El Gobierno de la gentuza

A ver si nos enteramos de una vez de que no estamos hablando de servidores públicos, sino del Gobierno de la gentuza

Foto: Llegada de los vehículos policiales que trasladan a Luis Bárcenas, a Guillermo Ortega y a Alberto López Viejo a la cárcel de Soto del Real. (EFE)
Llegada de los vehículos policiales que trasladan a Luis Bárcenas, a Guillermo Ortega y a Alberto López Viejo a la cárcel de Soto del Real. (EFE)

Con esto de que han multado a Evaristo, el cantante de La Polla, me ha dado a mí por pensar en el Gobierno de la gentuza, que podría ser el nombre de una de sus canciones. Este lunes encontraron una pierna de la catástrofe del Yak-42. Pertenece a un militar español, de esos que la gentuza que nos gobierna utiliza en su beneficio, pero que se convierten en carne de difamación cuando la familia busca el cuerpo entre las marañas de la corrupción estructural. ¿Hay algo más punki que una pierna perdida más allá de las fronteras de Europa?

Viene caminando sola desde el más allá. El hallazgo de esta pierna en un cementerio turco es el primer tramo del zombi que viene a vengarse de quienes lo mataron. La noticia macabra coincide con otras más pestilentes. Los responsables de la catástrofe ya huelen el infierno. La fofa entrevista a Bárcenas en 'El Mundo', la sentencia de la Audiencia que atestigua que la corrupción pepera es endémica, la prisión sin fianza para Zaplana, ese preso político que deja solamente dos ministros de Aznar fuera de la lista. Suma y sigue.

A ver si nos enteramos de una vez de que no estamos hablando de servidores públicos, sino del Gobierno de la gentuza. Gentuza es gente deshonesta, insincera, trapacera, diletante, estúpida y también, esto es importante, intrínsecamente maliciosa. Son tantas las pistas de que estamos hablando de gentuza que nos parece mentira que lo sean. Nos suena, solo de pensarlo, a demagogia. Esa es la mayor victoria del Gobierno de la gentuza.

Son tantas las pistas de que estamos hablando de gentuza que nos parece mentira que lo sean. Esa es la mayor victoria del Gobierno de la gentuza

La primera misión del Gobierno de la gentuza es aparentar que sus miembros son todo lo contrario a gentuza. Se comportan como gentuza, son zafios y ladrones, se vanaglorian de su ignorancia, mienten y manipulan, quieren dinero y se les nota, y aborrecen el trabajo, pero saben cuál es la mejor forma de no parecer gentuza: llamar gentuza a quien es mejor que ellos. A quien lee, a quien trabaja, a quien protesta, a quien discute, a quien critica y a quien sufre pero no les permite rentabilizar este sufrimiento.

Hemos visto cómo se ha portado el Gobierno de la gentuza con las víctimas que no cuadran en su balance trimestral. Hemos visto cómo se comportan con los jubilados a los que engañan jugando al dominó. Hemos visto cómo se las traen con los médicos y los pacientes, con los autónomos, con los estudiantes, con los cineastas, con los parados. Y ahora hemos visto cómo se las gastan con los jueces, pero todavía nos da apuro escribir en un periódico lo que decimos en el bar y en el autobús. Que son gentuza.

En fin. Pienso en esa pierna arrancada de su cuerpo en 2003 por las malas artes del Gobierno de la gentuza y se me cae el esparadrapo de la boca. Pienso en esas bolsas donde el Gobierno de la gentuza mezcló los restos de los valientes y de los pringados, recuerdo las respuestas, las declaraciones de farisea disculpa, y espero que esa pierna amputada se aproxime saltando y termine de patearles el culo.

España is not Spain

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios