Capitulación incondicional de Grecia ante la Troika
  1. Mercados
  2. Valor Añadido
S. McCoy

Valor Añadido

Por

Capitulación incondicional de Grecia ante la Troika

A falta de ver cómo se implementan los detalles, el acuerdo firmado este viernes entre el Eurogrupo y Grecia supone la rendición cuasi incondicional de este país, se mire por donde se mire

placeholder Foto: El ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varufakis. (Reuters)
El ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varufakis. (Reuters)

A falta de ver cómo se implementan los detalles, el acuerdo firmado este viernesentre el Eurogrupo yGreciasupone larendición cuasi incondicionalde este país, se mire por donde se mire. A ver cómo se lo venden ahora a sus votantes.

Así lo pruebantres extractosdel documento original, quepueden consultar aquí.

Grecia debe presentar el lunes un plan dereformas, complementario que no sustitutivo del anterior (ay ese revelador "based on the current arragement"), que deberá ser aprobado por la Troika. Si las 'instituciones' que la integran no lo consideran suficiente, no aflojarán la mosca. Hay, por tanto, condicionalidad. Gran 'logro' ese de poder elegir tu propia austeridad.

placeholder

No sólo eso, da la impresión de que tendrán que renunciar sí o sí a sus planes de readmisión de los funcionarios despedidos, una de las promesas estrella de la campaña de Tsipras. No en vano su gobierno se compromete,de manera 'amplia y profunda', a "mejorar la eficiencia delsector público". Vaya, vaya... Veleidades las justas.Algunos griegos, los readmisibles en la función pública, van a dormir peor hoy. ¿Para esto os he votado?

placeholder

Y para que no quedendudas, ante alegatos parlamentarios recientes del nuevo gobierno heleno, imposición de una declaración indirecta de sumisión: el ejecutivo griego se ve obligado arenunciar a cambios unilateralesque afecten a la estabilidad financiera, los objetivos fiscales y el proceso de recuperación económica tal como han sido..."establecidos por la troika". Discrecionalidad, por tanto, ninguna.Adiós al programa de incremento de gasto en 20.000 millones por más que consiga, única concesión, algo de margen en el objetivo de superávit primario en función de cómo vaya la macro. Pedazo de 'conquista'.

placeholder

Insistimos, sin más detalles que llevarnos a la boca puede parecerun juicio precipitado. Pero suena a capitulación forzada. Poco ha durado la convicción de "no ceder ante laslíneas rojas" que se habían fijado al llegar al poder. Al final, renuncia sin apenas contrapartidassujeta, además, a unapropuesta adecuada delos griegos el lunes sobre los parámetros antes citados. Tragarse el sapo, se llama eso. Por cierto, estepaso previo esvital;sin él no hay fases adicionales que valgan. Habrá que ver cómo se retratan dentro de 48 horasVarufakiset altridespués detantobla bla bla.

Aún así, de aprobarse lo que traigan bajo el brazo,apenas se habrán ganado cuatro meses, tiempo en el que se habría de firmar un nuevo acuerdo. Incluso este plazo, en lugar de los seis que reclamaban los interlocutores helenos, no está exento deun elevado grado de maldad implícita. Ode prevención del Eurogrupo, según se mire. Entre julio y agosto el Tesoro local tiene que devolver 6.700 millones de euros al Banco Central Europeo. Cualquier negociación con esa espada de Damocles sobre una de las partes allana sustancialmente el camino a la otra.

Este plazo, en lugar de los seis que reclamaban los helenos, no está exento de un elevado grado de maldad implícita. O de prevención del Eurogrupo

Estamos ante un parche, sin duda alguna. Válido para salvar la primera bola de partido pero para poco más.

De hecho, si se supera el obstáculo inicial, hasta el siguientedatelinede junio las declaraciones cruzadas, el análisis de los flujos de fondos, el papel del BCE y todos los demás elementos que han caracterizado el día a día de la Eurozona en las últimas semanas seguirán en primera línea de la actualidad, tanto más en la medida en que se aproximela fecha límite.

No se extrañen que, llegado el momento,se vuelva a lacasilla de salida.Una vez que el flamante ministro de finanzas y el resto del gabineteSyrizavuelvan a casa y sufrán la reprensión dequienes depositaron en ellos toda esperanza, puede que decidan volver a tirar por la calle deenmedio. La condición mesiánica es lo que tiene. Que o te animan o te laminan. No les arriendo la ganancia.Si se confirmara ese pronóstico, posible y hasta probable,vuelta a empezar.

Procrastinación, el mal endémico de una Europa que no cree en sí misma.

Así, crear un proyecto creíble es imposible.

Seguiremos informando.

Noticias de Europa Troika Rescate de Grecia Syriza Sector público