Es noticia
Menú
España no progresa adecuadamente en el coche eléctrico
  1. Motor
  2. Automaníacos
Carlos Cancela

Automaníacos

Por
Carlos Cancela

España no progresa adecuadamente en el coche eléctrico

En la actualidad, el parque automovilístico español cuenta con 12.883 vehículos de este tipo, y este año se cerrará con menos de 8.000 unidades matriculadas

Foto: Volvo S90 T8, un híbrido enchufable con 50 km de autonomía.
Volvo S90 T8, un híbrido enchufable con 50 km de autonomía.

El coche eléctrico no despega en España, como lo demuestran las cifras de vehículos eléctricos matriculados. En el mes de noviembre las ventas de este tipo de coches, que incluyen los híbridos enchufables con más de 30 km de autonomía en modo eléctrico y los puramente eléctricos, solo sumaron 756 unidades. Y eso pese a que el crecimiento fue del 30% respecto a noviembre de 2016.

La Comisión Europea (CE) ha avisado de que los planes de incentivo a la compra de vehículos impulsados por energías alternativas que ofrece España son a menudo muy limitados en el tiempo y en el presupuesto. Y el mejor ejemplo es el nuevo Plan Movalt. En un informe, la CE destaca que una mayor duración de dichos planes de incentivo podría ofrecer certeza a los operadores, al tiempo que incrementaría la probabilidad de que se cumplan los objetivos previstos en Europa.

Foto: El nuevo Renault Zoe ofrece hasta 400 km de autonomía homologada, 300 km en uso real. Opinión

España quiere tener circulando entre 38.000 y 150.000 vehículos de propulsión alternativa para 2020 y alcanzar 2,6 millones de unidades en 2030. En la actualidad, el parque automovilístico español cuenta con 12.883 vehículos de este tipo, y este año se cerrará con menos de 8.000 unidades matriculadas.

La CE recuerda que Bruselas ha amonestado a España por no haber incluido en su estrategia el número de puntos de recarga para 2020. Además considera la opción de iniciar un proceso de infracción por no cumplir un requerimiento básico de una directiva. Se trata de la normativa 2014/94 en la que se solicita a los Estados miembro que expliquen sus planes en materia de energías alternativas.

No obstante, según fuentes del Ministerio de Economía consultadas por 'La Tribuna de Automoción', el Gobierno no cree que la CE vaya a abrir un proceso de infracción por este tema contra España. Además, explican que no han fijado un objetivo cuantitativo porque prefieren centrarse en garantizar la circulación de vehículos eléctricos en aglomeraciones urbanas y en determinadas redes.

placeholder Noruega es el país europeo más avanzado en el coche eléctrico. (Reuters)
Noruega es el país europeo más avanzado en el coche eléctrico. (Reuters)

La CE prevé que para el año 2020 haya operativos en la Unión Europa más de 440.000 puntos de recarga públicos para coches eléctricos, pero de momento solo hay 118.000. Sin embargo, analizando las previsiones individuales realizadas por cada país no se llegaría a alcanzar la cifra de 200.000 puntos en el año 2020, menos de la mitad del objetivo.

El coche eléctrico es la solución para reducir la contaminación en las ciudades, sin duda. Pero su despliegue tiene varios problemas por delante: el alto precio de adquisición, la escasa autonomía de las baterías y sobre todo la infraestructura de recarga. Y cada agente implicado debe hacer su parte si de verdad se quiere conseguir que se generalice su uso y que no haya que esperar hasta el 2030.

El tema de la autonomía mejora a diario por las fuertes inversiones que los fabricantes de automóviles y los suministradores de componentes están realizando para el desarrollo de nuevas tecnologías de almacenamiento y de eficiencia. Hoy en día ya se ofrecen en el mercado vehículos capaces de recorrer hasta 300 kilómetros en modo cero emisiones en su utilización. Vehículos como el Renault Zoe, el nuevo Nissan Leaf o el Volkswagen e-Golf, dejando aparte los costosos Tesla, permiten una utilización en condiciones reales. Y también el smart e-drive, que es el coche ideal para las ciudades del futuro.

España quiere tener entre 38.000 y 150.000 vehículos de propulsión alternativa para 2020. En la actualidad cuenta con 12.883

Apuesta decidida de las autoridades

Pero muchos ciudadanos lo que necesitan es ver una apuesta decidida por parte de las autoridades para saber que de verdad merece la pena, al cambiar de coche, plantearse adquirir uno eléctrico. El apoyo puede ser una ayuda económica o el incentivo de su uso con descuentos en los parking o utilización de carril bus-VAO, como se hace ahora, pero eso solo son parches que además duran poco tiempo y son muy limitados geográficamente.

El país en el que mejor funciona el coche eléctrico es Noruega. No hay ningún misterio para este éxito que lleva a que cada año más del 30% de los coches allí vendidos sean eléctricos. Solo una exención total del IVA en su adquisición y una infraestructura que permite recargar las baterías hasta en los descampados donde normalmente aparcan coches. Allí, en mitad de un campo, se ven una especie de barandillas con los enchufes instalados.

En España, el número de puntos de recarga es realmente mínimo, muchas veces ni siquiera están en funcionamiento y cuando realmente funcionan, cada uno requiere una tarjeta distinta para poder recargar. Con este panorama, todo el que quiere pensar en comprarse un coche eléctrico lo deja para más adelante y seguimos vendiendo los diésel y gasolina.

Porque ni siquiera se apoya con decisión al coche de gas natural o al de GLP, bastante menos contaminantes que los convencionales. Parece que el único objetivo de nuestros políticos es que todos los clientes compren coches de gasolina (los más caros de utilizar, por cierto), los que emiten más CO2 y los que más impuestos pagan.

El coche eléctrico no despega en España, como lo demuestran las cifras de vehículos eléctricos matriculados. En el mes de noviembre las ventas de este tipo de coches, que incluyen los híbridos enchufables con más de 30 km de autonomía en modo eléctrico y los puramente eléctricos, solo sumaron 756 unidades. Y eso pese a que el crecimiento fue del 30% respecto a noviembre de 2016.

Comisión Europea Ministerio de Economía