¿será el antídoto para las divisiones internas?

El arma secreta de Donald Trump para unificar al Partido Republicano

El candidato ha elegido a Mike Pence, gobernador de Indiana, como su vicepresidente. Figura de consenso y veterano de la política, es sin embargo un desconocido a nivel nacional

Foto: Mike Pence durante la convención de la Asociación Nacional del Rifle en Louisiville, Kentucky, en mayo de 2016 (Reuters)
Mike Pence durante la convención de la Asociación Nacional del Rifle en Louisiville, Kentucky, en mayo de 2016 (Reuters)

Donald Trump ya ha anunciado el nombre de quien le acompañará como candidato a Vicepresidente, siguiendo la tradición de hacerlo público unos días antes del inicio de la Convención Republicana, que comienza hoy en Cleveland. El objetivo es conseguir marcar la agenda durante los días previos, aunque desgraciadamente estarán condicionados también por el salvaje atentado terrorista en Niza.

Mike Pence, Gobernador de Indiana, será el compañero de filas de Trump. De 57 años, casado y con tres hijos, el Gobernador de Indiana desde 2013 cuenta con una larga trayectoria como congresista en la Cámara de Representantes, donde estuvo desde 2001 a 2012. Trump ha escogido a un político que se define como “cristiano, conservador y republicano”, con experiencia legislativa y ejecutiva, aunque con un índice de conocimiento a nivel nacional tremendamente bajo.

A lo largo de su carrera política, Mike Pence ha hecho gala de sus principios conservadores una y otra vez: contrario al matrimonio homosexual, al aborto y al control de armas, es partidario de un gobierno limitado y poco intervencionista. Además, fue el impulsor de una polémica ley, posteriormente reformada, que ofrecía la posibilidad a todos los ciudadanos de Indiana a negarse a ofrecer servicios a parejas homosexuales apelando a la libertad religiosa.
 

Durante las primarias, Pence apoyó públicamente la candidatura de Ted Cruz, aunque tras su renuncia pidió el voto públicamente para Trump, a pesar de discrepar en aspectos clave como la política comercial (Pence defiende el libre comercio y la vigencia de los tratados internacionales),  inmigración o libertad religiosa (Pence consideró inconstitucional la petición de Trump de prohibir la entrada de musulmanes al país).
 
A partir de ahora, le espera a Pence un duro escrutinio por parte de los medios de comunicación, las redes sociales y la opinión pública y en las próximas horas serán el gran protagonista de los programas de televisión, los informativos y los análisis de la prensa. Su gran reto es ayudar a Trump en la titánica misión de unificar a un Partido Republicano que empieza su Convención muy dañado y muy dividido. ¿Será Mike Pence el antídoto? En las próximas semanas lo veremos. 

Espacio Atlántico
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios