Por qué el HomePod de Apple será el altavoz que desearás tener en tu salón

Es el arma de Apple contra Echo y Home, y cuenta con una ventaja que sus rivales no tienen. Si el sonido está a la altura, tiene media partida ganada

Foto: Foto: Apple.
Foto: Apple.

Primero fue el Amazon Echo. Más tarde, llegó Google Home. Ahora, Apple se suma a la fiesta con un altavoz inteligente. Se llama Homepod y llegará a las Apple Stores de medio planeta entre finales de 2017 y 2018. A falta de las primeras pruebas a fondo y por mucho que sea una respuesta a una categoría de producto ideada por Amazon, Apple se va a marcar un tanto con una idea tan sencilla como obvia: que sea un altavoz con un sonido aceptable que se pueda utilizar para escuchar música en casa.

Es una de las paradojas del Echo y de Home. Si quieres escuchar música a través de ellos, lo más aconsejable es que enlaces un altavoz externo a través del asistente porque su calidad de sonido es, más bien... flojita. En el ámbito de los altavoces inteligentes y con una calidad de sonido de gama alta, hay que irse a unos Sonos, por ejemplo, cuyo coste se queda en algo más de 200 euros para el modelo más básico (aunque hay opciones más asequibles con un sonido algo peor).

El HomePod dobla en precio al Echo y al Google Home (ambos a 150 dólares, por los 349 del altavoz de Apple) y es incluso más caro que otros altavoces con wifi integrado. ¿Qué lo diferencia de sus rivales? El precio, para comenzar, y el sello de Apple. No hay que olvidar que el Apple Watch, al que se le acusa de caro y de haber nacido a rebufo de Android Wear, ha vendido seis millones de unidades en el último trimestre de 2016, según las estimaciones de los analistas del mercado. Si Apple es capaz de ofrecer un sonido a la altura de Sonos y dotar al 'gadget' de inteligencia, la jugada será maestra.

Foto: Apple.
Foto: Apple.

En este apartado, no hay que olvidar la compra estratégica que supuso en su día Beats. Puede que la calidad de sonido de los Airpods no haya supuesto una revolución (y que su batería sea manifiestamente mejorable), pero los nuevos cascos llevan el sello de Apple por todos lados, desde el mismo momento en el que se abre la caja y el teléfono los detecta a la primera. Esa oferta de auriculares se completa con la gama de productos Beats donde, ahí sí, se pueden encontrar opciones para todos los gustos y colores, pero ese aspecto diferencial es el que persigue el HomePod, que sea ese aparato que despierte la admiración de tus visitas de la misma manera que los Airpods roban miradas de curiosidad en el metro.

La alianza con Beats es fundamental para entender este nuevo paso adelante de Apple y para creer que, esta vez sí, un altavoz inteligente es compatible con una buena calidad de sonido. En la prueba que hemos hecho en Teknautas con el Amazon Echo, la sensación que nos ha quedado es que es un 'gadget' interesante, sí, pero con el que interactuar. No es un altavoz y su sonido no llena la sala. Si quieres eso, tienes que hacerte con otra unidad dedicada en exclusiva al audio.

No esperes una revolución

Otro de los aspectos interesantes del HomePod es su disponibilidad. Apple ha anunciado que llegará a Estados Unidos, Reino Unido y Australia a finales de año y que el resto del mundo lo recibirá en 2018. Hoy en día, el Echo de Amazon solo está disponible en Estados Unidos, Reino Unido y Alemania, mientras que Google ha anunciado que el Home llegará a las tiendas de Australia, Canadá, Japón y Francia en verano, mercados que se unen a Estados Unidos y Reino Unido.

Si algo bueno tiene la llegada del HomePod es que va a obligar a Apple a que sus rivales se pongan las pilas si no quieren perder cuota de mercado. Resulta cuanto menos llamativo que Amazon, que ha inventado la categoría de producto del altavoz con asistente integrado y del que se especula que controla el 70%, solo haya dado el salto a tres países.

No todo el mundo está dispuesto a gastarse 349 dólares en un altavoz. Apple apuesta por un producto de nicho, en la línea del Apple TV

Hace tiempo que las gallinas de los huevos de oro desaparecieron. Después del iPhone, Apple no ha sido capaz de dar con una línea de producto tan rentable. El iPad apuntó en esa dirección durante unos años, aunque se ha desinflado con el paso del tiempo, mientras que el Watch, a pesar de dominar la categoría, no se ha convertido en un puntal del negocio.

Todo indica que el HomePod va a seguir en esa línea. Espera un producto más en la línea del Apple TV (un complemento para un usuario muy concreto) que del iPhone. No es un 'gadget' pensado para las masas porque, para comenzar, no todo el mundo está dispuesto a gastarse 349 dólares en un altavoz. Pero te lanzo una predicción desde aquí: ¿qué te juegas a que Apple les ha comido una gran parte de la tostada, y el mercado, a Amazon y Google cuando se cierre el ejercicio fiscal de 2018?

Space Invaders

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios