El eCall obligatorio acelera el coche conectado

Con el eCall llega el gran hermano del automóvil a nivel mundial, y eso no me gusta nada. Aún no está claro cómo se van a gestionar los datos que genere este tecnología

Foto: Muchos coches incorporan ya el eCall desde hace años, pero ahora ya es obligatorio.
Muchos coches incorporan ya el eCall desde hace años, pero ahora ya es obligatorio.

Todos los coches y vehículos comerciales nuevos vendidos en la Unión Europea (UE) desde este 1 de abril deben incorporar el sistema de llamada de emergencia eCall en cumplimiento de una normativa aprobada en el año 2015. Este nuevo sistema va a permitir una importante mejora de la seguridad, pero también va a suponer un gran cambio en el automóvil y la aceleración del coche conectado.

El nuevo sistema supone una importante mejora en cuanto a seguridad. Cuando se produce un accidente grave, el propio sistema hace una llamada de manera automática al 112 y transmite la localización del vehículo a los servicios de emergencia. Además, esta llamada aporta algunos datos como el número de ocupantes en el vehículo y demás. Con ello, los servicios de emergencia pueden gestionar de manera muy rápida el envío de la asistencia más adecuada.

Lo más importante de todo es que gracias al eCall se reduce drásticamente el tiempo de respuesta que transcurre desde que se produce el accidente hasta que los servicios de emergencia tienen la información para poder desplazarse hasta el lugar. Y la clave para la vida de muchos afectados en un accidente es una atención rápida de sus heridas.

El sistema eCall permitirá reducir el tiempo de respuesta hasta un 50% en zonas rurales y un 40% en áreas urbanas

Según algunos estudios elaborados por la Comisión Europea, este sistema eCall, permitirá reducir el tiempo de respuesta un 50% en las zonas rurales y un 40% en áreas urbanas. En este sentido, el Parlamento Europeo prevé que esta nueva tecnología pueda salvar alrededor de 1.500 vidas por año en toda la UE. En 2016, un total de 25.500 personas perdieron la vida en accidentes de tráfico en la UE y 135.000 resultaron gravemente heridas.

Por todo ello, la incorporación obligatoria del sistema eCall debería ser muy beneficioso para la siniestralidad en las carreteras europeas, pero también con el eCall llega una nueva tecnología al automóvil. Desde hace años se habla de los tres pilares de la movilidad del futuro: el coche eléctrico, autónomo y conectado. Y con el eCall se implementa directamente el coche conectado para todos los vehículos nuevos.

eCall Union Europea (Comisión Europea)
eCall Union Europea (Comisión Europea)

Adiós a la privacidad

Está bien que cuando se produce un accidente el coche llame automáticamente al 112 o que cuando el conductor o un usuario que viaja en el coche presiona sobre el botón SOS se realice igualmente la llamada. Pero no debemos olvidar que al mismo tiempo nuestro vehículo nuevo va a ir enviando permanentemente una serie de datos de nuestra posición, nuestra velocidad o el número de personas que viajan dentro del vehículo, entre otras cosas.

He podido hablar con algunos expertos en el tema a lo largo de estos años previos a la llegada del eCall, pero aún no está nada claro quién va a tener esos datos ni cómo se van a gestionar. La realidad es que si se mira el lado bueno, el hecho de que todos los coches estén mandando su información en tiempo real a una gran base de datos es muy bueno.

Por un lado, se pueden mejorar las infraestructuras, al conocer dónde hay más tráfico y dónde menos, las horas a las que se producen los embotellamientos, se pueden ajustar los semáforos o implementar medidas especiales. También se tienen datos exactos de cómo y dónde se producen los accidentes y de sus causas reales de velocidad y demás. Se podrán programar los viajes más rápidos y seguros en base a toda esta información.

Realmente, casi todo es bueno con el eCall, salvo que alguien, no se sabe dónde o en qué ordenador, sabrá todo sobre nuestra vida, a qué velocidad vamos en cada momento, si paramos a ver a un familiar o a un amigo, si paramos a tomar un café o si hemos aparcado en una plaza prohibida. Con el eCall llega el gran hermano del automóvil a nivel mundial, y eso no me gusta nada. A lo mejor todo estos está pensado para que usemos más un transporte público que, al menos por el momento, será un poco más anónimo. Bueno, eso si no ponemos nuestra tarjeta para entrar en el autobús ya que entonces seguiremos estando perfectamente localizados en el autobús. ¡Qué miedo!

Automaníacos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios