Twitter se ahorra 22 millones de dólares en impuestos gracias a una exención fiscal

Cuando los directivos de Twitter le comunicaron que iban a marcharse de la ciudad, el alcalde de San Francisco les hizo una oferta que no rechazaron

Foto: Twitter se ahorra 22 millones de dólares en impuestos gracias a una exención fiscal

¿Qué debe hacer un político cuando una empresa de su entorno tiene potencial para crear empleo? ¿Debe bajarle los impuestos en beneficio de los puestos de trabajo? ¿O no debe favorecerla por encima de otras empresas?

Esta es la pregunta que en 2011 se hizo el alcalde de San Francisco, Ed Lee, cuando los directivos de Twitter le comunicaron que iban a marcharse de la ciudad. Ante la posible huida de empresas, Lee hizo a Twitter una generosa oferta: si no se marchaban de San Francisco, estarían exentos de pagar impuestos por sus nuevas contrataciones durante seis años, llegándose a ahorrarse hasta 22 millones de dólares anuales.

Así nos lo cuenta el CEO de Softonic en Estados Unidos, Santi Arañó, en el noveno capítulo de 'Emprendedores e innovadores: de Silicon Valley a Israel', el documental sobre los dos polos de innovación tecnológica mundial producido por los premios EmprendedorXXI de Caixa Capital Risc con la colaboración de El Confidencial y Teknautas.

En esta ocasión hemos querido saber si en estas dos mecas tecnológicas hay canales de ayuda a startups tecnológicas, tanto por parte de las instituciones públicas como por parte de los propios emprendedores. Para ello, además de Santi Arañó, hemos hablado con Oriol Sanleandro (MakeEatEasy), Ezequiel Triviño (Wikreate) y José Luis Martín de Bustamante (Nutrino):

La exención fiscal a Twitter “ha revitalizado la economía”

Para Arañó, la exención fiscal que San Francisco aplicó a Twitter es, a la postre, una buena noticia. “Gracias a que las nuevas oficinas de Twitter están en una zona de la ciudad en la que antes no había nada, todo se está activando de manera espectacular: han hecho viviendas, han abierto nuevos comercios y muchas startups se quieren mudar a esa zona, que se ha puesto de moda”.

Si intentas crear una empresa que sea la nueva Microsoft, se sabe que vas a crear riqueza, empleo y que vas a favorecer a la sociedad. Incluso si no te sale bienAl fin y al cabo, “si intentas crear una empresa que sea la nueva Microsoft, se sabe que vas a crear riqueza, empleo y que vas a favorecer a la sociedad. Incluso si no te sale bien”, nos cuenta  Ezequiel Triviño.

Pero, ¿y al margen de los políticos? ¿Qué pasa con los emprendedores que te rodean en dos de los ecosistemas tecnológicos más competitivos del mundo?

Los que lo están viviendo, desde luego, no tienen motivos para quejarse: “Muchos te ayudan recomendándote si ven a un inversor que le puede interesar a tu compañía, invitándote a eventos... En Israel hay mucha comunidad a la hora de buscar tanto capital como equipo humano”, asegura José Luis Martín de Bustamante.

Y es que, aunque en todas partes “la competencia es muy grande, también es muy buena”, nos cuenta Oriol Sanleandro. “En San Francisco todo el mundo se ayuda y tiene diez minutos para hablar contigo de proyectos, de ideas, para conectarte con otra gente, para trabajar contigo... La colaboración es estrecha y hay mucho compañerismo”.

Si quieres seguir la evolución de este documental, puedes seguirnos aquí todas las semanas.

Innovadores: de Israel a Silicon Valley
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios