Guía básica para montar tu primer negocio digital (tras varios meses intentándolo)

Estrategia empresarial, tecnología, diseño o marketing. Recopilo una serie de cursos y plataformas digitales donde puedes adquirir las competencias necesarias para montar un negocio online

Foto:

No soy quién para dar lecciones sobre cómo se debe montar o gestionar un negocio digital. Hace solo dos meses que, como parte de mi MBA autodidacta, arranqué una empresa en internet que por supuesto todavía no se ha consolidado. Pero durante esta corta experiencia he recopilado una serie de herramientas, talleres, cursos y escuelas online donde poder aprender las competencias profesionales necesarias para poner en marcha un negocio digital sin tener que gastar demasiado dinero.

Para los que leáis este blog desde su primera entrega la presente guía supone una vista detallada del módulo de emprendimiento, uno de los cuatro grandes temas junto al análisis financiero, el liderazgo y el ‘big-picture thinking’ (de los que hablaré más adelante).

No es necesario saber desarrollar todas las habilidades, sino conocer las bases para delegar


Antes de comenzar a enumerar las competencias debo advertir que, bajo mi punto de vista, no es necesario saber desarrollarlas todas uno mismo. Basta con adquirir unas bases teóricas sólidas, distinguir un buen trabajo de uno malo y tener así la capacidad de delegar los campos en los que no somos expertos a otros socios, proveedores o trabajadores que sí lo son.

1. Tecnología, internet y seguridad

Parece una obviedad cuando hablamos de negocios digitales pero si no interiorizamos bien los conceptos más básicos de este punto tendremos muchas lagunas en los siguientes. La gran mayoría de usuarios cree que conocer internet es saber hacer búsquedas en Google desde el navegador y, para nota, instalar un bloqueador de publicidad que oculte los anuncios de las páginas web. No.

Saber cómo funciona internet implica conocer la relación entre clientes y servidores. Cuáles son los principales protocolos que permiten la comunicación en la red (TCP, HTTP, FTP o SMTP). Qué son las bases de datos y por qué no es lo mismo un dominio, una página web o un servidor en la nube.

Aquí algunos cursos que recomiendo para ahondar en esos conceptos:

Tener unas bases sobre el funcionamiento de internet y las tecnologías web te permitirá dar los primeros pasos para poner en marcha casi cualquier tipo de negocio digital desde un punto de vista técnico.

  1. Contratar un servicio de alojamiento web con cierto criterio. Hay cientos de precios y alternativas.
  2. Comprar un dominio para tu página web.
  3. Instalar un gestor de contenido, tienda online o software necesario según el tipo de negocio. También hay decenas de alternativas y muchas de ellas gratuitas (Wordpress, Magento, PrestaShop, Joomla, Shopify, Symfony).
  4. Asegurar tu página web contra posibles ataques. Esta es una tarea compleja y para la que no existe una solución universal, pero al menos tendrás nociones para contratar el servicio de seguridad que más se adecúe a tus necesidades.

2. Estrategia empresarial y corporativa

Para tener buenas ideas de negocio no hay que ser un iluminado sino conocer bien los conceptos y herramientas que hay detrás de la estrategia empresarial. Saber analizar modelos de negocio y aplicar técnicas para innovar, evolucionar o posicionar empresas dentro de un mercado competido. Distinguir el modelo freemium del premium. Ser capaces de diseccionar casos de éxito como Spotify o Netflix. Detectar la estructura de costes, fuentes de ingresos o recursos clave de una compañía.

Para tener buenas ideas de negocio no hay que ser un iluminado sino saber de estrategia empresarial

En este punto sugiero completar la serie de estrategia empresarial de la Universidad de Virginia, compuesta por cuatro cursos que van desde la introducción a la estrategia hasta la puesta en práctica en un proyecto real. Son los siguientes:

También recomiendo aprender a utilizar una de las herramientas para el análisis y escalado de modelos de negocio que más me han servido a mi: el lienzo de modelo de negocio (Business Model Canvas). La University System of Georgia ofrece un curso abierto donde se puede aprender y aplicar a un proyecto real que sirva como portfolio una vez finalizada la formación.

Para aquellos que ya dominen el lienzo a la perfección les recomiendo explorar y probar las herramientas de Strategyzer, un proyecto basado en el lienzo de modelo de negocio que ofrece talleres (algo caros), recursos y aplicaciones para llevar el uso del canvas al siguiente nivel.


3. Lean Startup, crecimiento y financiación

Si la estrategia empresarial sirve para analizar negocios la metodología Lean Startup te permite ponerlos en marcha. Aunque también se puede aplicar en empresas tradicionales, es de especial utilidad en negocios digitales ya que su punto fuerte consiste en aprender y adaptarse rápidamente a las necesidades de los clientes y el mercado.

A la hora de empezar a montar un negocio digital, que es de lo que trata esta guía, nos interesa poner en práctica los siguientes conceptos:

  1. Construir un producto mínimo viable. No pretender sacar al mercado un producto o servicio excelente (y costoso) sino lo suficientemente bueno como para obtener feedback de un grupo de clientes y evolucionarlo según sus necesidades.
  2. Crear, medir y aprender. Medir cada cambio que hagamos en el negocio y aprender de los datos y las opiniones de los usuarios.
  3. Pivotar si es necesario. En Lean Startup los ciclos de desarrollo son mucho más cortos que en las metodología tradicionales. Por ello, si vemos que nuestro modelo de negocio va por mal camino, podemos cambiar de rumbo antes de que sea demasiado tarde.

Siempre recomiendo el libro Lean Startup que es el que le da nombre y sustenta la base teórica a la metodología. Pero para profundizar recomiendo los cursos:

- Innovation for Entrepreneurs: From Idea to Marketplace (abierto, por la Universidad de Maryland)
- Learn How to Build a Startup (Udacity)

Conviene, asimismo, conocer los ciclos de crecimiento habituales de los negocios digitales y saber detectar los puntos en los que nuestro proyecto puede necesitar financiación externa. Para este tema, aunque es importante, solo mencionaré un curso de iniciación (que me resultó muy útil) ya que considero que forma parte de una fase posterior a la puesta en marcha de una empresa.

4. Diseño de productos y servicios

Gran parte del valor que perciben los clientes o usuarios de las empresas deriva de la experiencia de uso de sus productos y servicios. Por ello, a la hora de lanzar una empresa resulta básico conocer las fases, metodologías y herramientas que permiten conceptualizar, construir y desarrollar productos y servicios realmente útiles para los usuarios finales.

Existen tres metodologías principales que nos ayudan a diseñar productos que abarcan la experiencia del cliente de principio a fin:

  1. Design Thinking. Se trata de una metodología que consiste en aplicar técnicas creativas al análisis y resolución de problemas para encontrar soluciones menos tradicionales. Se utiliza para empatizar e investigar los problemas reales de los usuarios y proponer ideas creativas para solucionarlos. Puede estudiarse en el curso Design Thinking for Innovation (abierto, por la Universidad de Virginia)
  2. Lean UX. Recoge la filosofía de Lean Startup y lo aplica a la disciplina de la experiencia de usuario. Trata de eliminar todos aquellos procesos poco útiles y se centra en aportar el mayor valor posible al usuario haciendo que el producto o servicio sea más funcional, usable o significativo. Puede estudiarse en el curso Lean UX: Faster, Better UX (User Experience) Design (Udemy).
  3. Agile. Muy orientado al desarrollo de software pero aplicable a otras disciplinas. Una metodología que, aplicada a la gestión de proyectos, se centra en hacer pequeñas entregas rápidas y continuas de valor al usuario para obtener feedback lo antes posible. Quizá sea una de las metodologías más extendidas y que más cursos y especializaciones tiene. Recomiendo los siguientes:

5. Programación

¿Se puede lanzar un empresa digital sin saber programar? Claro. Ahora bien, si aprendes, vas a ahorrarte unos cuantos dolores de cabeza y vas a ser capaz de ver muchas más oportunidades de negocio.

Es una disciplina amplia, compleja y con decenas de lenguajes y caminos que tomar. Pero, grosso modo, los programadores se dividen en dos grandes especialidades: front-end (la parte del software que interactúa con los usuarios) y el back-end (la que procesa los datos y conexión con los servidores). Según el modelo de negocio será más útil decantarse por una especialización u otra. Aquí recomiendo una serie de academias online que he probado para aprender a programar:

Se puede lanzar una empresa digital sin programar, pero aprender te dara más oportunidades

- Codeacademy. La recomiendo para principiantes que tienen su primer contacto con el mundo de la programación. La plataforma es fácil de usar y los resultados se ven rápidamente.
- freeCodeCamp. La plataforma es similar a la de Codeacademy pero, al final, los alumnos pueden hacer prácticas en organizaciones sin ánimo de lucro.
- Platzi. Bajo mi punto de vista es una de las mejores plataformas para adquirir competencias tecnológicas. Aunque sus cursos son “desde cero” no lo recomiendo para principiantes.

6. Analítica web

Los datos constituyen la mejor herramienta para tomar decisiones en un negocio. De entre todos los campos, técnicas y disciplinas dedicadas al análisis de datos en las empresas, la que debemos conocer desde el primer día es la analítica web. Saber manejar las herramientas de recopilación y tratamiento de datos básicas como Google Analytics. Poder conocer a tu audiencia y estudiar su comportamiento en tu sitio web. Ser capaces de obtener información valiosa de una maraña enorme de datos y variables.

Pero no nos equivoquemos: saber analítica web no consiste (únicamente) en aprender a manejar Google Analytics o cualquier otro programa de medición. También requiere saber formular una serie de metas, estrategias y objetivos de negocio que le den sentido al análisis de las métricas.

Para aprender a utilizar la herramienta de medición de Google, que es una de las más utilizadas por su completa versión gratuita, recomiendo los propios cursos de Analytics Academy. Y, para adquirir una visión amplia de la analítica web, el libro Analítica Web 2.0 de Avinash Kaushik.

7. Marketing

Es una disciplina tan amplia como fundamental para lanzar y potenciar un negocio digital. Que tus productos y servicios sean buenos es básico pero no suficiente: tu público debe conocerlos y decidir comprarlos.

Para lanzar una empresa en internet deberás conocer y saber aprovechar los canales de comunicación que te conectan con tus usuarios. Generar contenido que capte la atención y el interés de los que todavía no te conocen. Fidelizar a los curiosos y convertirlos finalmente en prescriptores que recomienden tu marca por ti.

Para tener una visión general sobre el marketing digital aconsejo realizar los siguientes cursos introductorios de la Universidad de Illinois:

En una primera fase de lanzamiento resulta de especial interés apoyarse en técnicas y disciplinas orientadas a adquirir potenciales clientes que todavía no conocen tu marca. En este sentido recomiendo profundizar en los siguientes conceptos:

  1. SEO y SEM. Cómo hacer que tu página aparezca en los primeros resultados de los principales buscadores (Google, Bing, Yahoo) bien sea mejorando la estrategia de contenidos, la tecnología o pagando por ello. Puedes aprender unas bases en Platzi o los cursos de introducción, fundamentos y optimización de la Universidad de California.
  2. Medios sociales. Además de ser el lugar donde pasan buena parte del tiempo los usuarios, las redes sociales se han convertido en herramientas básicas para la creación de campañas de captación de clientes. Debemos conocer su potencial y aprender a manejar las herramientas para generar campañas publicitarias: Facebook Ads, Twitter Ads, LinkedIn Ads, etcétera. Recomiendo los cursos:

Un apunte sobre Coursera

Muchos de los cursos abiertos mencionados en esta guía están publicados en la plataforma Coursera. Desde hace un tiempo dicha plataforma puso en marcha un modelo de suscripción de 39€ al mes para matricularse en los cursos y optar a conseguir un certificado de cumplimiento.

Sin embargo, para aquellos que no les interese el título (como es mi caso), advierto que la inmensa mayoría de cursos pueden consumirse sin necesidad de estar suscrito gracias a la opción 'audit' (asistir como oyente).

El acceso a la asistencia como oyente no está muy visible, pero todavía no he encontrado ni un solo curso que no ofrezca esa modalidad.

Desaprende

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios