Los ciudadanos quieren poder optar a vehículos de energías alternativas

Faltan infraestructuras, ayudas y también falta interés de los ciudadanos por entrar de lleno en este nuevo tipo de vehículo, cuya evolución "aún se encuentra en fase inicial"

Foto: Mini lanzará en 2019 un coche 100% eléctrico y en Fráncfort muestra este prototipo.
Mini lanzará en 2019 un coche 100% eléctrico y en Fráncfort muestra este prototipo.

La próxima semana abre sus puertas al público el Salón de Fráncfort, una muestra importante del sector del automóvil que se celebra cada dos años en la ciudad alemana, en alternancia con el Salón de París. Por lo que las marcas han ido avanzado hasta ahora, va a ser la exposición del coche eléctrico. Así, todos los focos estarán puestos en las nuevas tecnologías cero emisiones, que es lo que la sociedad pide.

Los fabricantes de automóviles apuestan muy fuerte por estas nuevas tecnologías, por invertir grandes cantidades de dinero en el desarrollo de estas nuevas tendencias que antes o después tienen que llegar al automóvil. El uso de vehículos cero emisiones está en los proyectos de todas las marcas. Algunas de ellas, como Volvo o Jaguar, ya han anunciado que respectivamente en 2019 o 2020 van a dejar de hacer coches solo de gasolina o gasóleo. Los demás también siguen ese mismo camino.

El problema que se plantea es si realmente la sociedad, las administraciones o los ciudadanos estamos dispuestos a seguir este ritmo de introducción del coche eléctrico y si las infraestructuras están preparadas para ello. En agosto se han vendido en España 401 vehículos eléctricos, frente a 72.000 de gasolina o diésel, pese a que la oferta empieza a ser ya muy interesante.

En agosto se han vendido 401 vehículos eléctricos.
En agosto se han vendido 401 vehículos eléctricos.

Faltan infraestructuras, faltan ayudas y también falta interés de los ciudadanos por entrar de lleno en este nuevo tipo de vehículo, que ya se puede abordar al menos en parte con modelos como los híbridos enchufables que permiten hacer unos 50 kilómetros en modo solo eléctrico y reducir la contaminación.

El pasado jueves, el secretario de Estado de Energía, Daniel Navia, aseguró que la intención del Gobierno es potenciar la infraestructura de recarga de vehículos alternativos, así como la investigación y la creación de startups españolas en este área, por encima del vehículo en sí, al ser "el uso más eficiente que podemos hacer ahora".

Soluciones contra la contaminación

En este sentido, Navia ha señalado que el vehículo eléctrico "aún se encuentra en fase inicial" y que existe un diferencial de costes sustancial en cuanto a la tecnología. "Se puede comprar la tele de plasma de último modelo o esperar dos años para comprarla más barata y con la misma calidad; hay que esperar al momento óptimo", ha ejemplificado en unas declaraciones a Europa Press.

Estoy totalmente de acuerdo en cuanto al fondo de la cuestión puesto que lo más importante no es tanto ayudar a comprar un coche eléctrico, algo que no sirve de nada si no se prepara al mismo tiempo una infraestructura de recarga, sino preparar el futuro. Una pregunta, ¿serviría de algo aplicar un descuento del 50% a los coches de hidrógeno cero emisiones que se venden en otros países cuando no hay ni un solo punto de recarga operativo de este combustible en España?

Pero el ejemplo de la televisión de plasma no creo que sea el más adecuado. En este caso se trata de que una persona pueda ver mejor o peor una película en su casa y eso solo le importa a la persona en cuestión. Y si quiere verla mejor siempre puede ir al cine, por ejemplo. De lo que hablamos con el coche eléctrico, o de gas natural, o de gas licuado de petróleo, es de reducir la contaminación de nuestras ciudades. No se puede hablar en ningún caso de esperar dos años a que bajen los precios, porque antes de ese plazo algunas ciudades van a prohibir circular a los coches de gasóleo.

Entonces qué hacemos ahora si tenemos que cambiar de coche: ¿comprar un eléctrico muy caro, sin ayudas y sin infraestructura de recarga o mejor esperamos dos años contaminando un poco más las ciudades? ¿O compramos uno de gas natural y lo usamos como si solo fuera de gasolina por la falta de estaciones de repostaje hasta que pongan surtidores de GNC? ¿O nos decantamos por uno de GLP que tiene algo más de estaciones de recarga, pero aún así pocas?

Navia ha recordado que el presupuesto que tiene el Gobierno es de 50 millones para la movilidad alternativa, el fomento de la demanda, la infraestructura de recarga, el apoyo industrial y la investigación. Ya sea en forma de ayudas a la compra de un coche ecológico, o para instalar infraestructuras de recarga, o en nuevas tecnologías, en lo que sea… pero que se use rápido y bien. El Plan Movea debía ponerse en marcha en octubre de 2016 y se puso en marcha un día del mes de agosto de 2017. Al día siguiente estaba agotado.

Automaníacos

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios