Es noticia
Y la inflación transitoria se convierte en estructural
  1. Mercados
  2. Visión Alternativa
Ángel Blanco

Visión Alternativa

Por

Y la inflación transitoria se convierte en estructural

Una de las bases en la que se ha fundamentado el mercado durante este tiempo se cambia sin explicarse en detalle las razones, pero aprovechando para justificar la necesidad de mantener las medidas y limitar consecuencias

Foto: El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. (REUTERS Kevin Lamarque)
El presidente de Estados Unidos, Joe Biden. (REUTERS Kevin Lamarque)

El Presidente de la FED, Jerome Powell, ha cambiado finalmente el paso del discurso global y oficial sobre inflación transitoria que tanto se ha utilizado, y en algunos casos se sigue usando, a lo largo de este año 2021, en el que la inflación ha vuelto a aparecer como conductor clave de la evolución económica. Powell dijo, de forma directa, que deberíamos variar la mentalidad sobre la transitoriedad de la inflación.

Una de las bases en la que se ha fundamentado el mercado durante este tiempo cambia sin explicarse en detalle las razones, pero aprovechando para justificar la necesidad de mantener las medidas y limitar consecuencias. Entre ellas, se disipan las dudas y se obliga al mercado a digerir con rapidez que, por muchas ganas que haya de que los procesos de retiradas de estímulos se puedan suavizar ante los posibles efectos de la variante ómicron, esto no va a pasar. La línea dura que ya mantuvo al explicar que consideraba necesario concluir con las compras netas, vuelve a aparecer y, por lo tanto, a ratificarse. A Powell le preocupa la inflación, sabe que no es transitoria, entiende que los excesos de deuda conllevan devaluaciones de divisas y también que hay otros modelos de pago y activos donde el dinero se puede "refugiar".

Foto: Foto de archivo: Reuters

Hasta que estos activos no empiecen a descontar niveles puramente especulativos, será difícil ver una contención de los precios y seguiremos teniendo un evidente riesgo de desaceleración. La duda es si ligeras subidas de tipos facilitarían una menor entrada en los denominados "hard assets", o si el efecto no va a ser significativo, ya que las subidas no pueden ser elevadas ante el riesgo que pueden suponer para los mercados tanto de renta fija como de variable y, consecuentemente, en los parámetros de acceso a liquidez y financiación a escala global. Sinceramente, no es posible saber que ocurrirá, lo que sí está claro es que el objetivo es, y debe ser, equilibrar y, si bien es lógico el proceso de retiradas, también lo son las medidas de crecimiento y fomento a través de políticas fiscales y la negociación política para limitar que determinados precios lleguen a los niveles especulativos alcanzados en otras épocas (recordemos el petróleo por encima de 150 dólares).

Sus efectos son negativos, al influir directamente en un proceso de desaceleración y también al suponer una menor renta per cápita

Los datos de inflación en EEUU, incluso aceptando que una parte sí puede ser transitoria, asustan. La tasa interanual alcanzó niveles del 6,8%, seis décimas por encima de la de octubre, situándose como el mayor ritmo de crecimiento desde 1982. El desglose es muy interesante, ya que, la mayor parte viene ligada al consumo: 8 décimas. La subyacente (sin alimentos y combustible), se quedó en un 0,5%, con una tasa anual del 4,9%. Mirando los datos vemos cómo las materias primas y los graves problemas de suministro explican una parte importante, pero vemos que la inflación se aprecia en todos los campos de actividad.

Sus efectos son negativos, al influir directamente en un proceso de desaceleración y también al suponer una menor renta per cápita a efecto reales. La duda es si el mercado está descontando estas menores estimaciones o no. Personalmente, a mí no me lo parece, creo que el mercado sigue muy basado en la liquidez existente y no está cotizando, pese a conocer el riesgo, una reducción de la misma. Dicho de otra forma, la obligación de estar determina que el riesgo no sea descontado.

Finalmente, quería hablar hoy de las positivas noticias respecto a que una tercera dosis de Pfizer neutraliza la variante Ómicron

También es cierto que la renta variable debería ser una buena cobertura contra la inflación, pero no olvidemos que esa cobertura solo se produce si el aumento de los precios se transmite al cliente desde el primer momento, no hay desaceleración económica y el precio de entrada no incluye parte de esa subida de precios. Si alguna de esas variables falla, seguirá siendo una cobertura, pero el tiempo necesario para que actúe como tal será mucho mayor.

Finalmente, quería hablar hoy de las positivas noticias respecto a que una tercera dosis de Pfizer neutraliza la variante ómicron. Los detalles muestran que la tercera dosis aumenta los anticuerpos 25 veces en comparación con dos dosis contra la variante ómicron. Pese a que nuevas restricciones, como ya está ocurriendo en países de nuestro entorno, puedan afectar a la recuperación, parece que esta sí es una variable de corto plazo. Si el mercado lo entiende como tal, puede apoyar una cierta recuperación mientras que las estimaciones económicas no se reduzcan pese a que lo lógico es pensar que, más tarde o más temprano, va a ser así.

Renta variable Renta per cápita Recesión Inversiones
El redactor recomienda