"Móviles de gama alta a precios 'low cost'"

Como los Reyes Magos, la ecuación 'gama alta- precio bajo' no existe. Desconocemos si son los padres, pero les instamos a que no den credibilidad a este tipo de noticias

Foto: Móviles de gama alta a precios 'low cost'
Autor
Tiempo de lectura3 min

A muchos de ustedes les puede parecer mentira, pero todavía hay quien se cree lo que dice el titular. Naturalmente, la gama alta a bajo precio no existe, de modo que les ruego que me perdonen este artículo, que va a ser poco más que una clase de economía de Primaria.

Ayer, mientras seguía la presentación de los nuevos productos de Bq, me topé con un titular raro: "Bq apuesta por los smartphones y tabletas de alta gama a bajo precio". He empleado el adjetivo "raro" porque conozco a los dos actores involucrados, periodista y empresa, y me consta que estos términos no figuran en su discurso. Del que firma, José Manuel Nieves, no tengo más que buenas palabras: coincidí con él en ABC y sus enseñanzas me fueron más valiosas que las de la universidad. No me imagino a Nieves dando duros a peseta en la cosa tecnológica, y mucho menos a Bq, cuyos dirigentes hilan esencialmente fino en este tema.

Me decanto por la opción de un portadista demasiado atareado -o espabilado- queriendo llevarse el click fácil a base de titulárido, máxime cuando el cuerpo del artículo habla de "altas prestaciones" y "precios increíbles" que son, por subjetivos, términos más presentables.

Porque no es lo mismo la gama alta que las altas prestaciones. Lo primero implica lo segundo, pero no al revés. Me alineo con los lectores que sostienen que Android, en su afán por gustar a todos, ha igualado el rendimiento de los terminales hasta el extremo. Así, las diferencias entre un móvil premium y otro de gama media son difícilmente perceptibles con el uso común. En esta línea sí, podríamos decir que los móviles de Bq ofrecen unas altas prestaciones.

Bq no hace gama alta

Compra caro, vende barato y deja un bonito cadáver

Lo que no se puede escribir es que Bq, por seguir con este ejemplo, hace smarphones de gama alta, entendiendo "gama alta" como una forma de fabricar que monta los componentes más sofisticados del mercado. No es el caso. El nuevo Aquaris E5 4G cuenta con un procesador Snapdragon 410, un chip que destaca por el 4G, capacidad para trabajar en 64 bits y buen rendimiento energético. Se trata de una excelente elección en la relación calidad-precio, pero de ningún modo figura entre los chips más ambiciosos de Qualcomm.

Por encima tiene tres familias, los 500, los 600 y los 800, que encajan mejor en esta descripción. El chip 801, por ejemplo, fue la referencia de los equipos premium del año pasado (Xperia Z2, Galaxy S5, G3...) y, a pesar de los estragos que causa la Ley de Moore en doce meses, sigue siendo un procesador que triplica el rendimiento del 401. 

Para colmo, si comprobamos los costes de fabricación que tiene un smartphone de gama alta, como el Galaxy S5 (280 dólares), reparamos en que exceden el precio de mercado del Aquaris (219 euros).

La lógica económica no casa con el low cost y la gama alta. Si compras caro, vendes caro. Eso no significa que un móvil que te ha costado 280 dólares lo tengas que vender por 800, pero sí al menos con un margen de beneficio razonable. Hemos de separar un hecho constatado como es que los grandes fabricantes inflan el precio de sus buques insignia con la quimera de que los mejores componentes pueden salir baratos. No dejen que nadie les convenza de lo contrario.

La clave está, como siempre, en la relación entre la calidad y el precio. Bq hace gama media y baja a muy buen precio, lo que les ha procurado una merecida fama en el sector. Llegará el momento en el que se compliquen con terminales premium pero, hasta entonces, hemos de evitar crear falsas expectativas en el consumidor.

Loading
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios