De rifársela los grandes a caer en picado: Yoigo, un trimestre perdiendo clientes

Yoigo lleva perdiendo clientes tres meses seguidos. Ni la subvención de terminales ni el despliegue de 4G ha conseguido frenar la sangría de abonados

Foto: De rifársela los grandes a caer en picado: Yoigo, un trimestre perdiendo clientes

Por primera vez Yoigo ha perdido clientes durante tres meses seguidos. Se trata de un hecho significativo teniendo en cuenta que en ejercicios anteriores siempre había obtenido buenos resultados. Ni la subvención de terminales ni el despliegue de 4G ha conseguido frenar la sangría de abonados en una operadora que hace un año se rifaban los grandes.

La filial española de Telia Sonera no atraviesa su mejor momento. Durante los meses de marzo, abril y mayo ha perdido 32.000 abonados en el mercado de la portabilidad y el dato no sería preocupante si no fuera porque la empresa ha incrementado sus costes de captación reduciendo considerablemente su beneficio.

Analizando los datos del primer trimestre, la operadora ganó 128.000 clientes pero perdió cerca de 10 millones de euros debido al gasto en captación y retención de abonados.

Los siguientes resultados que presentará el próximo mes de julio no lucirán tanto como los anteriores y es que la joven teleco ha entrado en una complicada espiral descendiente que no se soluciona fácilmente y es que en telefonía móvil las incercias son difíciles de corregir. Para ilustrar lo que comento basta un ejemplo, Movistar y Vodafone llevan años en negativo a pesar de haber rebajado sus tarifas en innumerables ocasiones.

Los grandes tampoco levantan cabeza

Yoigo tuvo la oportunidad de haber sido vendida a uno de los grandes operadores europeos sin embargo la compañía decidió seguir adelante y no bajó sus pretensiones económicas. 1.000 millones de euros era la cifra que se barajaba en el sector y eso fue lo que echó atrás a los grandes a pesar de que la filial de Telia tenía más de cuatro millones de clientes.

1.000 millones de euros era la cifra que se barajaba en el sector y eso fue lo que echó atrás a los grandes a pesar de que la filial de Telia tenía más de cuatro millones de clientesEn el horizonte más cercano aparecen luces y sombras y es que la compañía no tiene capacidad para desvincularse de Telefónica y así ofertar banda ancha fija. Yoigo depende por completo de Movistar con sus ofertas Fusión y a pesar de que los resultados de captación neta no son públicos, probablemente no brillen como los directivos esperaban.

Apenas hay diferencia de precio entre Movistar y Yoigo y un cliente que desee contratar fibra óptica o ADSL sabe que es mucho más seguro hacerlo con la operadora que presta el servicio antes que con un mero revendedor.

En este caso Yoigo no revende la banda ancha como sucede con el acceso indirecto, la operadora actúa como un distribuidor que vende altas a Telefónica y comisiona por ello.

Volviendo a los datos de portabilidad de mayo, los tres operadores más importantes siguen en negativo aunque la tendencia parece que empieza a mejorar. 

Movistar se dejó 66.000 clientes, Vodafone perdió 42.700 líneas en portabilidad y Orange también registró un saldo negativo de 10.000 abonados.  Una vez más los operadores móviles virtuales volvieron arrasar con Jazztel a la cabeza (61.000 líneas), ONO con 47.000 y los operadores de cable locales que ganaron entre 4000 y 6000 líneas.

Es evidente que la telefonía móvil sigue ajustándose y cada vez el trozo de pastel es más pequeño. Solo queda que siga la consolidación a la vez que mejoran los precios.

Tecnozone
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios