Es noticia
Menú
Cómo Microsoft se coló poco a poco en mi iPhone
  1. Tecnología
  2. Techfacts
José Mendiola

Techfacts

Por

Cómo Microsoft se coló poco a poco en mi iPhone

Microsoft se abre paso en los dispositivos de la competencia con aplicaciones de gran calidad como Office y Outlook, capaces de superar a las de Apple

Foto:

En un inesperado cambio de aires en su estrategia, consistente en ignorar todo lo que oliera aApple, Microsoft levantaba el veto y por fin se podía instalar Office en el iPad y iPhone. En poco tiempo Word desbancó al resto de aplicaciones en mi uso personal: una adaptación de la versión de sobremesa muy bien lograda y sólida.

Hace tan sólo unos días, Outlook repetía el mismo recorrido, con los de Redmondahora al asalto del correo electrónico en los idispositivos. Fue amor a primera vista. Outlook era, sin duda, la herramienta de correo definitiva para el iPhone.

Y fue así, poco a poco, como Microsoft se abrió camino en un terreno ajeno con productos de gran calidad.Y sobre todo, conuna estrategia muy amable. En pocos días me encontraba husmeando en la web del fabricante con curiosidad ante el Surface Pro 3 y la inminencia de Windows 10, y un vistazo a las redes sociales me hizo ver que no era el único.¿Qué es lo que ha cambiado?

En realidad, no mucho.Y a la vez, todo. Satya Nadella ha necesitadosólo un año para reunir las piezas de una marca desmembrada por la antipatía general y que sólo parecía contar con el visto buenoen el terreno de las consolas, y conseguir que Microsoft sea la nueva referencia en un futuro que se había llenado de nubarrones ante la omnipresencia de Apple y la estrategia seguidista de sus rivales.

Citeworld reúne en un interesante artículo las claves del año de mandato de Nadella, donde lo fundamental ha sido acabar con la soberbia de una marca que se creía todopoderosa, y acercarse con humildad al usuario. Y no al suyo en exclusiva, sino al de Apple.

Robar clientes a la firma de Cupertino es el pasaporte para la gloria, porque quiere decir que no sólo se hacen bien las cosas, sino que se roba parte de la magia a una empresa que parecía disfrutarla en exclusiva. Lo bueno del asunto es que Microsoft ha aplicado unos principios de sencillez y eficacia que resultan irresistibles.

Outlook, amor a primera vista

Aunque Office para iOS es sensacional, lo que ha logrado la firma de Nadella con Outlook es de nota. Google lo intentó con Gmail para iPhone e Inbox, yel correo electrónico era una patata caliente que nadie parecía poder atender eficazmente ¿Cómo conseguir que el móvil no pitara cada cinco minutos con mensajes que no nos interesaban?

Microsoft lo ha logrado en su aplicación con una solución tan sencilla como efectiva: separar de forma automática, y sin previo aprendizaje, los correos prioritarios de los que llama “Otros”. Outlook es impecable a la hora de identificar los correos que van dirigidos a nosotros frente a los boletines y demás correos enviados de forma masiva, y lo mejor del asunto es que únicamente envía al centro de notificaciones los primeros.

La conexión de las cuentas es push y en una interfaz sencillísimala firma ha logrado añadir una gran cantidad de funciones de gran utilidad, como programar un aviso para más tarde, crear carpetas o bien enseñaral sistema qué correos importan y cuáles no.

Unas horas después de la llegada de Outlook a la App Storelas redes sociales se llenaron de usuarios que anunciaban que se trataba de la herramienta definitiva para el email, y que dejaban atrás cualquier otra alternativa, incluyendo las de Google.

Y cuando todavía estábamos saboreando la potencia de esta aplicación, los estadounidenses anunciaron por sorpresa la millonaria compra de Sunrise, una laureada aplicación de calendario tanto para iOS como para OSX.Microsoft seguiría de esta manera los pasos dados con la adquisición de Accompli, que ahora hemos visto reconvertida en un Outlook galáctico: no complicarse la vida con complejos desarrollos, sino comprar lo que ya adoran los usuarios.

Sunrise permite el uso del lenguaje natural para crear una cita (“café a las 10h con mi jefe”), y presenta unaimpecable interfaz en la que se llega a cualquier función en un par de toques.

¿Lo siguiente? 2015 será sin duda una año clave para la firma, no sólo con la esperada llegada de Windows 10, sino con la irrupción de la casa en importantes mercados, como el de los wearables. Entre tanto, la firma seguirá con la estrategia del caballo de Troya: convencer a los usuarios entrando en sus respectivas plataformas.

En un inesperado cambio de aires en su estrategia, consistente en ignorar todo lo que oliera aApple, Microsoft levantaba el veto y por fin se podía instalar Office en el iPad y iPhone. En poco tiempo Word desbancó al resto de aplicaciones en mi uso personal: una adaptación de la versión de sobremesa muy bien lograda y sólida.

Microsoft
El redactor recomienda