Si queremos más mujeres en tecnología habrá que empezar por las aulas
  1. Tecnología
  2. Quince minutos
Javier Arroyo

Quince minutos

Por

Si queremos más mujeres en tecnología habrá que empezar por las aulas

La tecnología es un sector de hombres, pero esto es algo reversible. Hay que animar a las niñas a seguir carreras técnicas poniendo a su alcance modelos a seguir y apoyándolas desde la primaria

Foto:

Si ha habido un asunto que ha explotado este año en Silicon Valley ha sido la falta de mujeres en la industria tecnológica. El debate ha ido desde acusaciones de machismo, en artículos o en los tribunales, como hemos visto recientemente con el caso de Ellen Pao, ahora en Reddit, que acusó a su antigua empresa, una firma de capital riesgo, de discriminación sexistahastala simple constatación de que el género femenino brilla por su ausencia en muchas de las firmas emblema del boom tecnológico.

No hacen falta más evidencias, pero en estos días el foro de programadores Stack overflow ha sacado una encuesta para dar a conocer el perfil de sus usuarios: el 92 % de los desarrolladores que acuden con frecuencia al foro son hombres. La buena noticia es que, según las estimaciones por edad, la situación puede mejorar.

Fue en verano de 2014 cuando algunas de empresas hicieron público su perfil demográfico y resultó que no era muy diverso. El valle era casi un club de chicos, como explica en este artículo deThe New Yorker James Surowiecki. Se puede uno quedar en la superficie o podemos ir a alguna de las causas y el caso es que, desde los años 80,las estudiantes en informática han disminuido, mientras en otras ramas de ciencias aumentan ligeramente.Tim Cook, el CEO de Apple, se ha propuesto avanzar en mejorar la presencia de las mujeres en su compañía pero la cuestión sigue siendo de dónde sacarlas si no quieren estudiar muchas carreras que les pueden llevar a estas compañías.

Iniciativas para equilibrar la balanza

En EEUUhay desde hace tiempo iniciativas para tratar de convencer a las chicas de que la programación, por ejemplo, puede ser una opción que no pasa necesariamente por hacerse amiga de una pandilla de frikis poco sociables que sólo intiman con el ordenador.Algunas han pensado que una de las soluciones pasa porque las chicas tengan como modelos que han escalado alto en sus carreras tecnológicas y, además, reciban clases sólo con sus amigas para sentirse menos intimidadas por chicos que llevan más tiempo familiarizándose con los ordenadores.

Uno de los proyectos más consolidados es el de Girls in Tech, con delegaciones ya en 20 países y fundada en 2007. Hace pocos días, presentaron sus ideas en España, en el auditorio de Telefónica y se daba así por oficializado el aterrizaje de la organización en nuestro país.

Además de modelos yde la conciencia en las empresas de pensar que la diversidad es una riqueza de enfoque, hace falta que a las adolescentes les gusten las ciencias y, para eso, que a las niñas les encanten los números. La educación primaria es fundamental, por eso es tan importante no desanimar a las niñas a esas edades. Por sorprendente que parezca, todavía hay profesores que lo hacen, según un estudio.

Una de las ventajas de las nuevas tecnologías es que los ordenadores no entienden de género. Por eso, puede ser que gracias a iniciativas como Girls in Tech y a unamayor concienciación de todos sobre lo importante que es no disuadir a las niñas de carreras tecnológicas, el club de chicos del Valle tenga sus días contados.Y no es por una cuestión de mero maquillaje con una capa de corrección política. Cada vez hay más informes que subrayan que las empresas con mayor equilibrio entre géneros tienen mejores rendimientos. En Smartick lo sabemos.

Igualdad de género Matemáticas