'Back to the procés': Vila desaparece de la foto como McFly

Durante los últimos años, el 'procés' se ha empleado a fondo en cambiar el pasado de cara a la opinión pública. Cada nueva declaración ha sido una negación de lo dicho en los meses anteriores

Foto: El Govern elimina a Santi Vila en una foto oficial.
El Govern elimina a Santi Vila en una foto oficial.

La Generalitat destituida de Cataluña sigue considerándose legítima. Es, por tanto, una Generalitat virtual, así que este finde han hecho lo que hacen las entidades virtuales: crear una web. Abre con una foto de familia rotulada con el mensaje “Los miembros del Govern legítimo”, que es en realidad un verso de poesía pura porque los 'miembros' de la foto son Puigdemont, Junqueras, Forn... y las piernas de Santi Vila.

Con medio Gobierno en la trena y otro medio en paradero desconocido, hubo que buscar en el álbum una instantánea que sirviera a los propósitos del Govern de la República Virtual. Encontraron una del 1 de octubre donde aparecían los encarcelados, los huidos y Santi Vila, que ¡catástrofe! dimitió con la DUI 'fake'. Las prisas y la torpeza pueden haber sido las responsables de que las piernas del 'exconseller' se hayan quedado en la foto, pero las implicaciones y reminiscencias nos hacen soñar. Vamos a comentarlas todas apresuradamente.

Dice mi amiga Lea Vélez que 'Regreso al futuro' nos enseña lo que pasa con las fotos familiares cuando se reescribe el pasado: se van borrando a cachos y a veces quedan las piernas. Para quien no haya visto la película de Zemeckis: Marty McFly viaja al pasado en la máquina del tiempo y allí conoce a su madre, que tiene su misma edad. Ella cae prendada de los encantos de Marty, y el héroe ha de lograr que ella se enamore de su padre, pues de lo contrario Marty no habrá nacido, y en consecuencia desaparecerá de la existencia.

Captura de un fotograma de la película 'Regreso al futuro'.
Captura de un fotograma de la película 'Regreso al futuro'.

La foto familiar que Marty lleva en la cartera durante su viaje por el pasado se convierte en un cronómetro de cuenta regresiva. A medida que pasan los días sin que la madre se fije en el padre, sus hermanos y él mismo van desvaneciéndose. La foto de 'Regreso al futuro' y la foto del Govern guardan una semejanza que va mucho más allá de las apariencias.

Durante los últimos años, el 'procés' se ha empleado a fondo en cambiar el pasado de cara a la opinión pública. Cada nueva declaración ha sido una negación de lo dicho en los meses anteriores. Hago un brevísimo resumen:

En 2014 montaron una consulta que tenía que justificar la independencia de Cataluña. La consulta se quedó en protesta y los 'procesistas' (ahora procesados) dijeron que no pasaba nada, que elecciones plebiscitarias. Celebraron unas elecciones que solo fueron plebiscitarias para ellos. Si ganaban, prometían la independencia en 18 meses. Ganaron de aquella manera.

Nacía así la primera república cuántica de la historia de la humanidad, porque la declararon y no la declararon al mismo tiempo

Pero fue pasando el plazo sin que la independencia llegase. Por el camino, decían que la independencia unilateral no estaba en los planes. Decían también que la independencia se podía conseguir sin que se marcharan los bancos y las empresas. Decían también que ya tenían las estructuras de Estado preparadas y apoyos internacionales. Notaron que les bajaba el suflé en la Diada de 2016 y dijeron que iban a celebrar un referéndum. Atención:

Hicieron uno sin garantías. Quedó claro que las empresas sí se iban, que no existían estructuras de Estado y que no había más apoyos internacionales que el de Julian Assange en la embajada de Ecuador, pero aseguraron a su electorado que iban a cumplir el mandato del pueblo y declarar la república. Es decir: lo de que no entraba en los planes una DUI se acababa de convertir en una DUI.

Nacía así la primera república cuántica de la historia de la humanidad, porque la declararon y no la declararon al mismo tiempo. Después dijeron que no pensaban acatar el 155, lo que se tradujo en que Puigdemont huyó, pero acto seguido aceptaron presentarse a las elecciones que había convocado el Gobierno de Rajoy. Hasta la CUP hizo el 'moonwalker' fingiendo que avanzaba.

Total: que el desafío a la realidad que ha supuesto la última parte del 'procés' ha terminado provocando consecuencias en el continuo espacio-tiempo. Como todo experimento cuántico, Cataluña se ha vuelto muy inestable. La desaparición de Santi Vila (salvo las piernas) es una prueba visual de lo que digo.

Al final pasa lo de siempre: no solo desaparecen Santi Vila y la verdad objetiva, sino que desaparecen nuestra cartera y nuestra paciencia

Y más aún: mientras escribo esto, la foto de la web ha cambiado de nuevo. Ya no aparecen las piernas. Santi Vila ya no existe. Nueva reescritura del pasado, pero algunos indepes me acusan de mentir porque me río de la foto de las piernas. ¡Pero si no hay piernas!, me dicen. Y así todo.

La desfachatez de Puigdemont y su equipo se apoya, como la de Rajoy y el suyo, en la garantía de que su electorado es una única fuerza constante de esta ecuación llena de trampas. Así, se desdicen, omiten y manipulan el pasado confiados en que su parroquia les votará igualmente. Al Govern no le afecta no existir, al PP no le afecta la corrupción, y al final pasa lo de siempre: no solo desaparecen Santi Vila y la verdad objetiva, sino que desaparecen nuestra cartera y nuestra paciencia.

España is not Spain

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios