Estudiar sin deudas: mi plan para hacer un MBA online y ahorrarme 60.000 euros

Hace unos años estudiar un MBA era cosa de ricos. Ahora ya no es una cuestión de dinero sino de tiempo, esfuerzo y actitud. Este es mi plan para cursar uno sin pagar un dineral

Foto:

Hace unos años estudiar un MBA ('Master in Business Administration') era impensable para la mayoría de mortales. Los precios de estos programas en las mejores escuelas de negocio españolas cuestan cerca de 60.000 euros y en los centros de referencia internacional pueden pasar de los 100.000. Pero la ya consolidada democratización de la educación especializada y la posibilidad de conectarnos a comunidades locales y globales de profesionales hace que desarrollar el conocimiento y las habilidades propias de un MBA ya no sea una cuestión de dinero sino de tiempo, esfuerzo y actitud.

No voy a negarlo: pienso que las buenas escuelas de negocio ofrecen una educación excelente, una red de contactos fundamental y un buen pegote en el currículum. Pero lo que también tengo claro es que ya no tienen el monopolio del éxito aunque todavía no nos lo hayamos creído. Y eso es gracias a internet.

Para poner en práctica esta idea he decidido diseñar un plan para estudiar un MBA que tenga la misma calidad que las grandes escuelas de negocio pero ahorrándome casi 60.000 euros. Mi presupuesto: 2.500 euros. Y voy a contar mi experiencia aquí, mes a mes, analizando las trabas y oportunidades con las que me encuentro.

Desaprender la idea de que para gestionar o crear empresas es necesario pagar una formación que solo es accesible para ricos o becados

He llamado a este blog 'Desaprende' porque creo que es más necesario que nunca cuestionar el sistema de educación tradicional. Romper con los dogmas que nos enseñan que el único camino hacia el éxito pasa por una universidad o escuela de reconocido prestigio. Desaprender la idea de que, para gestionar o crear empresas, es necesario pagar una formación que solo es accesible para ricos o para aquellos que consiguen una beca. Si has leído hasta aquí, quizá todo lo que sigue te interese.

¿Por qué hacer un MBA sin pagar una fortuna?

1. Porque se puede
En Estados Unidos ya hay ejemplos de ello y quizá el de Laurie Pickard y su No-Pay MBA sea el más reconocido (aquí, por el Financial Times). Aprovechando los cursos abiertos de los mejores universidades del mundo (Harvard, MIT, Stanford, ESADE, IESE, etcétera), uniéndose a las comunidades globales y locales de profesionales y estudiantes, adquiriendo habilidades en plataformas de educación online (Lynda, Coursera, Khan Academy o Udacity) y leyendo.

2. Porque quiero que otros puedan
Que la formación en administración de negocios solo sea accesible a personas que pueden desembolsar 50.000 euros de una tacada no es ni lógico ni justo. Tenemos en nuestras manos la capacidad de adquirir los mismos conocimientos que imparten las mejores escuelas pero todavía no nos hemos dado cuenta. En esta publicación iré contando los pasos que me ayudan a ir rompiendo esa barrera para que cada uno pueda replicarlos si les resultan útiles o inspirarse para abrir su propio camino.

3. Porque plantearlo supone el empuje que necesito
Cuando pides un préstamo para pagar un programa tan caro como un MBA no necesitas más motivos para ir todos los días a clase: el bolsillo te saca de la cama. Sin embargo, ponerte a estudiar todas las noches delante de una pantalla, ir a charlas, conferencias, y no tener alguien que te guíe en el camino es algo más complicado. Por eso el hecho de comprometerme públicamente me da el empuje que necesito para empezar a hacerlo.

4. Porque no podría permitírmelo
Hay muchos puntos que me motivan de este proyecto. Pero, sinceramente, si tuviera la posibilidad de estudiar un MBA clásico no creo que hubiera optado por montarlo de cero. Sé que los dos modelos tienen sus pros y sus contras, pero de lo que estoy seguro es de que este me va a requerir mucho más esfuerzo si quiero que salga bien.

Designed by Freepik.
Designed by Freepik.

¿Cómo voy a conseguirlo?

Estudiando los fundamentos
He pasado unos días analizando y comparando los planes de estudio de los mejores programas MBA del mundo y de España (Harvard, Wharton, MIT, IESE, IE y ESADE principalmente) para detectar cuáles son los pilares fundamentales de este tipo de programas y buscar posteriormente los recursos que me permitan estudiar, trabajar y dominar las materias principales.

Además, he utilizado parte del esquema propuesto en Don’t Pay for Your MBA y los principios recogidos en los estándares de calidad de la AACSB (Association to Advance Collegiate Schools of Business) y la ETS (Educational Testing Service) para los programas MBA en Estados Unidos.

Este análisis me ha permitido detectar tres grandes bloques que conformarán el 'core' de mi plan de estudios. Y solo tras asentar los conocimientos de estas áreas fundamentales iré ampliando y configurando mi programa para especializarme en los temas que me interesen.

  • Análisis financiero: técnicas y herramientas para diagnosticar la situación y perspectivas de una empresa. Temáticas relacionadas: finanzas corporativas, contabilidad financiera, mercado de capitales, análisis cuantitativo, etcétera.
  • Management y liderazgo: administración, gestión y dirección de los recursos y actividades realizadas en una empresa para la consecución de objetivos. Temáticas relacionadas: gestión de marketing, operaciones, tecnología, contabilidad de gestión, comunicación, recursos humanos, toma de decisiones, liderazgo, etcétera.
  • Big-Picture Thinking: capacidad de pensar de forma estratégica para crear una visión de futuro para el negocio. Temáticas relacionadas: estrategia empresarial, transformación de organizaciones, innovación, emprendimiento, análisis de mercado, etcétera.
  • Emprendimiento. Se explica solo.

Practicando lo aprendido

No tener un mentor, tutor o profesor que supervise mi proceso de aprendizaje me obliga a poner en práctica lo que voy estudiando para interiorizarlo. Es posible que muchos de los que hayáis leído hasta este punto podáis aplicar parte del aprendizaje a vuestro trabajo actual y crecer poco a poco. Pero, si no estáis en esta situación, existen varias alternativas.

Todas las opciones pasan por crear o aprovechar un laboratorio de aprendizaje. Un espacio donde poder poner en práctica los conocimientos que vas adquiriendo y equivocarse sin provocar una situación de riesgo.

Crear un laboratorio de aprendizaje donde poder poner en práctica los conocimientos que vas aprendiendo sin miedo a equivocarte


Uno de mis laboratorios favoritos, además del espacio autónomo que puedo aprovechar en mi trabajo diario, es el voluntariado. Existen decenas de plataformas de voluntariado presencial y 'online' que buscan profesionales inexpertos o estudiantes que pongan en marcha sus habilidades en proyectos para impulsar negocios o comunidades en países en vías de desarrollo. La mayoría son proyectos que no requieren mucha especialización, pero también podemos encontrar algunos relacionados con la estrategia empresarial, el liderazgo, la gestión, la asesoría, etcétera.

Una última idea: puedes practicar tus habilidades en una 'startup'. Comunidades como workkola (en español) se dedican a conectar estudiantes con proyectos de reciente creación para poner en práctica tus habilidades y completar el currículum.

Especializándome
Si algo he aprendido analizando los planes de las escuelas de negocio es que no existen dos programas MBA iguales. Después de enseñar los fundamentos básicos, similares a los que he especificado anteriormente, cada centro focaliza sus estudios en una de las muchas ramas que comprende la administración de empresas. Por eso he decidido que mi estrategia consista en asentar una base conceptual sólida en análisis financiero, management, Big-Picture Thinking y emprendimiento e ir ampliando posteriormente los estudios en las áreas que crea necesarias para construir el currículum profesional que busco.

Aplicando el método Lean
Desde que descubrí la metodología Lean para la creación de productos veo la vida en círculos. Construir, medir y aprender. Construir, medir y aprender. Y este proyecto no será la excepción.

Reconocer que voy a construir progresivamente mi programa de estudios a partir del 'core' no es por dejadez o desconocimiento, sino porque quiero crear un proceso flexible que me permita equivocarme sin perder demasiado tiempo y adaptarlo a mis necesidades cambiantes.

Es evidente que todos los programas MBA deben tener unas bases teóricas comunes que se tienen que aprender sí o sí. Pero, en un ecosistema empresarial donde los modelos de negocio cambian casi de un día para otro, es absurdo planificar un programa de estudios de aquí a dos años vista. Sencillamente porque, con alta probabilidad, se quedará obsoleto antes de terminarlo.

Por lo tanto, las decisiones sobre en qué área, habilidad o fundamento me centraré la próxima semana se basará en mis propios experimentos y aprendizajes y no en un plan de estudios anual esculpido en piedra.

Estos son mis objetivos

De primero de ADE. Para saber si un proyecto ha salido bien necesitas marcar de antemano una serie de objetivos e indicadores de éxito. Estos son los míos:

Objetivo principal
Conseguir adquirir en 12 meses los conocimientos, habilidades y fundamentos equivalentes a un programa MBA gastando menos del 5% de lo que cuestan de media las mejores escuelas españolas. Este objetivo no debería cambiar sustancialmente en ningún momento.

Objetivos secundarios

  • Seleccionar un área de especialización antes del ecuador de la formación.
  • Promocionar laboralmente hacia un rol relacionado con estos estudios.
  • Consolidar el inglés.

Estos objetivos podrían verse modificados a lo largo del camino.

Indicadores clave

  • Dedicar 20 horas semanales al estudio y práctica de fundamentos (1040 horas en total).
  • Leer un libro relacionado con el MBA al mes.
  • Actualizar esta publicación al menos una vez al mes contando los avances.
  • Acudir a 10 'meetups' especializados.
  • Participar en un proyecto real donde poder poner a prueba mi formación.
  • Emprender un proyecto donde poder poner a prueba mi formación.
  • Hacer más del 80% de cursos y lectura de libros en inglés.
  • Gastar menos de 2.500 euros en formación.

Estos indicadores se revisarán periódicamente y se adaptarán en el caso de que los objetivos secundarios sufran variaciones.

Evolución

Esta última sección la incluiré en todos los artículos para revisar el progreso y cumplimiento de las acciones propuestas. También actualizaré una serie de parámetros como el estado de ánimo, los cursos realizados o las horas dedicadas.

Cursos de formación

En curso:

Próximamente:

Libros leídos

Próximamente

Presupuesto invertido hasta ahora: 15€ de un máximo de 2.500€

Ahora ya estoy listo. Esta es la primera página de mi 'diario MBA' que iré actualizando cada mes con los avances. Lo más importante: me gustaría saber qué opinas tú de todo esto. ¿Es una buena idea?, ¿crees que debería darle otro enfoque?, ¿qué cambiarías?, ¿crees que no funcionará?

Desaprende
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
21 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios