Telefónica aguarda en el frente de la fibra óptica el comienzo de las hostilidades

Movistar fue la primera, pero las demás ya toman posiciones. Las telecomunicaciones españolas están a punto de vivir una nueva batalla de ofertas.

Foto: Telefónica aguarda en el frente de la fibra óptica el comienzo de las hostilidades

Las telecomunicaciones españolas están a punto de vivir una nueva guerra de ofertas en el mercado de la banda ancha. Movistar fue la primera en golpear con sus ofertas de fibra pero enfrente ya tiene a sus competidores dispuestos a abaratar el acceso a internet y sobre todo multiplicar la velocidad. Jazztel ha sido la primera en disparar.

En apenas cinco años el acceso a internet en nuestro país se ha situado a la vanguardia de Europa. Hemos pasado de tener el ADSL más lento y caro del viejo continente a una de las redes de nueva generación más avanzadas con cuatro operadores desplegando fibra. El motivo no es otro que la fuerte competencia entre operadores y la migración de clientes desde Telefónica a las compañías alternativas. Para entender esta situación basta con analizar un simple dato; en 2008 la operadora dominante tenía un 57% de cuota de mercado, hoy tiene diez puntos menos.

Movistar impulsa la fibra

De 2002 a 2008 la operadora presidida por César Alierta vivió un momento muy dulce en el sector de la banda ancha. Sin necesidad de tocar los precios la compañía llegó a tener una cuota de mercado que preocupaba al regulador y es que los alternativos no eran capaces de robar clientes a pesar de ofrecer más velocidad a menor precio. No fueron los 20 megas ni las ofertas de cable las que llevaron a Telefónica a perder abonados, su peor enemigo fue la crisis económica.

Cuando el paro empezó a subir y el consumo empezó a caer en picado la operadora dominante comenzó a sentir los efectos de la ralentización económica. Automáticamente los operadores alternativos iniciaron su ascenso permitiendo que Jazztel, Orange y Vodafone dispararan su base de clientesCuando el paro empezó a subir y el consumo empezó a caer en picado la operadora dominante comenzó a sentir los efectos de la ralentización económica. Automáticamente los operadores alternativos iniciaron su ascenso permitiendo que Jazztel, Orange y Vodafone dispararan su base de clientes en el segmento del fijo. Para revertir esta situación Telefónica tuvo muy clara su estrategia: aprovechar su capacidad inversora para desplegar la red de fibra óptica más avanzada en España.

A día de hoy la operadora cuenta con más de 600.000 abonados con 100 megabits y su objetivo es alcanzar este mismo año 7,1 millones de unidades inmobiliarias en cobertura. Esto significa que Movistar tendrá capacidad de ofertar alta velocidad a más abonados que ONO por ejemplo que lleva más tiempo en la batalla de la alta velocidad.

Comienza la guerra de precios

Jazztel ha sido la primera operadora en desmarcarse de sus rivales en el mercado de la fibra óptica. Cuando parecía que los 100 megabits se iban a convertir en la velocidad de referencia, la operadora dirigida por Jose Miguel García ha decidido aumentar a todos sus clientes el acceso hasta 200 megabits simétricos manteniendo el precio.

Se trata de una noticia de gran calado y es que a medida que la operadora vaya aumentando su cobertura serán más los clientes que quieran cambiarse simplemente para doblar su velocidad de acceso. Hay otro factor importante y es que la fibra óptica garantiza un 100% de la velocidad contratada, lo cual ofrece seguridad a todos los abonados para cambiarse de operador.

30 euros es el precio de referencia

Todo parecía indicar que al bajar de precio el ADSL habría diferencias con la fibra pero la alta competitividad ha llevado a las compañías a mantenerse en la misma horquilla de precios para seguir siendo competitivasAl igual que ha sucedido con el 4G, los operadores no están siendo capaces de cobrar más a sus clientes a pesar de ofrecerles más velocidad. Todo parecía indicar que al bajar de precio el ADSL habría diferencias con la fibra pero la alta competitividad ha llevado a las compañías a mantenerse en la misma horquilla de precios para seguir siendo competitivas.

Es de esperar que Movistar sea la siguiente en mover ficha después del anuncio de Jazztel y seguramente Orange y Vodafone hagan lo propio a medida que se vaya moviendo el mercado. Tampoco debemos perder de vista a ONO que ya ha anunciado su primera oferta de 500 megas y está previsto que esté disponible para el mercado de pymes muy pronto.

Tecnozone
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios