como parece: el S&P 500 ha arrojado un saldo prácticamente plano y el EuroStoxx 50 un asumible -1%, aproximadamente. Desde la perspectiva de la bolsa americana, el verano ha sido llevadero. Y es allí donde hay que estar posicionado. Pero no ahora. Al menos, desde diciembre. ¿Asumiendo riesgo dólar? Pues sí, asumiendo riesgo dólar, porque este se ha convertido en la divisa fuerte del mundo este año, muy a pesar de Trump. Otra cosa son el Ibex 35 o el Nikkei-225, donde no deberíamos estar posicionados. Han retrocedido entre -3% y -4%. Eso duele, pero no es dramático. Hasta parece razonable, considerando la desorientación que produce tener tantos frentes de riesgo abiertos. Incluso China, con todo el ruido comercial, apenas ha retrocedido en ese periodo en torno a -1% (CSI-300). Y, con la que le está cayendo, no parece mucho. En circunstancias normales, el yuan se habría depreciado notablemente, engordando las pérdidas, pero no es el caso, porque el Gobierno tiene la divisa, en la práctica, intervenida.

Todo eso es más bueno que malo para el mercado. Pero para verlo así, es necesario no guiarse por los tuits de Donald Trump

El eurodólar se ha mantenido en el rango 1,115/1,105/€, con claro fortalecimiento del dólar (1,104/€ ahora), y los bonos no han hecho más que apreciarse, tendencia que no abandonarán hasta la reunión del BCE el 12 de septiembre, como pronto, que es la siguiente referencia seria que enfrentamos. La otra es la reunión de la Fed del 18. Entre tanto, parece probable que el tono comercial mejore poco a poco y que Italia designe un nuevo Gobierno, eludiendo elecciones. Todo eso es más bueno que malo para el mercado. Pero, insisto, para verlo así es necesario no guiarse por los tuits de Trump, elevar un poco la perspectiva y no escuchar demasiado a los tristes.

Siempre hay problemas. En cualquier aspecto y momento de la vida. El contexto perfecto no existe. Ni por casualidad. Por eso, un triste siempre encuentra razones de peso para seguir triste. Pero el problema de rodearse de tristes es que uno termina pareciéndose a ellos. La única virtud de un triste —léase bajista para mercado o ciclo económico— es que repite tantas veces y durante tanto tiempo sus malos augurios que alguna vez, a la fuerza, termina acertando. Claro. Alguna vez las cosas salen mal. Obvio. Y en ese momento sacará pecho y dirá que nadie le escuchó. Es decir, que él fue capaz de anticipar la siguiente recesión económica y/o el siguiente 'crack' del mercado y que los demás somos unos ingenuos optimistas que no le escuchamos. Pero esto no funciona así. Hay que acertar, más o menos, con el 'timing'. Y argumentarlo. Los tristes olvidan que incluso un reloj parado da la hora correcta dos veces al día.

El mercado está por encima y reacciona —y reaccionará— en consecuencia. No hay que asustarse, sino pensar aplicando el sentido común

Insisto en que para darse cuenta de esto es necesario pensar con cierta perspectiva, evitando dejarse guiar por el último cambio de humor de Trump o la última declaración de algún consejero de un banco central o de algún político italiano, por poner ejemplos de rabiosa actualidad. El mercado está por encima de todo eso y reacciona —y reaccionará— en consecuencia. No hay que asustarse, sino pensar despacio aplicando el sentido común. Esa es la única forma de ser libres e invertir con criterio propio y sólido, ignorando el ruido de corto plazo. De lo contrario, solo perseguiremos un mercado errático.

Tipos cero, inflación muy baja, pleno empleo y beneficios empresariales aceptablemente expansivos son una buena póliza de seguro contra la recesión. Pienso que lo sucedido en verano prácticamente carece de importancia (yo esperaba más lío, la verdad) y que los principales riesgos se mueven a la baja: hay más probabilidades que nunca de que China y Estados Unidos suavicen sus negociaciones comerciales (no creo que firmen ningún acuerdo, sencillamente porque Trump sabe que mantener este asunto abierto favorecerá su candidatura a la reelección en noviembre de 2020, pero sí que suavicen el tono), es muy probable que Italia eluda elecciones, la pérdida de tracción del ciclo económico global podría estar muy próxima a su punto de inflexión y defiendo que, por sentido común, el Brexit de mercancías es materialmente imposible de llevarse a la práctica (sí el de personas y capitales), y este es el único que realmente afectaría seriamente al mercado. ¿Soy un ingenuo optimista pensando así? Estoy convencido de que no. Mis defectos son muchos, pero no esos. Y es obvio que tengo a las bolsas y los mercados de mi parte, dándome la razón: el S&P 500 lleva este año aproximadamente +15% y la TIR del bono español a 10 años está en 0,10%, por ejemplo. ¿En serio que estamos mal y que el fin está cada vez más próximo? Bueno, eso es lo que diría un triste… mal informado.

*Ramón Forcada es director de Análisis y Asesoramiento en Bankinter.

Tribuna Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios