Marco Rubio, el rival más temido por los demócratas

Los demócratas están encantados con el fenómeno Trump, pero un adversario como Rubio les incomoda. Representa, por primera vez entre los republicanos, lo nuevo frente a lo viejo

Foto: Marco Rubio, en un acto de campaña en Columbia. (Reuters)
Marco Rubio, en un acto de campaña en Columbia. (Reuters)

A pesar de la victoria de Donald Trump en las primarias de Carolina del Sur, fue una buena noche para Marco Rubio, que quedó en segundo lugar. Superó a Ted Cruz, que esperaba unos resultados mucho mejores en un Estado con una fuerte presencia de los evangelistas. Pero la mejor noticia para Rubio ha sido la retirada de Jeb Bush, que necesitaba un buen resultado para enderezar su campaña, y este no se produjo.

Normalmente, Carolina del Sur ha sido una buena tierra para los Bush, pero no para Jeb. El exgobernador de Florida ha demostrado una gran generosidad con su retirada y ha sabido ver que la división interna del partido solo beneficia a Trump. Por ello, Marco Rubio sale fortalecido de Carolina del Sur.

Al inicio de la carrera, nombres como Jeb Bush, Chris Christie o John Kasich estaban bien vistos por el 'establishment' republicano, pero después de tres primarias, Marco Rubio es el más fuerte. John Kasich y Ben Carson siguen con sus campañas, pero sus opciones de conseguir la nominación son nulas. La competición republicana se ha reducido a tres nombres con opciones reales: Trump, Rubio y Cruz. No obstante, tanto Trump como Cruz tienen muchos puntos en común, entre ellos, el contar con el desprecio de buena parte de las élites republicanas.

Rubio tiene aspectos que gustan al aparato del partido, a los conservadores sociales, a los conservadores fiscales, a los moderados y a la derecha religiosa. Todo ello sin olvidar que es hispano

Desde el inicio de su campaña, Rubio ha apelado a su capacidad para conectar con las diferentes familias que forman el heterogéneo movimiento conservador de Estados Unidos. Rubio tiene aspectos que gustan al aparato del partido, a los conservadores sociales, a los conservadores fiscales, a los moderados y a la derecha religiosa. Todo ello, sin olvidar su condición de hispano, que si acierta en la estrategia puede ser una gran ventaja. Por tanto, Marco Rubio puede ser el mejor antídoto contra Trump.

Además, es el candidato más temido en las filas demócratas, donde están encantados con el fenómeno Trump; un adversario como Rubio les pondría en aprietos. Después de décadas en las que los demócratas han representado lo nuevo frente a lo viejo (JFK vs. Nixon; Obama vs. McCain, etc.), ahora se invertirían los papeles y un candidato como Rubio (44 años) representaría la juventud frente a lo antiguo que tanto Hillary Clinton (68 años) como Bernie Sanders (74 años) simbolizan en ese enfoque.

A partir de ahora, los republicanos celebrarán sus caucus en Nevada el próximo martes 23, mientras que el jueves 25 habrá un interesantísimo debate en la CNN, que será la antesala del 'Supermartes' el 1 de marzo, donde es de esperar que muchas incógnitas se sigan aclarando.

*Daniel Ureña es presidente de The Hispanic Council.  

[Consulte aquí la guía para no perderse en las elecciones de EEUU]

 

Tribuna Internacional
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios