Los bulos son más interesantes que la verdad

Gracias a las redes sociales las noticias circulan a lo largo y ancho del mundo más rápido que nunca. Pero, por sorprendente que parezca, no todas son ciertas

Foto: Los bulos son más interesantes que la verdad

Gracias a las redes sociales las noticias circulan a lo largo y ancho del mundo más rápido que nunca. Y cuándo además se trata de noticias falsas, ya ni os cuento.

Hace justo dos años escribía en esta misma columna un artículo sobre cómo se comportan los rumores en internet. Como profesional de la comunicación y la reputación online me interesa mucho el tema de los llamados hoaxes (bulos, para los menos modernetes), y me fascina ver cómo estas informaciones, que cualquiera con dos dedos de frente puede sospechar que son falsas, se propagan como un virus a través de correos electrónicos, whatsapps, redes sociales, blogs y lo que es peor, en muchos casos terminan siendo recogidas por los medios de comunicación.

Hace unos días circuló una noticia sobre una chica de Florida que, en su intento por entrar en un 'reality show', se implantó un tercer pechoPor esto me ha encantado conocer esta misma semana el lanzamiento de Emergent, una web prototipo del Tow Center for Digital Journalism de la Universidad de Columbia que consiste básicamente en un “rastreador de rumores”, analizando la veracidad de los mismos y su propagación.

Emergent se hace eco de los rumores más sonados, los verifica o desmiente y, lo más importante, muestra cómo han sido compartidos. Lo interesante del experimento es observar cómo ante una información falsa los artículos que la presentan como verdad, difundiendo el bulo, son mucho más compartidos que aquellos que lo desmienten.

Un tercer pecho arrasa en las redes sociales

Un claro ejemplo lo podemos ver en la noticia que circuló hace unos días sobre una chica de Florida que, en su intento por entrar en un reality show, se había operado para implantarse un tercer pecho, de lo cual presumía en sus redes sociales.

Estoy seguro de que a la mayoría le llegó está noticia, al menos en mi oficina desde luego se escuchó el comentario “¿habéis visto a la tía de las tres tetas?”, y en mi Facebook fueron muchos los que compartieron artículos que más de un medio de comunicación publicó. En Estados Unidos el tema llegó incluso a salir por televisión.

Tal y como se podía sospechar se ha demostrado que la noticia era un fraude y que se trata de un montaje. Este desmentido ha sido recogido también por multitud de medios, pero según los datos de Emergent el alcance de estas noticias no ha sido ni la tercera parte de aquellas que vendían la historia como real. 

La conclusión es clara, y es que resulta mucho más fácil hacer circular un rumor que contenerlo… Debe ser que la verdad ya nos aburre y las mentiras resultan siempre mucho más interesantes.

Social 24/7
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios