LAS COMPENSACIONES AL USUARIO SON RIDÍCULAS

La huelga le va a salir a Telefónica baratísima

Uno piensa que la compañía presidida por César Alierta debe estar sufriendo por la huelga de técnicos, pero la peor parte, una vez más, está del lado de sus clientes

Foto: La huelga le va a salir a Telefónica baratísima

El desconocimiento que la mayoría de usuarios tiene de sus derechos, unido a la lamentable legislación del sector y la falta de controles de las autoridades competentes sobre su cumplimiento, pueden provocar que a Movistar le salgan muy baratos los retrasos en la instalación de líneas y la reparación de averías que se están produciendo como consecuencia de la huelga de sus técnicos.

Desde el 28 de marzo, los técnicos de las subcontratas de Movistar están en huelga para reclamar mejores condiciones laborales. Los perjuicios para los usuarios son crecientes desde entonces, por lo que es fundamental estar al tanto de los derechos que nos asisten y exigir que se cumplan, aunque las compensaciones establecidas en la normativa son, por decir algo suave, ridículas.

Asociaciones de consumidores como Facua llevan años reclamando cambios en la legislación de telecomunicaciones para aumentar las compensaciones a las que tienen derecho los usuarios que sufren cortes de servicio. Además, la normativa está tan obsoleta (tiene seis años, lo que equivale a un siglo en términos tecnológicos) que establece cuantías inferiores cuando los cortes se producen en la conexión a internet.

Los que peor parados salen son las víctimas de retrasos en la instalación de líneas. Según establece el artículo 29.4 del Real Decreto 424/2005, de 15 de abril, hasta que pasan sesenta días desde su solicitud no empieza a computar el plazo para recibir compensaciones. A partir de entonces, por cada nuevo día de retraso, la compañía sólo está obligada a descontar al afectado el importe de la cuota mensual prorrateada. Un chollo.

La normativa plantea que cuando las compensaciones por cortes en el servicio suman más de un euro, no hace falta que los usuarios las reclamen

Además, el operador se liberará de aplicar el espectacular descuento si el retraso ha estado motivado por causas de fuerza mayor: un maremoto, la visita de Godzilla a tu ciudad... pero ojo: nunca huelgas.

En cuanto a los cortes de servicio, las compensaciones que fija la ley (concretamente los artículos 15 y 16 del Real Decreto 899/2009, de 2 de mayo) suelen dejar cara de tonto a los usuarios que las calculan. Vamos a hacerlo tomando como ejemplo la tarifa Movistar Fusión TV Contigo, que cuesta 47 euros mensuales.

Si sufres una caída del servicio de voz 

La ley da dos opciones, de las que se aplica la que ofrezca como resultado una compensación mayor:

Opción 1

- Suma la cuota mensual de la tarifa contratada (47 euros) más la cuota de línea (en el caso de Movistar Fusión, dicha cuota de abono ya está incluida en la tarifa) = 47 euros. Si realizas llamadas que te facturan aparte o no tienes contratado un bono o tarifa plana, lo que tendrás que sumar a la cuota de abono es la media mensual que hayas abonado por los distintos servicios en los últimos tres meses.

- Divide el resultado entre las horas que tiene el mes (720 en uno de 30 días) = 6,53 céntimos. Éste es el importe que pagas cada hora por los servicios contratados.

- Multiplica el cociente obtenido por el número de horas sin servicio. Así, si han sido seis horas, la compensación será de unos tristes 39 céntimos. Si han sido seis días, 9,40 euros.

Opción 2

- Multiplica por cinco la cuota de línea (17,40 euros) = 87 euros.

- Divide el resultado entre las horas que tiene el mes (720 en uno de 30 días) = 12,08 céntimos.

- Multiplica el cociente obtenido por el número de horas sin servicio. Si han sido seis, la compensación será de unos también tristes 72 céntimos. Si han sido seis días, 17,40 euros. Para tirar cohetes, vaya.

Si se produce un corte en el servicio de acceso a internet

- Suma la cuota mensual de la tarifa contratada (47 euros) más la cuota de línea (incluida en la tarifa nuestro caso) = 47 euros.

- Divide entre dos el resultado = 23,50 euros.

- Divide el cociente entre las horas que tiene el mes (720 en uno de 30 días) = 3,26 céntimos.

- Multiplica el nuevo cociente obtenido por el número de horas sin servicio. Si han sido seis, la compensación ascenderá a la friolera de 19,56 céntimos. Si han sido seis días, 4,69 euros.

Si el corte de servicio afecta tanto al teléfono como a la conexión a internet:

- Realiza las mismas operaciones expuestas arriba y suma los dos resultados.

Y mucho ojo: es posible que la compañía argumente que no tienes derecho a la compensación porque la avería o el retraso en repararla se debió a causas de fuerza mayor. Ya sabes, acepta sólo circunstancias imprevisibles e inevitables: escavadoras que destrozan un poste telefónico, invasiones extraterrestres, combates entre kaijus y robots gigantes...

La normativa plantea que cuando las compensaciones por cortes en el servicio suman más de un euro, no hace falta que los usuarios las reclamen. Sin embargo, siempre es recomendable hacerlo porque cabe la posibilidad de que las compañías se olviden. Una posibilidad muy remota, ¿verdad?

En caso de que la operadora se niegue a descontar la compensación en el siguiente recibo, hay que presentar una denuncia ante el organismo competente, la Oficina de Atención al Usuario de Telecomunicaciones del Ministerio de Industria. Puedes hacerlo por tu cuenta o a través de tu asociación de consumidores.

Y una cuestión fundamental. Si puedes acreditar que la caída del servicio te ha provocado perjuicios económicos, no dejes de exigir una indemnización que los compense. No es fácil demostrarlo, pero un corte de conexión puede provocar que un profesional no entregue un trabajo a tiempo o que una empresa quede prácticamente paralizada. Para resolver estos casos, la única vía suele ser acudir a los tribunales.

#elclubdelalucha

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
13 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios