Una vez más, los demócratas no han sabido entender a las minorías

Más de 140 millones de estadounidenses han tomado sus propias decisiones personales cuando votaron en las elecciones presidenciales

Foto: Una mujer en Phoenix, Arizona. (Reuters)
Una mujer en Phoenix, Arizona. (Reuters)

Más de 140 millones de estadounidenses han tomado sus propias decisiones personales cuando votaron en las elecciones presidenciales. Ahora comienza el poco envidiable trabajo de los comentaristas políticos de "explicar" esas decisiones.

En sentido amplio, es justo decir que el voto fue en repulsa de Donald Trump. Los presidentes raramente pierden su reelección, solo cinco en los últimos 125 años, y Trump parece en camino de perder la presidencia. Y perderá el voto popular con un margen más amplio que cuando Jimmy Carter derrotó a Gerald Ford en el contexto del Watergate.

Y, aun así, es obvio que el país se mantiene profundamente dividido. Después de un 'impeachment', una pandemia y la peor parálisis económica desde la Gran Depresión, los republicanos han votado abrumadoramente por su partido, y los demócratas han hecho lo mismo. La polarización es ahora profunda, tribalista y existencial, en su mayoría totalmente impermeable a las circunstancias o al desempeño del candidato. De hecho, como cuando las cosas se ponen difíciles en los deportes, parece que se ha convertido en un gran test de lealtad quedarse con tu equipo.

Los demócratas están más decepcionados porque habían confiado en que esta sería una elección que repudiara rotundamente a Trump y realineara las políticas. Estas expectativas se alimentaban en su éxito en 2018 y en encuestas recientes, que parecen haber sido tan poco fiables como en 2016. La mayor decepción seguramente es que en un año en el que los demócratas han abrazado totalmente las ideas sobre el multiculturalismo y movimientos como Black Lives Matter, Trump parece haber ganado un porcentaje mayor del voto de las minorías que ningún republicano desde 1960. Ha ganado el mayor porcentaje de voto negro desde 1996 (aunque solo alcanza cerca del 12% del voto negro). Una encuesta indica que ha ganado el 35% del voto musulmán. ¿Qué ha pasado?

Hay muchas respuestas posibles. En parte, el estratega demócrata James Carville tiene todavía razón: es la economía, estúpido. Muchos de esos grupos han prosperado durante la mayor parte de la presidencia de Trump y parecen con pocas ganas de culparle por la pandemia de coronavirus y el consiguiente colapso económico. Hasta el punto de que los demócratas han quedado asociados con los confinamientos y los republicanos con reabrir la economía, así que el covid-19 puede haber ayudado a Trump con algunos votantes también.

Pero mi propia interpretación de estos resultados viene por los sentimientos que siempre he tenido sobre la ideología multiculturalista del Partido Demócrata. Aglutina una amplia variedad de grupos étnicos, raciales y religiosos en un monolito "de minoría" y se acerca a ellos desde una perspectiva que no nos encaja a todos.

Mi propia interpretación de estos resultados viene por los sentimientos que siempre he tenido sobre la ideología multiculturalista del Partido Demócrata

El enfoque dominante demócrata es que los grupos minoritarios sufren una profunda (sistémica) discriminación, y necesitan ser protegidos con medidas activas impuestas por el gobierno en una serie de frentes. Esta idea tiene su raíz en la experiencia de los afroamericanos, que es enteramente aplicable. El tratamiento de EEUU a los negros ha sido cruel, con leyes y políticas que han roto sus familias y los han tratado como subhumanos o ciudadanos de segunda. Históricamente, las barreras estructurales han dejado una duradera impronta, y la discriminación continúa a día de hoy.

Otros inmigrantes, la mayoría de los cuales vinieron a EEUU voluntariamente, no atados con cadenas, ha tenido una experiencia muy diferente. Aunque han encontrado también discriminación y exclusión, han visto un país que en conjunto ha sido mucho más abierto y receptivo a los extranjeros que otros muchos lugares.

Esto significa que una ideología nacida del tratamiento a los afroamericanos será falsa para los inmigrantes y sus descendientes. Para nosotros, el duro trato de los estadounidenses blancos no es la única experiencia dolorosa que da forma a nuestras ideas políticas. Algunos somos liberales, otros conservadores. Algunos se ven a sí mismos como empresarios autosuficientes, mientras que otros exigen un papel más activo del gobierno. Algunos buscan asimilarse distanciándose de nuevos inmigrantes o de los negros. Algunos de los estadounidenses más racistas que conozco son ellos mismos "minorías".

Incluso los afroamericanos varían mucho más en política de lo que uno podría imaginar. Una encuesta reciente de Gallup, por ejemplo, encontró que solo el 19% de los afroamericanos quieren menos presencia policial en sus vecindarios, mientras que el 61% quiere la misma cantidad y el 20% en realidad quiere más. Así que los eslóganes como "desfinanciad la policía", impulsados por los activistas más 'woke' en Twitter, podrían, sin saberlo, alejar a la corriente principal de los afroamericanos.

Permítanme darles un ejemplo personal para explicar la mentalidad de una minoría. Desde que solicité una beca para las universidades en Estados Unidos hace 39 años, casi siempre he dejado en blanco la línea en los formularios que solicitan mi clasificación étnica o racial (excepto cuando es un requisito legal, como en el censo). No me parece bien aprovechar esa opción a cuestas de las tragedias que han afectado a negros, nativos americanos y otros que realmente se han enfrentado a la discriminación. Pero, sobre todo, para citar a un gran estadounidense, siempre he querido que me juzguen por el contenido de mi personaje, no por el color de mi piel.

El Partido Demócrata debería recordar que, para muchas minorías, nuestra mayor aspiración es simplemente ser estadounidenses normales, sin ser tratados de peor forma, pero tampoco mejor.

El GPS global
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios