Azuaga conduce con una rueda pinchada
  1. Mercados
  2. Tribuna Mercados
José Ramón Sánchez

Tribuna Mercados

Azuaga conduce con una rueda pinchada

Por favor, no conduzca más con una rueda pinchada y lleve su coche al taller. Le aseguro que conducirá de una forma más rápida, fiable y segura. + Responsabilidad = + Economía

placeholder Foto: (Reuters)
(Reuters)

<< Minuto 90 y gooooollll de Azuaga. Los malagueños empatan el partido reservándose la renovación de Menéndez. ¡Piii!, los reguladores pitan el final de la segunda parte. No importa el tiempo de descuento, se aprueba la fusión con un titular que no deja títere con cabeza: CONTROL CONFINADO. También habrá tiempo para jugar una prórroga (pues aún quedan cosas por jugar). Duración: dos años. Ahora, revisemos la operación: nunca el VAR fue de tanta utilidad >>.

Tras el largo y aburrido periodo de negociaciones, habemus fusión. Una operación que no ha terminado de desgranar completamente sus bondades con un mapa de sinergias aún por explorar, pero con una recomendación de los reguladores que ha sido más que suficiente para cerrarla. Para ellos, la competitividad del sector mejorará reduciendo el número de jugadores y el único beneficiado será el consumidor que operará con entidades más fuertes y solventes. Sin embargo, la lógica económica sugiere lo contrario. Esperemos que el medio plazo no traiga una subida de precios en el servicio con esta reducción de oferta.

Así pues, tras 25 meses de vigilancia conjunta, el control accionarial será para Unicaja y la gobernanza para Liberbank durante el periodo que dure “la prorroga”. Pero, como decía Juanito (el 7 de Fuengirola), dos años son “molto longo”. Y todo ello habiendo mostrado durante el proceso las diferencias existentes entre ambas cúpulas. En esas, la desunión observada en el seno de la entidad absorbente ha dado alas a la absorbida, que ha jugado sus cartas de forma magistral acorralando a los ejecutivos “verdes” y forzando la salida a escena de la clase política andaluza. Bien por Menéndez que, como parece, ha contado con el apoyo de la figura clave y más experimentada del accionista mayoritario de Unicaja, su patrono de referencia en la fundación bancaria. Sea como fuere, el gran gladiador de esta batalla ha sido, sin duda, Azuaga, que se ha fajado no solo con Liberbank si no también con la parte de su consejo controlada por la fundación. Y es que pilotar con una rueda pinchada ha requerido de más tiempo para cerrar el acuerdo, así como de la toma de ciertas decisiones no del todo deseadas por los “verdes”.

Foto: Foto: EFE.

La transacción nos ha transportado al siglo XI cuando la descomposición del Al-Andalus favoreció la aparición de los reinos independientes de Taifas con sus tres grupos étnicos más beligerantes. A saber, el presidente de la fundación, el de Unicaja Banco y una suerte de consejeros andalusíes, eslavos y bereberes que han estado a punto de dejar la futura gobernanza peor de cómo ha quedado. La tormenta interna provocada por la bicefalia de la entidad verde (banco y fundación) ha beneficiado a un Liberbank, magistralmente liderado por Menéndez, que ha pescado en río revuelto y el premio ha sido un canje más favorable y una puerta abierta a la futura gobernanza de la entidad combinada. De confirmarse lo apuntado por este medio en referencia a la última estimación de canje realizada por independientes en el entorno del 70/30, la prima pagada por el control, la sede y la marca rondaría los 10 puntos, el equivalente a unos 200 millones aprox. y es que “la ciudad de los rankings” vale dinero. Así que la otra gran beneficiada será la sede social que seguirá bajo el sol de Málaga. Andalucía irradia felicidad.

Por otro lado, la ejecución estratégica de esta combinación ha sorprendido a todos por la longitud en el tiempo. Hasta el propio Banco de España desconfiaba por las constantes desavenencias proyectadas en un canje que no terminaba de ajustarse, donde la prima de control tomaba diversos valores y con un último problema, el de la gobernanza, que ha frenado la unión hasta los instantes finales. En el último minuto de la segunda parte y mientras la sombra del regulador asomaba en busca de una respuesta se alcanzó el consenso. Consenso que no deja contento a nadie pero que pone sobre la mesa una serie de tareas para los próximos dos años. Margaret Thatcher decía que el consenso es aquello en lo que nadie cree, pero sobre lo que nadie pone objeciones.

Mientras tanto, las tareas en el bando “verde” pasarán por reformar la estructura organizativa de su fundación bancaria. La renovación de su órgano decisor se antoja necesario para el futuro de la institución. Por el lado de Liberbank, Menéndez lo tiene claro. Después de proveer a sus accionistas del mejor de los canjes posibles, tiene por delante dos años para convencer a su nuevo consejo de administración. De hacerlo bien, los accionistas pudieran perder todo incentivo para cambiar lo que funciona. Con todo, el puesto de CEO quedará sujeto a ratificación y Menéndez pondrá toda la carne en el asador. ¡Piiii!, primer minuto de la fusión: arranca la prórroga.

<< Sr. Azuaga, en estas condiciones, tiene usted mucho mérito por haber llegado a la meta. Enhorabuena. Pero, por favor, no conduzca más con una rueda pinchada y lleve su coche al taller. Le aseguro que conducirá de una forma más rápida, fiable y segura. Suerte a todos en esta andadura >>. + Responsabilidad = + Economía. #joseramonsanchezserrano

Banco de España Accionistas Inflación Acciones