Es noticia
Confesiones de un desesperado (y casi arruinado) banquero ‘andorrano’
  1. Mercados
  2. Valor Añadido
S. McCoy

Valor Añadido

Por

Confesiones de un desesperado (y casi arruinado) banquero ‘andorrano’

Son las reflexiones de alguien tocado, pero no hundido; con la experiencia suficiente como para levantar los interrogantes precisos sobre la extraña intervención y liquidación de Banco Madrid

Foto: Un hombre protesta ante la sede del Banco de Madrid. (EFE)
Un hombre protesta ante la sede del Banco de Madrid. (EFE)

Tras varios cambios de última hora, la cita se concreta en la sede de El Confidencial.

Mi interlocutor llega a la hora exacta. Le conozco desde hace años y ha recabado mi auxilio para contar lo que, en su opinión, "los demás callan, ellos sabrán por qué". Contar lo que los demás callan, uno de los claims históricos de nuestro medio.

Empezamos bien.

Rechaza un café y, de inmediato, recurre a unos apuntes que trae bajo el brazo para no dejarse nada en el tintero. Ya no habrá quien le pare. Arranca su discurso, moderado en la forma, terrible en el fondo. Lo acompaña de un permanente e inconsciente balanceo de sus pies, única señal manifiesta de su nerviosismo.

Me van a permitir que trate de transcribir de la manera más fidedigna posible sus palabras.

Son las reflexiones de alguien tocado, pero no hundido; con la experiencia suficiente como para hacer las preguntas certeras y levantar los interrogantes precisos sobre la extraña y absurda intervención, suspensión de pagos y liquidación de Banco Madrid, su medio indirecto de vida hasta hace poco más de un mes. Un procesopleno de sospechas en cuanto a las intenciones y colmado de errores de bulto en las actuaciones, como se pondrá en evidencia si realmente Andorra logra salvar la parte sana deBPA adjudicándosela a un tercero,posibilidad que lleva desde hace semanas encima de la mesa del Principado.

Les dejo con sus 'confesiones'.

McCoy, esto ha sido un atropello de dimensiones bíblicas cuya causa no alcanzo a comprender y que va a tener importantes consecuencias jurídicas. Va a haber demandas a porrillo, ya verás. El tema coleará largo tiempo y quedará probado que lo que se ha hecho no sólo era innecesario, sino arbitrario e injusto. Eso sí, para entonces el daño estará ya hecho.

Dice de Guindos que, al no ser una firma ‘grande’, se decidió no activar los resortes públicos para estabilizar la firma y proceder a su restructuración

Empecemos por la intervención.

Mira el balance de Banco Madrid a 30 de septiembre (me lo da en mano). No es precisamente el de una entidad en quiebra, ¿verdad? Verás como, con el paso del tiempo, todo el mundo termina recuperando su dinero, más allá de los 100.000 euros garantizadosa cadadepositante. Y, ¿sabes por qué? Porque con los activos se cubrecon creces elpasivo, incluso después de hacer frente a todos los gastos asociados a una desaparición. Banco de España lo sabe, el FROB lo sabe… desde el minuto uno.

Siendo así, ¿a qué viene esa alarma, esa intención de provocar el pánico? Huele fatal...

Recuerda ahora la excusa para la intervención: unasalida masiva de fondos que ponía en riesgo la operativa bancaria diaria. Vuelve al balance: la compañía tenía recursos, como su cartera de deuda pública, para hacer frente a cualquier punta de reclamaciones de su patrimonio por parte de los clientes. Pero es que, por si fuera poco, buena parte de las peticiones eran reembolsos o ventas de títulos o participaciones en las que el efectivo obtenido por su venta cubría el pago. Bastaba con esperar a la liquidación de las mismas, pero se decide que no.

¿Por qué?

Sigo.

Dice Luis de Guindos que, al no ser una firma ‘grande’, se decidió no activar los resortes públicos para estabilizar la firma y proceder a su restructuración y venta a un interesado, bien de la totalidad, bien de áreas concretas de negocio. Qué cosas. O sea, que ahora hay que operar solo con los grandes para minimizar el riesgo, ¿no? Vaya. Pero es que, además, esa afirmación ha sido recientementementira. ¿Por qué se salvóa cajas de ahorro menores con un tamaño de balance similar? Porque dentro hay políticos que en los últimos años se lo han ido llevando a manos llenas con la complicidad necesaria de los partidos. Interesa más tapar las propias vergüenzas que proteger el interés común.

No han encontrado nada. Ni lo van a encontrar. Lo más que ha aparecido hasta ahora es un crédito con un peso marginal en el total de la cartera a un ruso

Pero es que hay un problema adicional.

A día de hoy, no han encontrado nada. Ni lo van a encontrar. Lo más que ha aparecido hasta ahora es un crédito con un peso marginal en el total de la cartera a un ruso sospechoso. Vaya hombre. Menudo escándalo.Se terminará confirmando que no había caso y… ¿entonces? Porque esto afecta a mucha, mucha gente y, desde luego, no se ha tratado de minimizar los daños, sino más bien todo lo contrario. Se ha perjudicado a muchas, demasiadas personas.

Por ejemplo,a los trabajadores. Ya tiene delito que a día de hoy no haya habido ningún tipo de explicación colectiva sobre lo que está pasando. Pero lo que alcanza límites insospechados de incompetencia es la prohibición a los banqueros de hablar con sus clientes, hasta el punto de ordenarse la desconexión de las centralitas. Pero… ¿nos hemos vuelto locos? En la banca privada, modelo seguido por Banco Madrid, los clientes siguen a los gestores y no al revés.¿Quése pretendía con esto, terminar de romper el frágil hilo de confianza que aún pudiera quedar?, ¿encontrar justificaciones para lo injustificable por la vía de un hecho tan aberrante como ese?Bastante tenemos con lo que tenemos sin culpa alguna para que aún nos lo pongan más difícil.

Por ejemplo, a los agentes financieros, un perfil mayoritario en el esquema de crecimiento de Banco Madrid. La mayoría de ellos tienen unos costes de estructura recurrentes que se vensoportados porlos ingresos que reciben de la entidad que les sirve de paraguas, un dinero que estase queda ahora y y se niega a abonar a sus colaboradores. En casos como el mío, con todo midinero personal y de mis empresas en el banco, sin posibilidad de moverlo, la situación es de ruina total. Estoy arañando de donde puedo para pagar nóminas, oficina y similares, pero si la situación se prolonga no seré capaz a no ser que acuda a laayuda de terceros o de otras instituciones financieras.

Por ejemplo, a los ahorradores. ¿Sabes lo que es no poder disponer de tu dinero? No se hacefrente desde el banco ni a las domiciliaciones. Así ha ocurrido, que aunos les han cortado ya el teléfono, a otros el gas. Se salvan los que tenían su patrimonio diversificado en varias entidades, pero losque no… Es de país tercermundista, de verdad. Algunos de mis clientes han perdido oportunidades o han tenido que renunciar a compromisos adquiridos precisamente por no poder disponer de su liquidez. Andorra al menos fijó un límite de disposición de 2.500 euros semanales para poder hacer frente a los gastos. Aquí ni eso. No se mueve un euro. Es un disparate absoluto. Por si fuera poco, ya han anticipado que, en la situación actual, verán si pueden suministrar información fiscal a personas físicas o jurídicas. ¡Pero...esto qué es!

Por ejemplo, a los inversores que se han encontrado con que los intereses y principal de títulos que van venciendono se les asignan individualmente sino que se quedan en una bolsa común –cuenta de orden–a la espera de acontecimientos por si hay que tirar de ellos. ¿Cómo que en una bolsa común? ¡Tienen dueño con cara y ojos! No solo eso, ni los fondos ni las sicavs están siendo objeto de gestión al estar intervenida también la gestora. De este modo, el riesgo es total, al alza o a la baja. Aunque de manera formal se ha afirmado que se permite el traspaso de valores, están denegando todos.No hay manera de hacer nada y eso incrementa de manera sustancial el nerviosismo de unos justos que están pagando por pecadores que se probarán inexistentes.¿Quién los resarcirá entonces?

Por cierto, que en el caso de las Instituciones de Inversión Colectiva se está dando una situación surrealista. Todo el mundo sabe que son un patrimonio separado del balance del gestor o del depositario de las mismas. Pues bien, se ha abierto ahora un debate alucinante sobre si la liquidez de las mismas –que responde a un coeficiente obligatorio–puede ser incorporada al activo del banco para hacer frente a los pagos. ¿Cómo? Se quiere aprobar además, en el caso de las sicavs, su traspaso obligatorio y conjunto a otra firma, pero como no hay datos porque no se suministran, no hay auditoría, no puede haber Junta y sin ella es imposible que se produzca. Eso sí, el destino lo eligen los administradores –Renta4–y no el dueño del vehículo. De locos. Y, mientras, Inverco mirando hacia otro lado...

McCoy, insisto, es de aurora boreal, un sinsentido que no tiene pies ni cabeza y que no sé a qué responde pero, desde luego, a nada de lo que se ha dicho oficialmente. El problema real es que la situación de impasse se puede prolongar meses y, mientras, con la excusa de "proteger a los clientes", se está haciendo un daño tremendo a ahorradores, inversores, profesionales y, en definitiva, al propio sistema financiero. Porque, no te quepa la menor duda, la verdad terminará aflorando, poniendo en tela de juicio la credibilidad de reguladores y supervisores. Y cuando esto ocurra, que ocurrirá, unos cuantos estaremos esperando. Si es que sobrevivimos para entonces.”

Sistema financiero Banca privada Andorra