Políticos que ladran a los jueces

Los políticos están para legislar, no para interpretar sentencias. Si una sentencia no les gusta, lo que deben hacer es examinar cuidadosamente la ley y buscar qué ha permitido esa interpretación

Foto: Jueces y fiscales paran una hora en la Ciutat de la Justicia de L'Hospitalet de Llobregat. (EFE)
Jueces y fiscales paran una hora en la Ciutat de la Justicia de L'Hospitalet de Llobregat. (EFE)

La sentencia a La Manada me parece indigerible, ya lo dije aquí, pero ver a los políticos del legislativo y el ejecutivo criticando a unos jueces directamente me pone las tripas del revés. La reacción del ministro Catalá ante la sentencia bastaría para exigir su dimisión, pero la misma oposición que está pidiendo su cabeza se ha dedicado, en redes sociales y medios de comunicación, a pisotear un terreno que no les corresponde.

Los políticos del Congreso están para legislar, no para interpretar sentencias. Si una sentencia no les gusta o enfurece a la sociedad, lo que ellos deben hacer es examinar cuidadosamente la ley y buscar qué ha permitido esa interpretación de los jueces. De esta forma, nada interfiere en la separación de poderes, que es la piedra miliar de nuestra democracia. Pero si los legisladores se ponen la toga y actúan como tertulianos para pescar votos en río revuelto, hemos cruzado una línea más allá de la cual se extiende, creo, una sucesión de precipicios.

Para complicar más las cosas, diré ahora que las opiniones de estos políticos sobre la sentencia coinciden a grandes rasgos con la mía. La diferencia básica es que yo soy un ciudadano y ellos forman parte de algo que los trasciende. Ellos forman parte del ejecutivo y el legislativo y yo soy un tipo con una opinión. Por eso puedo criticar la sentencia con las mismas palabras que ellos pero me siento asqueado cuando ellos las pronuncian. Porque a mis críticas se laa lleva el viento, pero las suyas rompen las ventanas.

Penal ¿viene de pene?

La sentencia a La Manada ha puesto encima de la mesa asuntos importantes para todos, políticos, jueces y ciudadanos. La reacción callejera podrá desagradar en sus excesos, pero está gritando en la dirección correcta. Sin embargo, algo se nos está escondiendo si el ataque se centra en unos jueces que solo son la cara visible del proceso. ¿No es la ley lo que les brinda el margen de interpretación?

Lo que nos lleva a una pregunta más interesante: ¿es machista que se imponga una pena superior al violador que además la emprende a golpes? Para responder, imaginemos un caso en el que los cinco agresores, además de violar a la chica, le han partido los brazos y las piernas. ¿No deberían tener una pena más severa?

Creo que una violación sin agresión es, en esencia, un acto tan grave y tan dañino para la víctima como una violación con agresión, pero no se me ocurre una forma de justificar que un violador que parte un brazo no tenga una pena superior a un violador que no lo parte. Posiblemente podamos exigir mayores penas para lo que el Código Penal llama abuso, pero entonces, supongo, tendremos que aumentar también las penas para lo que actualmente llaman agresión.

Lo que tendremos que pensar es si la violación está correctamente descrita en las leyes y no solamente si los jueces están haciendo mal su trabajo

El prevalimiento marca este matiz jurídico. Creo que se vuelve muy problemático cuando carga en la víctima una parte de la responsabilidad, pero si la ley no contempla la reacción previsible en una mujer violada, que puede ser dejarse hacer y cerrar los ojos, lo que tendremos que pensar es si la violación está correctamente descrita en las leyes y no solamente si los jueces están haciendo mal su trabajo.

Por eso me incomoda tanto que los políticos del legislativo ataquen a los jueces. Apuestan al galgo de la opinión dominante mientras eluden sus propias responsabilidades. Si la ley permite que unos jueces resten gravedad a una violación en la que la mujer se dejó hacer, ¿no tendríamos el mismo problema en caso de que ella apelase y hubiera juicio en una instancia superior?

Creo que esta sentencia es machista porque no ha encontrado la violencia y la intimidación que toda la ciudadanía parece ver tan clara. Y sin embargo, cuando los encargados de reformar las leyes se ponen la toga en televisión y atacan a los jueces, además de violar la separación de poderes están haciendo algo más habitual en ellos. Desviando la atención.

España is not Spain

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
18 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios