Los veradaderos motivos de por qué 2020 será el año del coche eléctrico

¿Qué es lo que nos espera para el año que ahora comienza, el 2020, en el sector de automoción? Todo lo que sea hacer previsiones siempre

Foto: Noruega tiene la mejor infraestructura de recarga pero Europa necesita ampliar su red.
Noruega tiene la mejor infraestructura de recarga pero Europa necesita ampliar su red.

¿Qué es lo que nos espera para el año que ahora comienza, el 2020, en el sector de automoción? Todo lo que sea hacer previsiones siempre es delicado y más en un entorno cambiante como el actual y en plena revolución de la movilidad. Sin embargo, una cosa está clara y es que las ventas de coches eléctricos van a subir muy fuerte en el año que ahora comienza.

Cada día hay una mayor oferta de vehículos eléctricos o electrificados, y poco a poco empieza a aumentar también la infraestructura para la recarga de las baterías. También la concienciación de los ciudadanos poco a poco va a hacer que las ventas de los vehículos cero emisiones suban. Pero la gran revolución de la movilidad sostenible no va a llegar porque seamos más ecológicos en 2020, sino porque la normativa europea impondrá graves sanciones económicas a los fabricantes que no reduzcan drásticamente sus emisiones contaminantes y las de CO2.

Desde el 1 de enero todos los coches matriculados en la Unión Europea serán controlados y a final de año los fabricantes deben cumplir un valor medio de emisiones de 95 g por kilómetro de CO2. Por eso, desde el mismo 1 de enero las marcas y los concesionarios van a presionar a sus clientes europeos para que compren coches eléctricos o electrificados, sea como sea. Y si no lo consiguen, algo bastante lógico por el momento teniendo en cuenta que los coches eléctricos son más caros y que todavía no hay suficiente infraestructura de recarga, serán los concesionarios los que los automatricularán. Y esto va a crear posibilidades de comprar coches cero emisiones con descuentos en el segundo semestre del año.

Esa medida impuesta por la Unión Europea de 95 g/km no significa que la gama de una marca tenga que cumplir ese valor, sino que la suma de las emisiones de todos los coches vendidos por cada fabricante en Europa en el año completo esté por debajo de ese valor. Y de momento, salvo Tesla, solo hay una marca que casi cumple con esta normativa, Toyota y su apuesta por la hibridación. Pero los demás están lejos de cumplir esa normativa.

Gran apuesta

Para hacer un poco más llevadero el cumplir esa normativa, la Unión Europea hará en 2020 un año de transición en el que cada coche eléctrico matriculado sumará por dos en el cómputo final. Es decir, que al hacer la media de todos los coches vendidos se multiplicarán por dos todas las unidades 100% eléctricas del fabricante.

Sin duda la multa es una de las razones por las que los fabricantes han hecho un gran esfuerzo en desarrollar versiones 100% eléctricas, pero también otras híbridas enchufables que permiten una rebaja notable de las emisiones de CO2. Digamos por ejemplo, que un Hyundai Ionic emite 120 g/km en su versión híbrida, mientras que su variante híbrida enchufable emite solo 26 g por kilómetro. También ofrece una versión eléctrica de 0 g/km.

Lo que va pasar con esta situación es que se va a producir un notable aumento de las ventas de coches eléctricos por la obligación de cumplir con la normativa europea. Si algunos concesionarios han estado parando ventas de vehículos eléctricos en los últimos meses, a partir del 1 de enero comienza una gran batalla por vender el máximo de estos vehículos y con ello no tener que pagar multas. De hecho, los principales fabricantes de automóviles están seguros de no tener que pagar multas. Y harán lo que sea por no pagarlas.

Eso sí, lo que vamos a tener a partir de ahora es un gran despliegue de vehículos eléctricos, en diferentes segmentos, pero sobre todo modelos eléctricos pequeños, e ideales para la ciudad porque tienen un precio bastante más asequible y suman exactamente igual sus emisiones que un gran todocamino de siete plazas, por ejemplo.

Es una situación muy propicia para un crecimiento notable de las ventas de eléctricos durante el año 2020 y es el momento ideal para que el Gobierno apoye esta tendencia. Para ello tiene que impulsar la creación de infraestructuras de recarga eléctrica y de aplicar medidas que mejoren la utilización de estos vehículos frente a los que sí emiten CO2 y otras sustancias nocivas. Y sobre todo es el momento perfecto para poner en marcha un plan Moves de verdad, ambicioso y con unas condiciones claras y abiertas a todos los ciudadanos. Es el momento de apostar a tope por el coche eléctrico y por reducir por fin la contaminación de nuestras ciudades y luchar, de verdad, contra el cambio climático.

Automaníacos
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios