Las telefonía se comprime: ¿caminamos hacia el fin de las gamas?

Las famosas gamas, esos entes comerciales en los que se ubican los móviles en función de su precio y prestaciones andan buscando su propia identidad

Foto: Las telefonía se comprime: ¿caminamos hacia el fin de las gamas?

Las famosas gamas, esos entes comerciales en los que se ubican los móviles en función de su precio, andan buscando su propia identidad. De hecho podríamos decir que la han perdido totalmente y que andan buscando su sitio en los agitados mercados de hoy. Si miramos atrás, hace solo un año la gama alta era eso, lo último, lo intocable, lo reservado solo para los elegidos de bolsillos de primera. La gama baja era todo lo contrario, una gama a la que se le apoda “económica o de entrada“ para quitarle ese tinte despectivo que conlleva vender los productos de menor precio del mercado.

Actualmente la locura invade el mercado. Como un parqué bursátil en medio de un lunes negro nadie sabe ni donde está. Los móviles más caros ya no valen 700 euros con excepción del iPhone y del nuevo HTC One M8.

Samsung el líder, el más potente de los fabricantes dicta que la gama alta de su mejor modelo empiece en 599 euros con Movistar en España. Con la agresiva política comercial de la firma, miedo da pensar cuánto puede llegar a costar un terminal tan potente en un par de meses cuando pase el lanzamiento y los competidores empiecen a ajustar sus márgenes.

Miedo debe ser el que tienen los rivales de la firma coreana pensando en estrategias para competir. Ese precio en un modelo tan potente como un S5 va a obligar sí o sí a los demás actores a pensárselo dos veces cuando lancen un modelo de gama alta por encima de esa cota de 600 euros.

La 'armada China' de la gama baja

Al otro lado está lo que se conoce ya como la armada china, unidos a los modelos de las marcas ya conocidas, como Samsung, Sony, LG y los chinos más famosos del momento, ZTE y Huawei. Éstos últimos en bandada no hacen más que apretar el mercado hacia arriba. ¿Cómo? Con móviles de una media de cinco pulgadas, con precios por debajo de los 200 euros, con procesadores de hasta cuatro núcleos y cámaras de no menos de ocho megapíxeles..

Ante este panorama la pregunta es obligada. ¿Dónde está la gama media? ¿Dónde va la gama alta? ¿A qué llamamos gama baja? La verdad es que nadie sabe contestarAnte este panorama la pregunta es obligada. ¿Dónde está la gama media? ¿Dónde va la gama alta? ¿A qué llamamos gama baja? La verdad es que nadie sabe contestar. Quizá la mejor respuesta es que hay una compresión de gamas brutal. Es igual de interesante un modelo de gama alta por algo más de 500 euros que un modelo de 200 lleno de prestaciones. Es decir todo se junta, hay confusión, el usuario tiene mucha oferta y los mensajes se cruzan.

Ni que decir tiene que los Xiaomi, BQ, Oppo, etc siguen aumentando la competencia con terminales que cada vez tienen más marca a pesar de no haber campañas de publicidad de por medio. El secreto está en el precio y en el buen rendimiento de los mismos.

También hay un jugador que tiene mucho que decir, se llama Lenovo y acaba de comprar Motorola al todo poderoso Google. Estamos hablando de una firma que en el mercado de los portátiles ha conseguido desbancar a gigantes históricos y en telefonía móvil también ha conseguido una posición más que relevante en solitario. De la mano de la compañía estadounidense seguro que son capaces de replicar el éxito del Motorola Moto G con nuevos terminales.

Tecnozone
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios