Apoyar un sector que mueve el 10% del PIB Automaníacos

Apoyar un sector que mueve el 10% del PIB

Hay que tomar decisiones de manera urgente, porque de lo contrario cada día que el Gobierno de España no toma de una decisión la toma uno de algún otro país

Foto: Planta de Volswagen en Navarra donde se fabrica el Polo.
Planta de Volswagen en Navarra donde se fabrica el Polo.

El sector del automóvil se enfrenta a los mayores cambios en toda su historia, que ya es centenaria. Y los cambios llegan por cuatro temas muy diferentes entre sí, pero todo ellos relacionados entre sí. El coche eléctrico, los desplazamientos sin conductor o el coche conectado con su entorno son las tres principales transformaciones a las que se enfrenta el sector. Y a todas ellas se suma la que quizá es la más importante: compartir coche ('carsharing'), otra forma de entender la movilidad que va a suponer un cambio radical en la manera de usar el automóvil. Hace 20 o 30 años, los jóvenes soñaban con comprarse un coche, pero ahora esto ya no es así, ya piensan más en su móvil o en sus viajes en tren o en avión. Y si tienen que pensar en un automóvil lo hacen solo para compartirlo.

Pero todas y cada una de estas importantes novedades en la automoción suponen dejar en el aire el futuro de la segunda industria más importante que tenemos en España, la producción de automóviles y todo lo que esto conlleva en puestos de trabajo y en riqueza para el país. Este sector supuso el 22% de las exportaciones españolas, con más de 2,4 millones de vehículos 'made in Spain' vendidos en todo el mundo en 2016.

La pasada semana, en el Congreso Faconauto, el presidente de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de la Automoción, Gerardo Pérez, pidió poner en marcha un plan global para el automóvil que permita que España pueda estar en condiciones de aprovechar las oportunidades que van a traer los cambios que está experimentando el sector.

La automoción se encuentra en un punto de inflexión que obliga al Gobierno, al resto de administraciones públicas, a las marcas, a las redes de distribución y a los fabricantes de equipos y componentes a aclarar cuál será el papel de cada uno en estos momentos de cambio. Y para ello hay que aclarar la estrategia del país en torno a ese profundo cambio.

En 2016 se vendieron en todo el mundo 2,4 coches fabricados en España.
En 2016 se vendieron en todo el mundo 2,4 coches fabricados en España.

Durante la crisis, el sector de automoción ha perdido mucho, pero desde que Mariano Rajoy llegó al Gobierno ha habido una relación muy estrecha entre la administración y el sector de automoción, lo que ha permitido salir de la crisis bastante bien y hacer que este sector industrial haya sido el principal estandarte de la recuperación española. Un forma de abordar los problemas que ha sido muy bien valorada en Europa.

Pero de la misma forma que el Gobierno ha funcionado a la perfección para apoyar un sector clave para salir de la crisis, en estos últimos años no están teniendo la misma sintonía. Cada día esta industria está más abandonada por el Ejecutivo y eso ocurre en un momento vital para el futuro del sector del automóvil en España. Ahora es cuando hace falta más apoyo, pero no solo económico, sino legislativo o de planificación. Hay que tomar decisiones de manera urgente, porque de lo contrario cada día que el Gobierno de España no toma de una decisión la toma uno de algún otro país y con ello se van nuevas opciones para esta industria.

El caso del coche eléctrico es un ejemplo muy claro. Nueve meses costó tomar la decisión de poner en marcha el Plan Movea, que duró 24 horas, y otros seis meses fue el periodo de gestación del Movalt, que también estuvo operativo un día. Europa impone unos planes de infraestructuras para el vehículo eléctrico que España no cumple. Y ojo, que según las palabras de Francisco Javier García Sanz, vicepresidente mundial el grupo Volkswagen, Europa ya ha perdido el tren del coche eléctrico.

China está solucionando sus gravísimos problemas de contaminación, está cerrando miles de empresas muy contaminantes e incentiva las ventas de coches eléctricos. En España la contaminación crece, la Unión Europea ya nos ha dado un ultimátum, pero en 2017 ha aumentado el porcentaje de electricidad producida por la quema de carbón, la forma más contaminante de producir electricidad. Y seguimos sin un plan concreto para reducir la contaminación. Cada uno hace, cada día lo que se le ocurre. Es como jugar al fútbol en el patio del colegio, donde todos van detrás de la pelota, sin saber ni cómo ni por qué se hacen las cosas.

Automaníacos

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios