La vacuna abre un horizonte de esperanza en los mercados

La noticia de la semana ha sido el anuncio de Pfizer. La realidad de una cura testada y con posibilidad de distribuirse a principios del 2021 genera un cambio de expectativas

Foto: Una persona es vacunada. (Reuters)
Una persona es vacunada. (Reuters)
Adelantado en

No hay duda, la gran noticia de la semana ha sido el anuncio de Pfizer. La realidad de una vacuna testada y con posibilidad de empezar a distribuirse a principios del 2021 genera un importante cambio de expectativas. Hoy hay que hablar de estimaciones. Hay que recordar cómo condicionan la evolución del mercado, pero, sobre todo, hoy deberíamos hablar de estabilización y de esperanza.

Estabilización porque el horizonte temporal queda mucho más definido. Esperanza por la increíble velocidad a la que la industria farmacéutica ha desarrollado esta vacuna junto a las que, seguramente, serán anunciadas en el corto plazo. No solo es Pfizer, hay más vacunas en fase de prueba y hay significativos avances en medicamentos (Eli Lilly), que ayudarán al tratamiento y, por lo tanto, al control de la pandemia. La presión ha sido un importante acelerador, mostrando de nuevo la capacidad de reacción existente. Recordemos cómo en marzo o abril se hablaba, sin ninguna convicción, de períodos no inferiores al año para conseguir una vacuna. Claramente se están batiendo expectativas.

Todo tardará, seguro que tenemos curvas, pero es un punto de inflexión hacia la estabilización y, como tal, tiene valor. Respecto a las estimaciones, estas mejoran al tener un horizonte temporal mucho más definido. Es lógico pensar en una importante mejora a partir del segundo trimestre tan solo pensando en la necesidad de menores medidas restrictivas.

También mejoran las expectativas para la viabilidad de las empresas medianas y pequeñas. Hasta ahora el objetivo era la supervivencia, pero la posibilidad de hacer un cálculo relativamente adecuado de duración era exageradamente compleja. En estos momentos se abre claramente la opción de optimizar la financiación de las compañías, incluyendo los "puentes" aportados por las administraciones. Posiblemente estemos en el momento de apoyar procesos de reestructuración, es el momento adecuado de facilitar las salidas, las compraventas de activos y definir una política clara de hacia dónde y a través de qué vehículos se distribuyen las ayudas. Es una fase clave para el futuro económico y se debe actuar con un objetivo de puente, pero también con un objetivo claro de inversión productiva.

Respecto al mercado, el anuncio de Pfizer conlleva dos movimientos que explican las subidas. Por un lado, la lógica mejora de expectativas y, por lo tanto, de valoraciones. Por otro, el cierre de cortos en las compañías tradicionales que estaban especialmente afectadas por la variable tiempo. La recuperación de las compañías más cíclicas, junto a aquellas afectadas directamente por el confinamiento (turismo, aerolíneas, etc.), ha sido espectacular; pero no olvidemos que una parte importante de lo visto esta semana está muy ligado a un cierre de posiciones cortas que han retroalimentado los ascensos, es normal esperar que se tenga que digerir.

También resulta muy significativo cómo, si miramos la evolución por factores, la recuperación ha estado ligada al 'value' cerrando el diferencial con 'growth', pero sobre todo con el denominado 'momentum'. Este último ha estado compuesto por empresas muy ligadas a dividendo o compañías con baja correlación al ciclo. Habían actuado como sectores refugio, favorecidos también por la baja rentabilidad de los bonos, alcanzando, en muchos casos, múltiplos por encima de su media histórica. Frente al denominado 'growth', el cierre del diferencial ha sido muy inferior, lo que demuestra cómo la nueva economía sigue siendo un conductor fundamental del mercado.

Fuera de renta variable, la evolución tanto de deuda pública como de crédito corporativo es positiva. En crédito también puede deberse a posicionamiento en algunos nombres concretos utilizados como coberturas, pero parece una recuperación más estable.

En las próximas semanas, según tengamos noticias sobre la vacuna, veremos si el mercado está dispuesto a realmente descontar un entorno de estabilización o, si por el contrario, la no contención de la pandemia a muy corto sigue generando volatilidad. Una vez resuelta la duda, deberemos fijarnos en la rapidez y forma en la que se implementen las políticas fiscales.

Visión Alternativa
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios