Lo que debes saber sobre la tecnología que vendrá instalada en tu próximo coche

El Parlamento Europeo dio el pasado martes la luz verde a la normativa sobre la inclusión de serie en los vehículos nuevos fabricados a partir de

Foto: La frenada de emergencia será obligatoria desde 2022 y salvará muchas vidas en Europa.
La frenada de emergencia será obligatoria desde 2022 y salvará muchas vidas en Europa.

El Parlamento Europeo dio el pasado martes la luz verde a la normativa sobre la inclusión de serie en los vehículos nuevos fabricados a partir de 2022 del denominado asistente inteligente de velocidad (ISA, por sus siglas en inglés). También deberán incluir otros importantes sistemas de seguridad, como la frenada de emergencia en ciudad, advertencia de distracción o de mantenimiento de carril.

Según esta nueva normativa, todos los coches nuevos que se vendan en la Unión Europea (UE) a partir de mayo de 2022 deberán llevar instalado todos estos sistemas. Esta obligación se ampliará en el año 2024 al conjunto del parque móvil de la UE. El objetivo es reducir la siniestralidad vial en un 20% a partir de esa fecha.

Sin duda es una noticia importante, porque todo lo que sea mejorar la seguridad de los vehículos lo es. Pero antes que nada hay que aclarar que hay notables diferencias entre los dos sistemas más importantes que se van a hacer obligatorios en los coches nuevos: el control de velocidad inteligente y la frenada de emergencia. Mientras que el segundo es un sistema que va a funcionar siempre de manera automática en todos los vehículos nuevos, en el caso del control inteligente de velocidad solo irá instalado en el coche. Pero el ISA solo funcionará en el caso de que su conductor decida activarlo tras arrancar el motor.

Y eso es algo muy importante. La seguridad del automóvil depende sobre todo de que la tecnología sea un sistema totalmente automático e independiente del conductor. Por ejemplo, el ESP es un sistema que ha permitido salvar muchas vidas en la carretera. Pero porque al llegar a una curva mojada el coche hace por si solo lo que debe hacer para reducir al máximo los riesgos. Si el conductor tuviera que activar algún botón al llegar a esa curva, no serviría para nada.

La frenada de emergencia va a reducir de manera notable los accidentes en la ciudad, por despistes, por arrancar con el semáforo cuando se pone verde, pero sin ver que el de delante se ha parado inmediatamente, por un peatón que cruza por mitad de la calle por una zona imprevista, al llegar a un paso de cebra con mala visibilidad, etc.

Sin embargo, el control inteligente de velocidad plantea muchas cuestiones que no son tan claras y por ello, y para evitar responsabilidades de la UE o de los diferentes países europeos, este sistema solo se activará cuando el conductor decida, bajo su responsabilidad, activarlo. Es importante disponer de este sistema en nuestro vehículo, porque supone la instalación de cámaras frontales, sensores de radar y otros sistemas para poder controlar mejor la velocidad, pero todavía tiene muchas limitaciones.

Muchos vehículos ya incluyen el sistema ISA.
Muchos vehículos ya incluyen el sistema ISA.

Lo que hay que dejar muy claro a todos los conductores es que pese a que los coches llevan cada día más sistemas de seguridad, estos sistemas están solo para ayudar cuando el conductor comete un pequeño error o un despiste, que todos podemos cometer. Pero creo que es importante dejar muy claro que para conducir hay que seguir poniendo toda la atención al volante, hay que seguir siendo responsable de todo lo que uno hace. La tecnología ayuda, pero no conduce por nosotros.

El ISA, asistente inteligente de velocidad, es un sistema que muchos fabricantes llevan años montando en sus vehículos y que habitualmente se denomina control de crucero adaptativo (ACC). Este sistema, en base a una cámara que lee las señales, pero también con los datos de cartografía y del navegador determina cuál es el límite de velocidad en cada zona por la que circulamos. El conductor puede, desde hace años, activar que este valor límite de velocidad sea el máximo al que circula el vehículo. La experiencia que yo tengo con estos sistemas, y llevo muchos años utilizándolos en coches de todos los segmentos, desde el pequeño Seat Ibiza hasta los Mercedes Clase S, es que con mucha frecuencia la velocidad que marcan en carretera no es la correcta.

La normativa aprobada por la Eurocámara es muy importante porque también incluye otros sistemas importantes, no solo el frenado de emergencia o el ISA. También están incluidos en la obligatoriedad desde 2022 sistemas avanzados de advertencia por distracción, de mantenimiento de carril, de detección de obstáculos marcha atrás, interfaz para la instalación de alcoholímetros antiarranque y de parabrisas que mitiguen los daños causados a ciclistas y peatones en caso de choque. También deberán llevar una señal de frenado de emergencia y un registrador de los datos de los segundos previos al accidente que servirá como una caja negra para analizar las causas de los siniestros.

Automaníacos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios