La falta de control hace que Facebook se llene de publicidad engañosa

Facebook se ha convertido en un caldo de cultivo ideal para promocionar supuestas estafas en un entorno que genera confianza al usuario

Foto: La falta de control hace que Facebook se llene de publicidad engañosa

La red social fundada por Mark Zuckerberg se ha convertido en un caldo de cultivo ideal para promocionar supuestas estafas en un entorno que genera confianza al usuario. Desde la detención del creador de WhatsApp Spy, los muros se han inundado de anuncios que prometen aplicaciones oficiales de WhatsApp para PC y que detrás esconden una suscripción premium a servicios de SMS.

También hay remedios milagrosos para combatir la crisis e incluso subastas para adquirir smartphones de 700 euros por menos de 10. Al parecer, todo vale con tal de mejorar la cuenta de resultados.

A pesar de que las acciones de la compañía han repuntado en el parqué neoyorquino, Facebook sigue necesitando incrementar sus ingresos para frenar el descenso de facturación que supone la migración del usuario del ordenador al móvil. En un smartphone no caben tantos anuncios como en la pantalla de un ordenador, de ahí que la red social siga buscando fórmulas para mejorar su rentabilidad aunque ello conlleve perjudicar a los usuarios.

Una absoluta falta de control

Durante las últimas semanas he podido comprobar cómo el bloque derecho de mi perfil se llenaba de publicidad basura como aplicaciones falsas de WhatsApp que no dudan en emplear los logos oficiales de la empresa estadounidense para engañar al usuario.

El 'modus operandi' que utilizan es sencillo, se anuncian por poco dinero y consiguen visitas en páginas que imitan al diseño de la conocida aplicación de mensajería instantáneaEl modus operandi que utilizan es sencillo: se anuncian por poco dinero y consiguen visitas en páginas que lo primero que hacen es imitar el diseño de la conocida aplicación de mensajería instantánea.

Después, piden el número de móvil de la víctima para permitir la descarga. En caso de que el internauta acceda, quedará suscrito a un servicio de mensajería premium que puede llegar a suponer hasta 25 euros mensuales en la factura de teléfono.

Otros anuncios que están apareciendo están relacionados con otro gancho que vende mucho: recetas contra la crisis económica. Con una supuesta técnica llamada "operaciones binarias", prometen al usuario ganar 100 euros diarios sin riesgo. Una pena que sea ciencia ficción y que Facebook lo permita.

Caso omiso por parte de la red social

Prepotente. De ese modo podríamos definir la actitud de la red social cuando se trata de escuchar al usuario y sobre todo poner solución a determinados problemas. La situación con los anuncios dudosos fue reportada hace semanas pero de momento no hay ningún cambio: siguen publicándose a medida que deben ir aumentando los usuarios víctimas de este supuesto fraude.

Otro ejemplo lo hemos conocido esta misma semana. Un programador palestino llamado Khalil Shreateh, reportó una vulnerabilidad que permitía publicar en el muro de cualquier usuario. Sin embargo, el equipo de seguridad de la red social hizo caso omiso. Hasta que el usuario no publicó un mensaje en el muro del fundador de la compañía, no tomaron cartas en el asunto.

Lo peor de todo es que la empresa en lugar de reconocer el trabajo de Shreateh, suspendió su cuenta y le negó la recompensa económica que ofrece habitualmente cuando un usuario descubre una vulnerabilidad. Probablemente, con esta forma de actuar la próxima vez que un experto descubra un problema no será tan condescendiente.

Tecnozone
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios