Los seguros, al abordaje del Sandbox
  1. Mercados
  2. Tribuna Mercados
Tribuna EC14

Tribuna Mercados

Por

Los seguros, al abordaje del Sandbox

El sector asegurador está llamado a convertirse en uno de los grandes protagonistas del Sandbox, dado el proceso de digitalización que los productos de seguro están experimentando

Foto: iStock
iStock

El Sandbox está de moda. Las ventajas de este entorno de pruebas controlado son múltiples: permite a los promotores de los proyectos probar en un entorno seguro y de la mano de la autoridad financiera sus ideas innovadoras, favorece un time to market más corto para empezar a realizar pruebas con clientes reales y colabora a un mayor posicionamiento de la entidad en el mercado para poder llegar la primera a desarrollar su plan. Asimismo, genera una mayor publicidad y proporciona una visibilidad en el mercado muy grande, además de ayudar a obtener financiación en los procesos de 'fundraising'.

El sector asegurador está llamado a convertirse en uno de los grandes protagonistas del Sandbox, dado el proceso de digitalización que los productos de seguro están experimentando, y que seguirá haciéndolo a medida que nos convertimos en una sociedad cada vez más tecnológica. Los seguros “conectados” a nuestra realidad diaria –a los coches, las casas o a nuestra salud– y basados en el Internet de las cosas (Internet of Things) y el Big Data, donde las primas y las coberturas se adaptan específicamente a las circunstancias del cliente, son solo un pequeño ejemplo de ello.

A nivel internacional, en el Reino Unido, país referente y pionero en el Sandbox, el sector de los seguros tiene una presencia significativa en el cómputo global de proyectos admitidos, y se espera que esta tendencia continúe al alza.

Foto: (iStock)

La Ley 7/2020 para la transformación digital del sistema financiero creó en noviembre de 2020 el denominado “Sandbox español” de servicios financieros, estableciendo dos periodos al año donde los promotores pueden presentar sus proyectos, para ser evaluados y admitidos por las autoridades financieras.

Actualmente nos encontramos en medio de la segunda ventana del Sandbox español, que empezó el día 1 de septiembre y finalizará el próximo 13 de octubre. La primera ventana se cerró el 23 de febrero 2021 y tuvo un éxito abrumador, presentándose sesenta y siete (67) proyectos, de los cuales dieciocho (18) recibieron evaluación previa favorable por parte de los supervisores.

De dichos proyectos que han sido admitidos hasta ahora en España al espacio controlado de pruebas, cuatro (4) los supervisa la Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones (DGSFP), cuatro (4) la Comisión Nacional de Mercados y Valores (CNMV) y diez (10) el Banco de España. Ello supone que los proyectos relacionados con el mundo asegurador representan casi el 25 % de los proyectos admitidos, versando sobre cuestiones sobre vincular las aportaciones a sistemas de previsión al consumo que realiza el usuario, los seguros de decesos “inteligentes” o los seguros colaborativos.

Al Sandbox regulatorio pueden acceder todo tipo de entidades, desde las más innovadoras, como startups y fintech, hasta las más tradicionales

Además de los específicos del sector asegurador, entre los proyectos admitidos se encuentran también proyectos de tipo “horizontal”, supervisados por la CNMV o el Banco de España y que también afectan al mundo de los seguros. Dichos proyectos tratan cuestiones como la identidad digital, inteligencia artificial o tecnología blockchain, entre otros.

Desde la evaluación previa favorable de los proyectos por dichas autoridades financieras hasta el comienzo real de las pruebas, el promotor y las autoridades supervisoras deben suscribir un protocolo, que regula en detalle todos los aspectos de las pruebas, sus fases, sus objetivos, el régimen de garantías para los usuarios y las responsabilidades del promotor, entre otros aspectos. Además, debe garantizarse que los proyectos cumplen con la normativa de protección de datos personales, de prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo, así como de protección del cliente de servicios financieros.

Al Sandbox regulatorio pueden acceder todo tipo de entidades, desde las más innovadoras, como startups y fintech, hasta las empresas más tradicionales. No obstante, los proyectos deben siempre proponer una innovación de base tecnológica aplicable en el sistema financiero, que pueda dar lugar a nuevas aplicaciones, procesos, productos o modelos de negocio con incidencia sobre los mercados financieros o la prestación de servicios financieros o complementarios.

España va por el buen camino para convertirse en un referente en el mundo Sandbox

Antes de presentar un proyecto al Sandbox es necesario analizar si éste es admisible por cumplir con los requisitos de la Ley 7/2020, cuál es estratégicamente el momento óptimo de presentarlo, además de analizar las ventajas de participar en el Sandbox para valorar si se trata de la mejor alternativa para conseguir el éxito del proyecto.

Desde el 13 de octubre, fecha en la que se cierra la segunda ventana del Sandbox español, las autoridades supervisoras contarán con el plazo de un mes, plazo que no se descarta que vuelva a ampliarse al igual que ocurrió con la primera ventana, para analizar las propuestas y publicar un informe motivado de cada candidatura.

España va por el buen camino para convertirse en un referente en el mundo Sandbox, entre otras cuestiones, por permitir un Sandbox muy amplio en el que caben todo tipo de proyectos, y al haber aceptado en su primera ventana el mismo número de proyectos que en su momento aceptó la autoridad competente de Reino Unido, cuando también recibió un número de solicitudes similar.

En este contexto, el mundo del seguro está llamado a jugar un papel protagonista. El momento de los seguros ha llegado, y nadie quiere llegar tarde al reparto del botín.

*Irene Fernández de Buján y José María Olivares, asociada principal y socio de finReg

CNMV Digitalización Sistema financiero
El redactor recomienda