Todo lo que necesitas saber sobre el próximo Mobile World Congress

Este domingo comienza el MWC en Barcelona, donde las marcas se enfrentan a su particular Juego de Tronos. Estas son las asignaturas pendientes a las que se enfrentan cada una de ellas

Foto: (EFE/Alberto Estévez)
(EFE/Alberto Estévez)

Visto desde lejos, cada Mobile World Congress (MWC) parece el mismo. Las mismas colas interminables, los mismo precios de locura en Barcelona, idéntico aluvión de directivos y periodistas, repetición año tras año de stands clónicos, presentaciones, reuniones privadas y taxis siempre llenos que no se paran ni aunque te tires a los pies y te atropellen.

Mirado con lupa, cada MWC es diferente. Año tras año, los que están más cerca de morir son nuevos, los que están en disposición de matar, también. Esta cadencia de subidas y bajadas, de nuevos reyes y caídas en desgracia sólo la mantienen la industria móvil y los protagonistas de Juego de Tronos.

Quien tenga ganas de marcha, de novedades, de competencia al filo y de muchos asiáticos chapurreando inglés, el MWC y el sector móvil construyen el combo perfecto. Para la mayoría de actores es momento de examen, y 2015 es para algunos su última convocatoria. Lo que digan o callen en Barcelona les va a marcar en adelante, veamos:

Samsung

Si alguien tiene la lupa encima este MWC es el “primer gran fabricante mundial en unidades”. La asignatura se llama decide si quieres ser el Apple de Android o si vas a competir abajo con los Xiaomi, Motorola y resto de chinos. Lo que veremos será un nuevo S6 en el que, esta vez parece que sí, veremos materiales más nobles, la potencia habitual en Samsung y un pressing fuerte en la calidad de la cámara y la pantalla.

A esto no debería extrañarnos que sumaran un nuevo reloj. Por un lado porque sería sospechoso que no anunciaran nada para fechas similares al Apple Watch, y por otro porque el mercado parece estar abrazando este formato redondo.

Sea como fuere, los problemas para Samsung no están sólo en este frente sino en el mercado chino y en las gamas bajas, donde hay mucho volumen y su oferta es mejor en cuanto a distribución y marketing, aunque no en producto… y eso se puede mantener un tiempo, pero no para siempre.

HTC

Tras tres años de travesía por el desierto, HTC es un incomprendido. Han estado bien en producto (de hecho tienen el mejor diseño y sonido en un smartphone en mi opinión), pero en marketing y ventas no acaban de acertar ni con la estrategia ni con la ejecución.

Como tantos otros, es probable que los veamos entrando en el mundo de los wearables y, esto ya sería más raro, hablando de nuevas propuestas de dispositivos personales como su extraña Camara Re. El HTC One M9 ya ha salido en pelotas en internet y será más de lo mismo, lo cuál está muy bien si hablamos de diseño (donde están a un gran nivel), pero no tanto si lo hacemos de fotografía, donde se han quedado atrás. Dicen que ahí está su gran paso… algo que habrá que ver.

Qualcomm

Lo peor de la asignatura de Qualcomma ser el micro de referencia para la gama alta de este 2015 y que, parece, ha sido descartado por Samsung para su S6. icarseel fno no es que, como los equipos que amañan partidos para no descender, depende de terceros. Llevan mucho tiempo marcando el tiempo de los micros para móviles, pero en los últimos años se han dibujado dos sombras en su destino: por un lado los fabricantes que han conseguido diseñar y fabricarse los suyos propios (Apple, Samsung, Huawei), por otro la creciente Mediatek que se está comiendo la gama baja y media.

En este MWC se hablará mucho del SnapDragon810, el que debería ser el micro de referencia para la gama alta de este 2015 y que, parece, ha sido descartado por Samsung para su S6. Las malas lenguas dicen que por el calor, otras también malas apuntan a que se trata de pasta: hay más margen para Samsung si utiliza a su división de micros como proveedora. En todo caso, LG, Sony y HTC van a defender el 810, aunque, claro, no les queda otra.

Huawei y ZTE

¿Conocen estas marcas? Si la respuesta es que no, es probable que concuerden en cuál es la asignatura de estos dos primeros grandes fabricantes chinos. Se mueven en ese terreno difícil de precisar de “soy un 20% más barato que las marcas de referencia, pero a la vez no tiro la calidad por los suelos”, algo en lo que se podría corresponder con su realidad de mercado si no fuese por lo que en muchas ocasiones tardan en mover los dispositivos fuera de China.

En todo caso, Huawei se espera que mueva más el P8, su terminal franquicia con el que apuesta por la delgadez extrema (y no está nada mal, ojo), a la vez que marca posición como marca de las grandes con los wearables.

ZTE está metida en otras batallas, y parece más decidida a tener toda una artillería de dispositivos de muchos tamaños y precios, incidiendo en el tamaño grande y el precio corto.

El CEO de Sony, Kazuo Hirai
El CEO de Sony, Kazuo Hirai

Sony

Ah, ¿qué será de Sony? Su CEO, Kazuo Hirai, anda katana en mano cortando ramas en forma de pérdidas y bajas rentabilidades, por lo que teles y móviles tienen visos de pasar a otras manos. Sería una decisión triste, porque Sony Mobile lleva varios años con un buen nivel de producto, haciendo las cosas muy bien en algunos países – entre ellos España – y porque el teléfono que más he querido en mi vida es su mítico Sony Ericsson T610.

Todo apunta a que este MWC pueden tener un perfil más bajo y guardarse el Z4 para más adelante, aunque son Sony nunca se sabe: tienen un ritmo de renovación de terminal franquicia abrumador. Ojalá nos enseñen, eso sí, un smartwatch precioso basado en tinta electrónica que ya han anunciado. Donde seguro que les veremos es con su Tablet Z4, una virguería de delgadez que podrá presumir de ser el dispositivo mejor diseñado para disfrutar en una bañera gracias a que es sumergible.

En lo técnico, la asignatura pendiente es que, siendo el gran vendedor de sensores para la industria (incluyendo a Apple y Samsung) y estando en un momento excelente en su gama de fotografía, todavía no tengan el mejor móvil para fotos del sector (el z3 está en el top, pero no reina).

Motorola y Lenovo

Lenovo compró Motorola y en este MWC estaría bien saber con qué nombre concurrirá dónde. La apuesta clara sería que Europa occidental y USA son para Motorola, y Asia, Europa del Este y África para Lenovo. Latinomérica no está tan claro, pero yo apostaría a que la marca Motorola es mucha marca allí y es difícil renunciar a ese valor.

En producto se han adelantado al MWC y han presentado el Moto E 4G, un cacharro perfecto para aquellos que tengan que comprar un móvil barato que sirva para el WhatsApp y llamar.

Las telecos: Telefónica, Vodafone, Orange…

Alierta y Colao hablan en el MWC, lo que apunta a que habrá cuchillos volando, (tengan cuidado si asisten en persona). A Telefónica le aprieta el tema local, la CNMC quiere que compartan la fibra, y la groseramente explícita ayuda del PP juega a la contra (¿cómo dar marcha atrás sin que parezca que lo ha mandado Soraya?). A los dos el tema global, la neutralidad de la red y la huida del modelo “somos una tubería de datos y ya está”.

Su futuro pasa por vender tele y servicios digitales. En lo primero ya están peleándose por derechos, en lo segundo esperan que el legislador europea atienda a su letanía de “invertimos miles de millones en Europa, mientras que los Google y Facebook apenas tienen a unos cuantos equipos comerciales y ni siquiera tributan en la mayoría de países”.

‘Tablets’ y ‘wearables’

¿Alguien dijo tablets? Hace tres años fueron la estrella del MWC, parecía que no habría otra cosa en nuestras vidas… pero el mercado se ha frenado y la expectativa de crecimiento y nuevos ingresos para los fabricantes se ha movido hacia las pulseras, los relojes y hasta los visores de realidad virtual (por favor, si pueden, prueben la Galaxy VR de Samsung).

En todo esto conviene coger posición antes de que llegue Apple. Lo más interesante es que en diseño, cuando lleguen los de Cupertino, vamos a tener a Motorola con el 360 y LG mejor posicionados en lo estético. En funcionalidades está por ver y no me refiero sólo a la competencia entre todos, sino que los smartwatch ofrezcan razones para su compra. Por cierto, lo de Pebble empieza a dejar de ser el cuento de cenicienta para convertirse en el “mira tú si quienes le van a hacer sombra a Apple son estos frikis”.

El internet de las cosas

Parece que ha llegado su momento, tras 20 años hablando de él. Pudiera ser, a veces el momento es cuando la tecnología que facilita la tendencia se ha vuelto lo suficientemente barata como para que las ideas alrededor de ella puedan convertirse en modelos rentables.

En el IoT sobran ejemplos frívolos tipo “conecte su cafetera a internet y consiga… bueno no sabemos qué, pero todo es mejor conectado a internet” y falta mostrar más y mejor los modelos que ya funcionan, desde la automatización de las fábricas a la logística. También falta convencernos no va a matar de una vez por todas la poca privacidad que queda.

Muchos son los que aquí quieren comerse parte de la tarta y a los que habría que seguir de cerca: Intel, Mediatek, Samsung, Vodafone…. va a ser difícil encontrar una compañía que no quiera acompañarnos en esta aventura por conectarlo todo.

Oppo, Meizu, Xiaomi

Son tres de las estrellas de la nueva generación de fabricantes chinos. Los dos primeros estarán en el MWC, lo más probable que no sólo enseñando producto, sino también para llegar a acuerdos que los ayuden en una asignatura pendiente: la distribución fuera de China.

Zuckerberg

Un hombre muy listo que sabe muy bien que el futuro inmediato de Facebook se juega en el móvil y que viene otra vez al MWC a explicarnos lo bueno que es su proyecto internet.org y que todo el mundo debe conectarse a sus servicios.

De paso debería quedar con Alierta, explicarle lo que van a molar las llamadas en Whatsapp sobre la red de Telefónica y responder a la pregunta del directivo aragonés en su presentación de resultados del año: "¿Pero por qué va a tener que conocer mi vida el Zuckerberg este?”.

Y más

Veremos a un LG que, como siempre, andará con perfil bajo. A un Microsoft que parece confiar en Windows 10 como revitalizador de la gama Lumia. A las “europeas” Kazaam, Wiko y BQ, que tienen que demostrar que son capaces de mantener y agrandar su modelo de compañía. A cientos de actores pequeñitos cada uno con el sueño de dar el campanazo…

No puede ser aburrida una feria con tantas batallas, tanto ejecutivo despistado suelto y en una ciudad en un momento tan dulce como Barcelona. Si quieren, se lo cuento a la vuelta.

Everyday Robots
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios