BlackBerry ya estaba muerta y Android no la va a resucitar

La empresa canadiense sigue creyendo que existe un nicho para sus 'smartphones', ahora usando el sistema operativo Android. Se equivoca

Foto: El consejero delegado de BlackBerry, John S. Chen. (Reuters)
El consejero delegado de BlackBerry, John S. Chen. (Reuters)

Ya no hay apenas gente que use BlackBerry. No se ven por la calle, tampoco en las empresas. La estrepitosa caída de BlackBerry pasará a la historia como la de la empresa creadora de un negocio multimillonario, el de los smartphones, que no supo reaccionar a la nueva competencia. Exactamente igual que Nokia. La finlandesa al menos hizo caja vendiendo a Microsoft. BlackBerry ni eso. La canadiense ahora es un 'zombie'. Y no, Android no la va a resucitar.

BlackBerry es la responsable de crear ya en 1999 eso con lo que hoy trasteanmos sin parar y llamamos 'smartphone'. Muchas empresas se lo deben casi todo. Si no fuese por algunas de las ideas de la canadiense, como insertar un potente gestor de correo electrónico (el de la época) o la navegación en internet con redes móviles, hoy en día no tendríamos los teléfonos que usamos a cada segundo. 

BlackBerry marcó récords de ventas de smartphones en 2010: 14,6 millones de equipos en el cuarto trimestre. Fue el principio del fin. Desde aquel momento Apple y Samsung empezaron a liderar el mercado. Era de esperar que, siguiendo la línea de equipos con teclado físico y sin pantalla táctil, la empresa se vería afectada. Para el último trimestre de 2013 la empresa tan sólo vendía 1,7 millones de móviles.

El bombazo en ventas de Apple y Samsung puso a BlackBerry muy nervioso. Demasiado. Cometieron el error de pasararse al extremo contrario, centrarse en el mercado de consumo, descuidando el de las empresas. Según el histórico de ventas de Kantar Worldpanel, en España BlackBerry empezó 2012 con un 10% de cuota de mercado gracias a su gama de móviles baratos, los BlackBerry Curve. Solo un año después, a principios de 2013, tan solo contaban con el 2% del mercado. Unos meses después, la cuota se derrumbó a un 0%. Había desaparecido. 

Sus problemas se pueden resumir en un acrónimo, su sistema operativo: BBOS 10. Los desarrolladores no tenían interés por crear aplicaciones para esta plataforma. ¿Para qué? Hacían mucho más dinero con las 'apps' para iPad o iPhone y, en menor medida, con las ventas en Android. Para mitigar el problema de la falta de aplicaciones, BlackBerry creó una alianza con Amazon que ponía su tienda de aplicaciones en equipos con BBOS 10. Nada cambió. 

Ni ‘tablets’ ni ‘smartphones’

BlackBerry Storm 9500
BlackBerry Storm 9500

La industria jamás olvidará su respuesta al iPhone: BlackBerry Storm. Los que hemos podido vivir aquella época en la que, de pronto, Apple revolucionó el mercado móvil en 2007, su respuesta se nos grabó a fuego. Lo mejor que podemos decir de él es que era malo, muy malo. Era simplemente un equipo creado por una empresa que no entendía a lo que se estaba enfrentando.

No haré sangre, pero el equipo usaba un sistema de pantalla con botón físico para hacer clic en iconos y elementos. Comparado con cualquier otro equipo Android o con el iPhone, era inexplicable cómo esta empresa, capaz de crear el negocio del smartphone, lanzaba al mercado un producto tan pésimo.

BlackBerry tampoco fue capaz de entender el mercado de las 'tablets'. En 2011 presentaron BlackBerry PlayBook. Una tableta que por diseño, formato y características no era mala. De la misma forma que pasó con 'Storm', se lanzaron a contrarrestar la presión de Apple con su iPad con un producto mal planteado y a toda prisa.

Aquella fue la primera y única 'tablet' de BlackBerry.

Android a la desesperada

Ahora BlackBerry nos ha "sorprendido" con la llegada de BlackBerry Priv, el primer equipo basado en Android y que, claro, tiene teclado físico. Con este móvil la empresa deja claro que se equivocaron: BBOS no funcionó y Android es ahora la única vía factible para intentar atraer clientes.

Pasarse ahora a Android no solucionará nada. BlackBerry llega tarde, mal y nunca a un sector que ya se ha olvidado de ella hace tiempo

En la actualidad BlackBerry se ha centrado en servicios de seguridad para empresas e instituciones (el gobierno de EEUU sigue usando soluciones BlackBerry), pero incluso este negocio se ven afectado por la presión de Apple y Samsung.

Apple se alió con IBM para enfocarse en este sector. Google se alió con Samsung para integrar la tecnología Knox en Android. Con este panorama, BlackBerry será incapaz de volver a encontrar un nicho de usuarios empresariales. Y mucho menos arañar algo en el mercado de consumo.

Pasarse ahora a otra plataforma como Android no solucionará nada. Da igual que el CEO de la empresa, John S. Chen, asegure que sea el 'smartphone' Android más seguro del mundo. La seguridad es vital, pero BlackBerry llega tarde, mal y nunca a un sector que ya se ha olvidado de ella hace tiempo. 

El ¿futuro? de BlackBerry

BlackBerry debería tirar la toalla de una vez en la fabricación y desarrollo de smartphones. La realidad es que la canadiense lleva varios años intentando dar la vuelta a su maltrecho negocio a base de alianzas con otras empresas para enfocarse en otras plataformas: Android y iOS.

El futuro de BlackBerry es desgraciadamente muy parecido a su presente: está condenada a desaparecer por completo del mercado que creó de la nada

Para proteger Android han optado por Knox de Samsung. Para iOS la apuesta ha sido con un verdadero órdago, comprar Good Technology. Son los servicios a empresas y centrados en la seguridad los que podrían salvarlos. También han comprado AtHoc, una empresa especializada en alertas de crisis para otras empresas y gobiernos. La estrategia, sin embargo, sigue sin funcionar.

El futuro de BlackBerry es desgraciadamente muy parecido a su presente: está condenada a desaparecer por completo del mercado que creó de la nada. Ya pasó con Nokia o Siemens. La historia se ha vuelto a repetir. 

¿Ha probado a reiniciar?
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios