Cierra el Newseum de Washington: una mala noticia para el periodismo

Gracias al Newseum millones de estudiantes han conocido una parte esencial de su Historia contada - y a veces protagonizada - por la prensa. El 31 de diciembre cierra sus puertas

Foto: El museo de la prensa, Newseum. (EFE)
El museo de la prensa, Newseum. (EFE)

Washington, D.C. parece un gigantesco escenario de una larga lista de películas que conocemos gracias a la televisión y la gran pantalla. La Casa Blanca, el Capitolio, el Washington Monument o el Lincoln Memorial forman parte de nuestro imaginario gracias a las aventuras y tramas que hemos visto durante décadas en el cine y en las series ambientadas en esta ciudad. Desde hace poco más de 10 años los amantes del periodismo, la política y la comunicación tenían un nuevo lugar de culto que visitar, pero que en apenas dos semanas cerrará sus puertas para siempre: el 'Newseum', el Museo de las Noticias.

Freedom Forum – la institución impulsora del proyecto que tiene como misión defender la libertad de prensa – no podrá seguir haciendo frente a los costes del museo, que ha sido tan emblemático como ruinoso. No obstante, el edificio que lo alberga - situado en un lugar privilegiado entre la Casa Blanca y Capitol Hill - ha sido vendido por 372 millones de euros a la Universidad John Hopkins, que acogerá próximamente en él su campus.

El Newseum alberga en sus siete pisos miles de objetos, anécdotas e historias que merecen la pena ser contadas. Desde todas las fotografías ganadoras del premio Pulitzer, varios metros originales del Muro de Berlín, unidades móviles tiroteadas en lugares de conflicto o una extensa biblioteca multimedia con las noticias más importantes desde el nacimiento de la televisión a la actualidad, así como un interminable archivo de periódicos y revistas, sin olvidar su colección de portadas actualizadas a diario de periódicos de todos y cada uno de los países del mundo.

Historia del 11-S

Una de las secciones más visitadas ha sido siempre la dedicada al 11-S, con una gigantesca antena de una de las Torres Gemelas, junto con un impresionante mural con las portadas de los periódicos de ese 12 de septiembre de 2001 en el que el mundo se despertaba horrorizado. Los estadounidenses siempre han sido unos maestros en sacar partido a sus museos, y eso, a pesar de la joven Historia de su país. O precisamente por ello. Gracias al Newseum millones de estudiantes han conocido una parte esencial de su Historia contada - y a veces protagonizada - por la prensa.

Durante estas semanas el museo alberga una exposición sobre el FBI, en la que se muestra su trayectoria luchando contra el crimen y el terrorismo, con una interesante exhibición donde se pueden ver muchos objetos reales utilizados en atentados e interceptados por agentes de este cuerpo. Son inevitables las comparaciones con España y, por ello, cuando en nuestro país leemos que casi la mitad de los jóvenes vascos no saben quién fue Miguel Ángel Blanco ni lo que pasó en aquellos días y que un terrorista hablará de derechos humanos en la universidad es que algo está fallando.

El próximo 31 de diciembre, cuando las puertas del Newseum se cierren por última vez, el periodismo se quedará un poco más huérfano. Una profesión que en los últimos años ha vivido una profunda transformación que se ha llevado por delante a muchos medios y muchos puestos de trabajo y que todavía sigue buscando su camino. No obstante, también ha abierto nuevas oportunidades y nuevos desafíos para una actividad que sigue siendo esencial para cualquier sociedad.

Arlington Bridge
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios