Ni 'apps' ni supermercados: Amazon se va a merendar las compras 'online'

Entregas el mismo día, un catálogo que cubre la mayoría de necesidades básicas y precios similares a la competencia. ¿Para qué quiero más?

Foto: (Reuters)
(Reuters)

La aparición de Amazon Prime Now promete sacudir los cimientos del comercio 'online' de productos frescos y no perecederos. De repente, El Corte Inglés, Mercadona, Carrefour, DIA y 'apps' como Deliberry o Comprea se han encontrado con un serio aprieto. Renovarse o morir. Darwinismo puro y duro. 

A nivel personal, la llegada de productos frescos al supermercado de Amazon ha supuesto una bendición en casa. No tengo nada en contra del supermercado tradicional. Es más, hasta supone un soplo de aire fresco que te permite despejar la cabeza entre semana. Mi problema se llama tiempo libre: por mi horario, sólo tengo la posibilidad de hacer la compra a primera hora de la mañana, que suele acabar mal, ya que pueden más mis ganas de estirar el sueño cinco minutos más, o a última de la tarde, que implica hacerlo deprisa y corriendo antes de que el súper baje la persiana.

Antes de mudarme a Madrid, tiré bastante de Ulabox en Barcelona. Tenía productos frescos y un servicio de entrega similar al del resto de grandes superficies, lo que te ponía la compra en casa de un día para otro con el añadido de que mi última residencia barcelonesa se encontraba en un quinto sin ascensor. Que te pusieran la compra en la puerta de casa no tenía precio.

Carrefour, tenemos un problema.
Carrefour, tenemos un problema.

Tuve que desechar la opción de Ulabox al mudarme a Madrid. Tener un DIA a veinte metros de casa y un Mercadona a diez minutos me solventaron la papeleta. Tener ascensor, por fin, solucionaba el problema logístico de llevar compras abundantes desde el portal hasta la cocina. El inconveniente, ahora, es el tiempo libre.

¿Por qué creo que Amazon va a zamparse el comercio 'online'? Como ha sucedido con la piratería en cine, música o videojuegos, todo se reduce a ofrecer al cliente un servicio superior al de la competencia a un precio razonable. En el caso de Amazon, la única obligación es una suscripción Premium (algo menos de 20 euros al año, menos de dos euros al mes) y una compra mínima de 19 euros, importe que nos pasamos de sobra con la compra semanal. No todo son flores y fuegos artificiales en el gigante 'online', pero malvada lógica capitalista me empuja a poner mis necesidades por delante. ¿Puedo hacer la compra a las nueve de la mañana y tenerla en casa justo al llegar del trabajo? ¿Sí? Adelante.

(Comprea)
(Comprea)

Se puede argumentar que existen opciones capaces de ponerte la compra en casa en cuestión de minutos. Comprea es capaz de llevarte la compra a casa en una hora por 7 euros adicionales (Amazon cobra 5,90) y Deliberry ofrece un servicio similar en el que se pueden escoger supermercados de la zona en la que resides, y también te lo ponen en casa en una hora siempre que hagas una compra mínima de diez euros. A fin de cuentas, son opciones cuasi calcadas a las que ofrece Amazon que tienen toda la pinta de estrellarse. ¿Por qué? Por el desconocimiento de la marca entre el público mayoritario.

No tengo ninguna duda de que las grandes superficies se van a poner las pilas de aquí a final de año ante el movimiento de Amazon. Las 'apps' poco pueden hacer salvo mejorar el servicio y buscar vías alternativas que le permitan diferenciarse de Amazon y darse a conocer ante el gran público. Hasta que esa hora llegue, la dupla Amazon unida a la bajada puntual al colmado de la esquina para las compras de última hora tiene visos de convertirse en tendencia en mi casa. Sólo te pido un favor, Amazon, rediseña esa 'app' o déjame hacer la compra desde el ordenador.

Space Invaders

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios