Quien bromeó con Villa, perdió su silla
  1. Sociedad
  2. España is not Spain
Juan Soto Ivars

España is not Spain

Por

Quien bromeó con Villa, perdió su silla

Dimitirás, Zapata, no por malo, sino por torpe. Deberías saber que esta sociedad siempre está dispuesta a coger la parte por el todo

placeholder Foto: El concejal de Cultura de Ahora Madrid, Guillermo Zapata (foto: Daniel Muñoz)
El concejal de Cultura de Ahora Madrid, Guillermo Zapata (foto: Daniel Muñoz)

Guillermo Zapata no es un canalla, como están diciendo hoy por todas partes. Señora, deje el rastrillo y la antorcha, es sólo un momento. ¿Es por esos chistes? Pero señora, si flota en el agua, ¿es un pato o una bruja?

Pero yo sé que no se juzga a Zapata. Monedero lo defendía ayer en laSexta del mismo modo que Marhuenda defendió a Rajoy cuando los mensajes de Bárcenas: "Lo conozco y es muy buena persona".

¿De qué sirve eso, Monedero? No llaman "hijo de puta" o "canalla" a Zapata. Linchan al personaje público porque van a por su formación política. ¿Qué más da que no sea antisemita? ¡Si lo ha dicho! Así que nadie va a leer la carta de disculpa de Zapata porque él es una mancha fea y valiosa en el vestido de Carmena. Mañana olvidarán su nombre pero su pecado lo guardarán como oro en paño. Como decían los Soprano: not personal, just bussiness.

Bromas salvajes, como esas y peores, las hace mucha gente. Uno pone la oreja en un bar o una oficina o en un estadio de fútbol y correría a tapar con las manos los oídos de los niños. Y Twitter... Twitter es peor. Quien lo probó, lo sabe.

Guillermo Zapata no es un canalla, pero no está preparado para desempeñar su función. Ahora está obligado a dejar el cargo

Pero si uno va a ser político tiene que demostrarse como alguien previsor. Todo lo que haya dicho el civil se volverá en contra del político. Si a Zapata le gusta el humor negro, como él mismo ha dicho, ¿por qué demonios no borró toda su cuenta de Twitter antes de tomar posesión? El error de cálculo es tan elemental, que a mí me demuestra que Zapata no está preparado para desempeñar su función. Ahora, está obligado a dejar el cargo para no perjudicar a sus compañeros. Por pánfilo, por despistado, por inocente, yo qué sé. Por haberla puesto a huevo.

Pero aún no se entera. Todavía piensa que los chistes son el problema. Ahora va y condena el Holocausto y a ETA, trata de explicar el contexto de los chistes y también podría hacerse selfis con rabinos o irse de cañas con Irene Villa. Nada iba a cambiar.

Dimitirás, Zapata, no por malo, sino por torpe. Deberías saber que esta sociedad siempre está dispuesta a cogerla parte por el todo. Quien bromeó con Villa, perdió su silla.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Twitter Irene Villa Ahora Madrid Humor