Apple prepara por fin su iPhone (casi) perfecto

La tecnológica presentará su iPhone 6S después del verano, con interesantes novedades para consolidarlo como el móvil idóneo para cualquier usuario, particular o corporativo

Foto: Apple prepara por fin su iPhone (casi) perfecto

La fecha la conocemos, aunque no se haya hecho oficial aún, y el producto a presentar también, aunque tampoco haya sido confirmado. Apple anunciará una nueva versión del iPhone después de verano (posiblemente en octubre) y será a buen seguro el 6S, no el 7 como especulan algunos medios.

¿Por qué estamos tan seguros? Paradójicamente, la empresa que con mayor celo guarda sus secretos es fácilmente predecible y no falla en su secuencia. Este año toca ’S’, pero este modelo podría conjugar por fin la mayoría de los argumentos para consolidarse como el móvil perfecto que todo usuario, particular y corporativo, desearía aspirar.

Los fabricantes se enfrentan, ahora más que nunca, a un complejo dilema: ofrecer funcionalidad a los usuarios o continuar innovando sin parar en un dispositivo que lleva ya muchos años entre nosotros. Apple no ha perdido demasiado tiempo en este debate y sigue ofreciendo sus novedades con cuentagotas, pero con el 6S las cosas podrían cambiar. Y mucho.

Sus principales novedades:

  • Force touch: El mercado ya da por sentado que la marca de Cupertino incorporará esta funcionalidad en su nuevo iPhone, y de hecho, se han filtrado ya las primeras imágenes de la cadena de producción que confirmaría la presencia de esta nueva forma de interacción.

    ¿En qué consiste exactamente? Se trata de una superficie que reacciona a la presión que ejerzamos con el dedo y que permite ampliar enormemente las posibilidades de comunicación con el móvil. Esta funcionalidad está ya presente en los nuevos MacBook y en el Apple Watch, pero dada la importancia del segmento de los móviles, sería en el iPhone donde más se notaría su impacto. De hecho, Apple no ha dudado en calificar a Force Touch como “el mayor avance” del mercado desde las pantallas multitáctiles, y es que las posibilidades son infinitas, desde mejorar funciones básicas, como el scroll o el paso de páginas.

  • iOS 9 y todavía más fino: iOS 9 llega en una sincronía perfecta para convertir los nuevos iPhones en máquinas mucho más preparadas para un mercado más amplio. Y sobre todo el corporativo, un segmento en el que Apple quiere seguir creciendo. En esta nueva versión parece que por fin Siri se hace mayor y ofrece una buena experiencia al usuario, pero el poseedor del iPhone agradecerá sin duda la incorporación de nuevas funciones que optimizarán su uso.

    La primera, un modo de ahorro de energía que permite obtener un buen pico de horas de uso mediante la anulación de sensores y funciones no prioritarias. Esta tecnología la disfrutaba ya Android, pero lo curioso del asunto es que esta eficiencia energética podría derivar en un chasis todavía más compacto gracias a otra filtración de una batería de menor tamaño. Con lo que podríamos estar, una vez más, ante un iPhone todavía más fino. Pero volviendo al terreno de las novedades, Apple lanzará con esta versión una aplicación de notas completamente renovada y que se convertirá sin duda en uno de las apps imprescindibles para los usuarios. En este caso, el fabricante habría fagocitado en la aproximación a uno de sus desarrolladores estrella: Evernote.

Qué le faltaría para ser perfecto:

  • Carga inalámbrica: Los de Tim Cook siguen siendo reacios a incorporar la carga inalámbrica en sus dispositivos, y lo cierto es que se trata de una oportunidad perdida para los usuarios. Los que disfrutamos a diario de equipos como el Galaxy S6 de Samsung, conocemos de primera mano lo cómodo que resulta dejar el móvil sobre una base y dejar que se cargue mientras comemos o nos damos una ducha. Es el valor de lo práctico, y en la actualidad son varias las soluciones de terceros que permiten la carga inalámbrica mediante fundas, pero al final no resulta lo mismo que incorporarla de forma nativa.

  • Batería de carga ultrarrápida: los fabricantes se embarcaron hace tiempo en una carrera por fabricar móviles cada vez más finos, pero el precio que pagaron los usuarios fue el de contar con baterías con cada vez menor duración. Por fortuna, una solución tecnológica permite aliviar estos agobios al poseedor de un móvil de última generación: la carga rápida. En apenas 30 minutos en el enchufe, el móvil puede estar disponible para lo que queda de jornada, pero Apple, no sabemos muy bien por qué motivo, se ha negado a incorporar esta tecnología en versiones anteriores.

Si no hay un cambio de guiones de última hora, Apple volverá al escenario tras el verano con una keynote en la que podría alumbrarse posiblemente la versión más ambiciosa de su iPhone, y lo hará en un momento crítico en el mercado, en el que sus rivales luchan por encontrar una identidad con la que puedan marcar una diferencia que consiga arrastrar a los clientes de una plataforma a otra. Sí, el iPhone 6S podría suponer la tormenta perfecta que Apple lleva tiempo preparando.

Techfacts
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios