Ocho injusticias de las que no te enteras porque no ocurren en Venezuela

Soldados asfixiando civiles, cárcel por escribir 'ok' en Facebook, saqueo del 12 por ciento del PIB en dos tardes, 60.000 presos políticos. Todo esto está ocurriendo en el mundo

Foto: Presos y carceleros conviven con ratas y basura en las prisiones argentinas. (Efe)
Presos y carceleros conviven con ratas y basura en las prisiones argentinas. (Efe)

Lo que pasa en Venezuela nos interesa: nos interesa mucho y desde hace bastante tiempo. Digamos que no es frecuente que un país donde no hay guerra protagonice un desmoronamiento tan vertiginoso como el que allí se está produciendo. Además de compartir idioma e historia, viven cerca de 200.000 personas con pasaporte español que también sufren la escasez, la inseguridad y la merma de libertades.

Reclama nuestra atención, y es lógico, porque un partido político español con opciones reales de formar gobierno (Podemos) ha mantenido una relación estrecha con el gobierno chavista. Un partido que, cuando lo consideró oportuno y políticamente rentable, no tuvo empacho en hacer campaña en suelo electoral extranjero. Venezuela nos interesa más que Yemen, es evidente. Pero tampoco conviene perder la perspectiva. En el resto del mundo están pasando constántemente cosas de las que oiríamos hablar, día y noche, si ocurriesen en Caracas.

1. Militares que torturan y asfixian a civiles.

País: México

Es uno de los muchos vídeos con imágenes de tortura que han aparecido en las últimas semanas en México, desatando la indignación popular y el debate político sobre la violencia de estado en un país en el que regiones enteras están fuera de control. Abusos tan atroces como los sucesos de Ayotzinapa siguen sin resolverse y organizaciones como la Comisión Internacional de Derechos Humanos acusan al gobierno federal de obstaculizar el esclarecimiento del crimen, de lo que pasó la noche en que fueron asesinados los 43 estudiantes.

Ocho injusticias de las que no te enteras porque no ocurren en Venezuela

2. Quince años de cárcel por un 'OK' en Facebook.

País: Tailandia

El caso de Patnaree Chankij es un buen ejemplo de los extremos a los que está llegando la Junta Militar que gobierna Tailandia, un país donde las libertades sufren un retroceso galopante. La fiscalía le acusa de un delito de lesa majestad, que conlleva penas de entre 3 y 15 años de cárcel, por haber dicho 'OK' a unos comentarios realizados por otra persona -durante un intercambio de mensajes privados, lo que significa que las autoridades le espiaban-, y que han sido calificados de "injuriosos" contra el rey Bhumibol Adulyadej. El crimen de lesa majestad tiene una larga tradición en Tailandia, pero la Junta Militar está haciendo un uso espectacular de ello para suprimir la disidencia: los encarcelados por este delito han pasado de media docena en el momento del golpe de estado a 53 en febrero de este año.

Manifestación por la liberación de Patnaree Chankij (Reuters)
Manifestación por la liberación de Patnaree Chankij (Reuters)

3. El robo, en 48 horas, del 12% del PIB.

País: Moldavia

Se trata de un incidente tan espectacular que resulta extraño que casi nadie haya oído hablar de él fuera de las fronteras de Moldavia: en apenas dos días, mil millones de dólares, el equivalente al 12% del PIB, fueron transferidos de Savings Bank, Unibank y Banca Sociala, las tres principales entidades bancarias del país, a cuentas en Londres y Hong Kong, desde donde fueron depositados en Letonia a nombre de testaferros. El incidente está considerado uno de los mayores robos bancarios de la historia. El presunto arquitecto del fraude, un empresario de 28 años llamado Ilan Shor, era miembro del Consejo Administrativo de uno de esos bancos y tenía una nutrida red de contactos políticos, sospechosos de haber colaborado. El suceso ha sido uno de los principales catalizadores de las protestas anticorrupción que vienen agitando Moldavia desde entonces. 

Manifestaciones masivas en Moldavia por la corrupción (Reuters)
Manifestaciones masivas en Moldavia por la corrupción (Reuters)

4. Ni uno, ni diez: 60.000 presos políticos.

País: Egipto

La próxima vez que un político europeo salude al ex mariscal Abdelfatah Al Sisi como Presidente de un "Gobierno estable", acuérdese de esta cifra. Lo cierto es que su régimen se parece más a las peores dictaduras del siglo XX. Sisi persigue a los opositores (en su mayoría islamistas) con métodos criminales. Según la Red Árabe de Derechos Humanos, desde el golpe de estado de 2013, en Egipto se ha detenido a 60.000 presos políticos y han muerto al menos 2.500, a los que hay que sumar un número todavía no determinado de desaparecidos.

Un simpatizante muestra una foto del presidente Abdel Fattah al-Sisi en El Cairo (Efe)
Un simpatizante muestra una foto del presidente Abdel Fattah al-Sisi en El Cairo (Efe)

5. Parálisis económica por el cumpleaños de la Primera Dama.

País: República Democrática del Congo

La región de Goma, a orillas del lago Kivu, es una de las más necesitadas de la RDC. Sin embargo, las obras de la llamada ruta Sake, que unirá el este y el oeste, quedaron paralizadas hace meses porque la maquinaria utilizada en estas infraestructuras se destinó a "otros proyectos". Lo que la mayoría de los congoleños ignora es que esos proyectos no eran sino el asfaltado de una pequeña ruta secundiaria que, mira por dónde, iba a dar a una propiedad perteneciente a Olive Lemba di Sita, la mujer del Presidente Joseph Kabila. La Primera Dama, al parecer, pretendía celebrar allí su cumpleaños, por lo que todo tenía que estar a punto, carretera incluida. El Gobierno congoleño, además, se ha dedicado a meter en la cárcel a aquellos jóvenes activistas que le pedían responsabilidades. 

El presidente del Congo, Joseph Kabila, durante un discurso en Naciones Unidas. (Reuters)
El presidente del Congo, Joseph Kabila, durante un discurso en Naciones Unidas. (Reuters)

6. Un ejército que tirotea refugiados.

País: Turquía

Los guardias fronterizos turcos apalean a aquellos que intentan cruzar la frontera, e incluso disparan a matar. La gestión que el régimen de Recep Tayyip Erdogan está haciendo de la crisis de los refugiados es escandalosa, con la abierta complicidad de una Unión Europea que ha optado por ignorar su deriva autoritaria. Desde que la llegada masiva de migrantes y solicitantes de asilo despertó los miedos europeos, el Gobierno turco los ha utilizado en todo momento como moneda de cambio. Si primero permitió salir libremente a todo aquel que quisiera embarcarse hacia las islas griegas, no dudó en lanzar redadas indiscriminadas contra estos grupos en cuanto se dieron los pasos preliminares del acuerdo con la UE.

Soldados turcos en la frontera siria (Reuters)
Soldados turcos en la frontera siria (Reuters)

7. Abogados encarcelados por defender a activistas.

País: China

¿Seguridad jurídica? Todo un concepto en China. A pesar de las promesas y pronósticos optimistas, las libertades civiles no mejoran en China. Al revés, la situación está empeorando de nuevo y no sólo contra los opositores. Según el último informe anual de Human Right Defenders, 2015 ha sido el peor año de la historia para los abogados que defienden causas relacionadas con el activismo a favor de los derechos humanos. Sólo en el mes de julio del año pasado, la policía interrogó a más de 300 y metió a varios entre rejas por "desobediencia política".

El abogado Pu Zhiqiang en un tribunal de Pekín (Reuters)
El abogado Pu Zhiqiang en un tribunal de Pekín (Reuters)

8. Cárcel por salir del armario. 

País: Rusia

Proclamar públicamente la homosexualidad, darse un beso con alguien del mismo sexo u organizar una conferencia sobre el tema. Son actividades prohibidas en Rusia, en virtud de una ley aprobada en 2013 y que podría endurecerse en los próximos meses. Ni la literatura, ni la prensa, ni la política, tienen permitido enarbolar la bandera gay. Entre la oposición hay posiciones aún más duras que las de Vladimir Putin. El Partido Comunista Ruso propuso recientemente multar, incluso encarcelar brevemente a todo aquel que exprese comportamientos ajenos "a las relaciones sexuales tradicionales".

La policía detiene a un activista gay en San Petersburgo (Reuters)
La policía detiene a un activista gay en San Petersburgo (Reuters)

 

Mondo Cane
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
23 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios