4 Julio 2020: "America is Back" al multilateralismo
  1. Mercados
  2. Tribuna Mercados
Gonzalo de Cadenas-Santiago

Tribuna Mercados

Por

4 Julio 2020: "America is Back" al multilateralismo

Podría ser la fecha del reinicio de los EEUU que echábamos de menos, del liderazgo internacional basado en valores

placeholder Foto: Presidente de EEUU, Joe Biden (EFE)
Presidente de EEUU, Joe Biden (EFE)

Podría ser la fecha del reinicio de los EEUU que echábamos de menos, del liderazgo internacional basado en valores. Esto lo hemos percibido, no sólo en el discurso del presidente durante la celebración del cuatro de julio, sino durante la reunión de la OTAN de la semana previa, en la que el propio Biden recalcó el compromiso absoluto de EE.UU. con la alianza atlántica después de los complicados años de Trump y, principalmente, con su compromiso con el multilateralismo.

En concreto, hay cinco cuestiones clave en las que se van a identificar claramente esos mayores esfuerzos por fomentar esa cooperación con los países:

Nuevo concepto de acción colectica. Reactivar la centralidad y la eficacia de las instituciones multilaterales como mecanismo para tratar las cuestiones que afectan a EE.UU., y al mundo en general, es uno de los temas de la agenda "America is Back" de Biden. La negociación de la OCDE sobre un impuesto mínimo de sociedades a nivel mundial supone un éxito significativo una vez que lo ha firmado el G-7.

Foto: Ilustración: EC.
¿Puede EEUU liderar una alianza de derechos humanos contra China?
The Wall Street Journal Yaroslav Trofimov

Recuperación económica mundial. Ya está en marcha en los países desarrollados y confiamos en que continúe. No vemos tan claro, sin embargo, que ese impulso esté ganando tracción en el mundo emergente, en especial, en Latinoamérica. Es por eso, que el G-7 y los organismos internacionales deben asegurarse de que las medidas que se tomen beneficien a la economía mundial en su conjunto, con especial atención a las economías emergentes. Y es que los flujos financieros internacionales no terminan de alcanzar niveles previos a la pandemia en los mercados emergentes, entre otros motivos, por los efectos de la política monetaria del Norte.

La derrota de la pandemia. El compromiso del G-7 de suministrar 1.000 millones de vacunas es un buen principio que no debe obliterar que se necesitan 11.000 millones para cumplir el objetivo del grupo de acabar con la pandemia en 2022 y que, probablemente, sean estos los que tengan que financiarlo, en especial, con la voluntad de ayudar a los países en desarrollo. Igualmente, será necesario cumplir con la voluntad internacional de estar preparado para la próxima pandemia.

Acción sobre el cambio climático. Bruselas, Washington y varios Estados miembros de la UE están tratando de dar forma a las orientaciones sobre el tipo de acciones de cambio climático que se van a presentar en la cumbre de Glasgow de otoño (COP26). No obstante, considero más importante que se esté tratando la manera de incluir a China, India y Brasil, así como de responder a las preocupaciones de África. Unas obligaciones más estrictas podrán dar lugar a la pronta alineación transatlántica en materias que preocupan al mundo entero.

Aunque no existe tanto alineamiento frente a China, puesto que Francia y Alemania quieren una mayor flexibilidad estratégica

China y las democracias. Aunque no existe tanto alineamiento frente a China, puesto que Francia y Alemania quieren una mayor flexibilidad estratégica de lo que quiere EEUU, sí se puede hablar de acción multilateral, puesto que la OTAN ha adoptado una posición conjunta sobre el desafío de Pekín.

Por tanto, es posible que Estados Unidos haya vuelto. Pero que se mantenga ahí depende en cierta medida del seguimiento de los compromisos y la acción multilateral que promueve. El Gobierno de Biden tendrá que cumplir con sus principales prioridades de política internacional para reconstruir la confianza en la acción colectiva que se perdió durante la etapa de su predecesor.

Internacional OTAN Pandemia Recuperación económica