Por qué Microsoft ha perdido la batalla del móvil (y ganado la del PC)

La nueva 'tablet' y portátil de Microsoft redefine la gama alta de estos equipos, mientras que sus Lumia no paran de perder cuota de mercado

Foto: (Foto: REUTERS/Robert Galbraith)
(Foto: REUTERS/Robert Galbraith)

Este martes, Microsoft ha tenido un gran día con el lanzamiento de actualizaciones para sus equipos portáties. La compañía ha presentado la nueva 'tablet' Surface Pro 4, el portátil Surface Book, el medidor de actividad física Band 2, dos móviles Lumia 950 y un Lumia 550 de gama media-baja.

Los dos portátiles son un ejemplo de cómo esta Microsoft, muy alejada de la de aquellos años en los que se la demandaba por prácticas monopolísticas, ha evolucionado convirtiéndose en una empresa capaz de crear la mejor tableta y el mejor portátil que funcionen con Windows 10. También ha creado buenos móviles, aunque hayan pasado desapercibidos.

No todo es perfecto en Microsoft: su división de consumo móvil tiene problemas, ya que los usuarios no paran de alejarse de Windows, mientras sus aplicaciones son cada vez más usadas en Android y en iOS. La empresa sabe que hay una brecha en su división móvil, y supone que Windows 10 hará que mejore sus ventas, pero estamos ante una de sus apuestas más importantes que determinará el futuro de los 'smartphones' en Microsoft.

Los errores en el móvil

Steve Ballmer, ex CEO de Microsoft, saluda a Stephen Elop
Steve Ballmer, ex CEO de Microsoft, saluda a Stephen Elop

Los directivos han cometido errores que han llevado a la compañía a una situación delicada, casi de debilidad en el mercado móvil. Empezaron mal, con una versión de su sistema operativo Windows Phone muy limitado. Evolucionó a Windows Phone 8 con muy buenas críticas, muchas por su diseño, diferente y que ha creado escuela. Pero cuando lograron crear una plataforma interesante con esta versión, los consumidores ya se habían pasado a iPhone o a Android.

La compra de Nokia, obra de su anterior CEO Steve Ballmer, fue uno de sus mayores errores. Integrar el negocio de móviles ha marcado un antes y después en la empresa, y ahora es un problema con el que Satya Nadella tiene que lidiar, dando por perdido el 80% de la inversión y anunciando 7.800 despidos.

Que los Lumia no se están vendiendo bien es una realidad casi global, aunque se mantengan fuertes en algunos países, sobre todo en Lationamérica.

¿Qué han hecho mientras tanto en su división móvil? Lanzar demasiados equipos centrados en mercados emergentes, ya saturados por móviles muy baratos con Android; no prestar mucha atención a sus mercados más importantes y, lo peor, la inexcusable falta de aplicaciones y de apoyo de desarrolladores a su ecosistema. Tres fallos que han dejado a Microsoft en una posición de derrota.

La irrelevancia de Windows Phone y Lumia

Según 'WallStreet Journal', Microsoft está perdiendo hasta 12 centavos de dólar por cada ‘smartphone’ que ha vendido en los últimos tres meses. No hay una expectativa de que esto vaya a mejorar con los nuevos dispositivos.

Con los datos de IDC en mano, Windows Phone sólo consiguió el 2.6% del mercado móvil durante en el segundo trimestre de 2015, muy alejado del 82,8% de Android o del 13,9% de iOS. En España, Kantar Worldpanel les da una cuota del 4%, por debajo de Italia, Francia o Reino Unido.

Cuota de mercado móvil por sistema operativo. IDC
Cuota de mercado móvil por sistema operativo. IDC

Nadie va a comprar los nuevos Lumia 950 y Lumia 950 XL. No hay ninguna razón. Aunque llegan con la nueva versión de Windows 10 que permitirá conectarlo a una pantalla, teclado y ratón para convertirlo en un PC, ¿quién querría usar su móvil como su PC? Quizá las empresas, no los consumidores.

Tras cinco años en el mercado móvil, Microsoft admite que su nicho son las empresas, no el consumo doméstico. Durante la presentación de los últimos Lumia, Terry Myerson (vicepresidente del grupo de Windows y dispositivos) comentó que “más de 1.000 nuevos negocios han elegido Lumia para ser más productivos”. Negocios, no consumidores.

No vamos a negar que las demostraciones que hace Microsoft convirtiendo un móvil en un PC son divertidas, incluso nos imaginamos usándolas porque la posibilidad de utilizar tu móvil como único dispositivo es algo que se lleva pensando desde hace tiempo, pero que nadie ha conseguido ejecutar bien hasta ahora. La realidad es que se pierde demasiado pasando a un Lumia, sobre todo en lo que se refiere a aplicaciones que están en otras plataformas.

Pero en ‘tablets’ y PC… lo bordan

Microsoft Surface Book (Foto: Microsoft)
Microsoft Surface Book (Foto: Microsoft)

Es paradójico cómo Microsoft ha provocado un desastre en un mercado tan importante y grande como el móvil, pero mientras ha logrado crear los mejores productos del mercado del PC.

El nuevo Surface Pro 4 es un ejemplo de cómo el mejor PC puede ser perfectamente una ‘tablet’ gracias a un buen diseño, excelente pantalla y formato. La nueva Surface Book, el portátil convertible de 13.5 pulgadas, es espectacular con el nuevo teclado metálico y especificaciones, redefiniendo la gama alta de portátiles. Los socios de los que tanto habla Microsoft, como HP, Dell, Acer y otros, deberían estar preocupados. Mientras se pelean por portátiles de unos 300 euros, los nuevos Surface han elevado la categoría de ordenador personal.

Microsoft ha comprendido que el mercado del portátil se está haciendo muy pequeño, se venden equipos demasiado baratos que acaban no siendo rentables para una gran empresa. Son los usuarios que invierten en un equipo de gama alta los que interesan, de ahí el precio (desde los 1.499 dólares) y calidades de los nuevos Surface.

¿Ha probado a reiniciar?
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios