El polvo blanco que Albiol quiere meterle a TV3

El polvo blanco que Albiol quiere meterle a TV3

Cuando Albiol haya cumplido sus objetivos y haya llenado la tele catalana de Gente Normal, celebraremos matrimoniadas y se nos enamorará el corazón de otoño en una larga noche de fiesta

Lena Dunham ya no es una buena feminista

Lena Dunham ya no es una buena feminista

Dunham publicó un comunicado en defensa del productor de 'Girls'. Murray Miller había caído a la lista negra de los abusos sexuales de Hollywood tras la denuncia de la actriz Aurora Perrineau

La relación entre Kevin Spacey y un escritor nazi

La relación entre Kevin Spacey y un escritor nazi

¿Dejan de ser Spacey o Hoffmann dos de los mejores actores de la historia del cine? No. Me pregunto, entonces, qué sentido tiene suprimir a Spacey de una película que ya está rodada

Quiero leer columnas de mujeres mediocres

Quiero leer columnas de mujeres mediocres

En un congreso de columnistas han hablado 25 hombres y 5 mujeres. Si yo organizase un evento de esta clase traería a rastras a muchas de ellas. Cuesta encontrar opinadoras mediocres

La revolución de las 'tietas' catalanas

La revolución de las 'tietas' catalanas

Aprovecho los días de engañosa tranquilidad para explicar quiénes son las 'tietas', que para mí representan el verdadero hecho diferencial de esta revolución que nadie podrá sofocar

Puigdemont delira en cuatro idiomas

Puigdemont delira en cuatro idiomas

El expresident de la Generalitat de Cataluña Carles Puigdemont ha aparecido en Bruselas para dar una rueda de prensa. Saludó en francés, mintió en catalán, acusó en español y se lamentó en inglés

Nacionalismo y cierra España

Nacionalismo y cierra España

La democracia en España ha fracasado. Hubiera sido imposible llegar aquí sin envenenar a la población con consignas nacionalistas. Nos han vendido muy bien el “ellos contra nosotros”

¡Pi... pizza... pizzapendencia!

¡Pi... pizza... pizzapendencia!

Todo esto que he escrito ha sido ridículo e irritante, ¿verdad? Pues así es como se oye el discurso de víctima constante fuera de vuestras burbujas nacionalistas o ideológicas