Juntos

En este momento decisivo de la historia de la Unión Europea, Alemania, Portugal y Eslovenia formarán a partir del 1 de julio el próximo Trío de Presidencias del Consejo de la UE

Foto: Imagen de Capri23auto en Pixabay.
Imagen de Capri23auto en Pixabay.

Tiempos extraordinarios dan lugar a decisiones extraordinarias. A raíz de la pandemia de covid-19, la Unión Europea (UE) ha demostrado ya su capacidad de actuar de manera urgente, decidida e integral. Sin embargo, no hay que equivocarse: el camino hacia la recuperación será largo. Y por consiguiente, las decisiones que tomemos durante los próximos meses tendrán un importante impacto en el futuro de Europa.

En este momento decisivo de la historia de la Unión Europea, Alemania, Portugal y Eslovenia formarán a partir del 1 de julio el próximo Trío de Presidencias del Consejo de la UE. Durante los próximos 18 meses, las tres presidencias serán responsables no solo de asegurar una recuperación rápida, resiliente y coherente de la crisis, sino también de sentar las bases para una Europa climáticamente neutra, digital, global y con inclusión social.

No podríamos estar mejor preparados para esta difícil misión. A lo largo de los últimos meses, nos hemos reunido tanto en persona como a través de los medios digitales, en un verdadero espíritu europeo de diálogo y solidaridad, con el fin de debatir, elaborar y afinar una visión común para Europa. Desde el principio, decidimos guiarnos en nuestra labor por la Agenda Estratégica para la UE, y sobre este fundamento común establecimos nuestras prioridades y puntos de vista.

Desde luego, nadie pudo haber anticipado la tremenda magnitud del reto que supone el covid-19. No obstante, logramos actuar rápidamente y redefinir nuestro programa de cara a esta crisis excepcional. Ello incluye el compromiso de implementar las medidas sanitarias pertinentes para superar el covid-19 y de dar seguimiento a las propuestas de la Comisión con miras a crear un sistema de gestión de crisis más ambicioso, amplio y coordinado dentro de la Unión Europea, a fin de enfrentar mejor las emergencias, como pandemias o ciberataques a gran escala. También incluye dar prioridad a la recuperación sólida de la economía europea, restableciendo y profundizando aún más el mercado único y trabajando incansablemente en pro de un acuerdo sobre el Marco Financiero Plurianual 2021-2027 y el paquete de recuperación, a fin de asegurar el inicio oportuno de los nuevos programas e instrumentos.

Asimismo, el trío invertirá en la configuración de una Unión Europea más resiliente, eficiente y efectiva, que ofrezca resultados concretos para nuestros ciudadanos que estén basados en nuestros valores fundamentales, y el respeto de la subsidiariedad y proporcionalidad. Con el fin de enfrentar las dimensiones sociales y humanas de esta crisis, el trío se compromete a implementar el pilar europeo de derechos sociales. La Conferencia sobre el Futuro de Europa también debería contribuir a que las políticas que desarrollemos produzcan resultados tangibles para nuestros ciudadanos. Además, buscaremos una asociación integral con el Reino Unido que sea justa y equitativa para todos los Estados miembros.

Estos compromisos se basan en las cuatro grandes ambiciones que acordamos antes de la crisis. Primeramente, protegeremos a nuestros ciudadanos y nuestras libertades, reiterando nuestro apoyo a la cabal aplicación de los valores de la Unión Europea, incluido el Estado de derecho, en toda la UE. El trío también se compromete a hacer valer de manera general la igualdad, a promover la diversidad cultural, garantizar la seguridad en línea de los ciudadanos y fomentar la lucha contra el terrorismo y el crimen transfronterizo. La Unión Europea necesita encontrar una solución integral, permanente y predecible a la migración: el trío seguirá de cerca el nuevo Pacto sobre Migración como asunto prioritario. Asimismo, se centrará en la implementación de las medidas relacionadas con Schengen y la protección de las fronteras exteriores de la Unión Europea, con el objetivo de recuperar el pleno funcionamiento del espacio Schengen.

En segundo lugar, desarrollaremos nuestra base económica con miras a crear un modelo europeo para el futuro que incluya el compromiso de restablecer plenamente y profundizar en el mercado único con sus cuatro libertades, también a través de la promoción de condiciones equitativas, invirtiendo en investigación e innovación y en habilidades, desarrollando una ambiciosa estrategia de políticas industriales para la UE que promueva las cadenas de valor europeas, fortaleciendo la competitividad de nuestras pymes y nuestras industrias, fomentando una política de cohesión efectiva y flexible e impulsando la transformación digital en Europa.

En tercer lugar, haremos nuestra parte para construir una Europa climáticamente neutra, verde, justa y social, también a través de la adopción de la Ley del Clima europea, liderando la implementación del Pacto Verde Europeo, fortaleciendo nuestros esfuerzos por combatir la pobreza y mejorando el acceso a la protección social para todos los trabajadores, y logrando la implementación coherente a escala de la Unión Europea de los principios rectores sobre las empresas y los derechos humanos de las Naciones Unidas.

En cuarto lugar, las tres presidencias promoverán los valores europeos en el mundo, incluyendo la promoción de un orden internacional multilateral basado en normas, buscando lograr ambiciosos acuerdos bilaterales de libre comercio y de protección de inversiones. Seguiremos apoyando a los países de los Balcanes occidentales en su camino hacia la UE. Además, el trío se compromete a fortalecer la asociación política de la Unión Europea con África, Asia y América Latina, entre otros, así como nuestra asociación transatlántica, con la meta general de que la Unión Europea sea un socio responsable, capaz y confiable a nivel mundial en favor de la paz y la seguridad.

Esto y mucho más es parte del programa de nuestro trío. Y ahora nos toca a nosotros, a todos, a los miembros del Consejo, la Comisión, el Parlamento y, de hecho, a todos los europeos, mostrar el valor para implementar juntos este programa. Pues lo que necesitamos hoy es unidad y el único camino hacia un futuro mejor para Europa es actuando; actuando JUNTOS.

*Michael Roth. Ministro adjunto para Europa de Alemania.

*Ana Paula Zacarias. Secretaria de Estado de Asuntos Europeos de Portugal.

*Gašper Dovžan. Secretario de Estado en el Ministerio de Asuntos Exteriores de Eslovenia.

Tribuna Internacional
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios