¿Te gusta Trump? Si este libro no te hace cambiar de opinión, ya nada lo hará

Trump pagará cualquier precio, sellará cualquier trato, quebrará cualquier ley para asegurar su propia supervivencia y éxito

Foto: El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (EFE)
El presidente de Estados Unidos, Donald Trump. (EFE)

El libro de John Bolton nos dice poco que no supiéramos ya de la política exterior de Donald Trump. Bolton dibuja una imagen de un presidente que es ignorante —no sabía, por ejemplo, que Reino Unido es un poder nuclear y que Finlandia no es parte de Rusia—. Trump tiene pocas ideas fijas en política exterior; a veces se ha inclinado por invadir Venezuela, otras ha perdido interés en ese país. Pero Bolton sí que revela, según los extractos publicados hasta el momento, que el verdadero problema con Trump no es su ignorancia o sus políticas, sino su carácter.

Trump se ha mantenido en su mayor parte dentro de las medidas propias de los Republicanos. Ha recortado los impuestos a los ricos, desregulado, nombrado jueces conservadores y regalado a espuertas financiación al Departamento de Defensa. Se aparta de la fórmula de Reagan en dos grandes áreas, inmigración y comercio. En esos temas, Trump ha cambiado mucho en el partido, que ahora está cómodo con aranceles, subsidios y mercantilismo, así como con restricciones severas a la inmigración.

No estoy de acuerdo con muchas de estas políticas. Pero lo que siempre me ha preocupado más es el carácter de Trump. Es un hombre cuyos sus intereses personales y políticos son supremos y superan cualquier otro aspecto… Ya sea la decencia, moral o incluso la ley. Bolton no es el primer miembro 'top' de su equipo que disiente —Rex Tillerson, Jim Mattis y John Kelly han dejado también clara su baja opinión de Trump— pero él es el primero en ofrecer detalles. Y los detalles son condenatorios.

Un apunte: Trump dice que Bolton está violando la ley al revelar información clasificada y que "toda conversación conmigo como presidente es altamente clasificada". Así que la defensa de Trump parece confirmar que lo que cuenta Bolton es verdad.

El libro dice que Trump prometió retirar fiscales federales que estaban investigando un banco turco porque el presidente Recep Tayyip Erdogan le pidió que interviniera. Trump insistió al gobierno ucraniano que le entregara información incriminatoria sobre Hillary Clinton y Joe Biden antes de entregarle ayuda, aprobada por el Congreso. Bolton señala que él y los secretarios de Estado y Defensa intentaron hasta en 10 ocasiones presionar a Trump para que liberara esos fondos y Trump se negó.

Es un hombre para quien sus intereses personales superan cualquier otro aspecto… Ya sea la decencia, moral o incluso la ley

Lo de Ucrania puede ser la ofensa más susceptible de un 'impeachment', pero los manejos de Trump con China son los más problemáticos. La política de EEUU hacia China es el asunto más importante que dirigirá un presidente estadounidense. Preparará el escenario para la paz o la guerra, la preservación de los intereses estadounidenses y la seguridad de EEUU y sus aliados durante las décadas que vendrán. Y Trump ha tratado esta relación como una para ser utilizada, manipulada y alterada en función de que sirva a sus intereses personales —específicamente, para multiplicar sus posibilidades de reelección—.

Bolton describe la disposición de Trump de revertir la encausación judicial, incluso las penas criminales ya impuestas a compañías chinas, como favores personales al presidente Xi Jinping. Él casualmente ofreció reducir aranceles a los productos chinos a cambio de un acuerdo que le hará quedar bien en noviembre —fecha de las elecciones—, presionando a Xi para que China compre productos agrícolas, y así Trump subiría en las encuestas de los estados del Medio Oeste. Alabó a Xi por construir campos de concentración en Xinjian —hemos visto algo similar con el covid-19, cuando Trump puso a Xi por los cielos, probablemente esperando asegurarse su acuerdo comercial—. Bolton describe a Trump como "plegándose a Xi para asegurarse que ganaría la reelección".

Los chinos entendieron con quién estaban tratando y jugaron abiertamente a los intereses políticos personales de Trump. Xi dijo que le gustaría que Trump se mantuviera como presidente por los siguientes seis años. Trump respondió que "la gente está diciendo" —su forma favorita de expresar sus propias ideas— que el límite de dos legislaturas para los presidentes de EEUU debería levantarse para él.

Me cuesta identificar cualquier decisión importante de Trump que no haya sido impulsada por cálculos de reelección

La conclusión de Bolton sobre el acuerdo con China, y sobre la política exterior de Trump en general, es impresionante. "Trump mezcló lo personal y lo nacional no solo en cuestiones comerciales, sino en todo el campo de la seguridad nacional. Me cuesta identificar cualquier decisión importante de Trump durante mi tiempo en la Casa Blanca que no haya sido impulsada por cálculos de reelección", escribe.

Para aquellos que han estado dispuestos a apoyar a Trump debido a políticas particulares que siempre han querido —más jueces conservadores en el Tribunal Supremo o recortes de impuestos—, el libro de Bolton deja en claro que el costo es alto. Trump pagará cualquier precio, sellará cualquier trato, quebrará cualquier ley para asegurar su propia supervivencia y éxito.

El GPS global
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
31 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios