Samsung prepara un 'smartphone' metálico para batir al iPhone

La firma coreana líder en telefonía móvil guarda un as en la manga para atacar directamente al próximo 'smartphone' de Apple. Presentará el Galasy Alpha

Foto: Samsung prepara un 'smartphone' metálico para batir al iPhone

La firma coreana líder en telefonía móvil guarda un as en la manga para atacar directamente al próximo smartphone de Apple. Nada de megapíxeles a lo bestia ni de datos brutales de memoria. Sus armas serán el diseño, el peso y su delgadez. Un móvil que en cierta manera se aleja de los últimos Galaxy en cuanto a su forma de entender la telefonía. Su nombre en clave es Galaxy Alpha y previsiblemente se presentará en septiembre coincidiendo con la llegada del iPhone a las tiendas.

Los ingresos de Samsung siguen siendo espectaculares pero, según los datos presentados por la propia compañía, están lejos de los obtenidos en trimestres anteriores. La firma anunció un beneficio neto de 6.100 millones de dólares, un 19% menos que en el mismo periodo del ejercicio anterior. Las razones de este descenso hay que buscarlas en la dura competencia que ha provocado que sus ventas hayan descendido y en el enorme gasto a nivel de marketing para agotar el stock acumulado.

En un mercado donde los fabricantes chinos están hundiendo los márgenes con terminales muy ajustados y donde las grandes firmas históricas como Nokia, HTC o BlackBerry están atravesando dificultades, no queda otra que cambiar de estrategia y sorprender al mercado. Ahí es donde precisamente el Galaxy Alpha entra en escena.

En los últimos ejercicios Samsung siempre ha presentado su buque insignia en el primer o segundo trimestre del año y después su phablet Galaxy Note en septiembre coincidiendo con la feria IFA de Berlín. Este año habrá un tercer invitado que precisamente llega para hacer frente al todopoderoso iPhone que sigue reinando en la gama alta. El equipo que he podido tener en mis manos destaca principalmente por su diseño más que por sus prestaciones técnicas que, obviamente, estarán a la altura de los teléfonos más avanzados del mercado.

Con este movimiento la firma coreana quiere huir de las críticas de diseño que han recibido algunos de sus equipos y de paso atacar a su principal competidor que sigue creciendo en ventas y también en ingresos.

Cambio de estrategia en la surcoreana

Como decía, los coreanos se están poniendo las pilas con el diseño. Después de ver varios equipos muy continuistas la compañía ha dado un paso al frente y está dispuesta a revolucionar todos sus productos.

El primer cambio notable llegó en la familia de tablets Galaxy Tab S que sorprendieron por su espectacular diseño, delgadez y por la calidad de la pantalla. Ahora llega el Galaxy Alpha que vendrá con un panel de 4,7 pulgadas y un borde metálico similar al iPhone o al Huawei Ascend P7.

En la parte posterior seguiremos viendo policarbonato imitando al tacto de la piel, una fórmula que de momento les funciona a tenor de las cifras de ventas del Samsung Galaxy S5 que ha conseguido colocar un 10% más que su antecesor. Las esquinas de esta nueva joya tienen unos leves relieves y en la parte inferior, donde se conecta el cargador, se ha optado por una terminación muy cuidada.

Los datos filtrados apuntan a que el terminal tendrá un procesador quad-core con nucleos Cortex A15 que alcanzará hasta 1,8 Ghz. Además contará con 1GB de RAM y 16GB de almacenamiento interno. Completará sus características una cámara 13 megapíxeles.

A pesar de que no ha sido presentado y de que el secretismo de la firma es máximo, la prensa una vez más, ha conseguido las fotos del nuevo terminal que como en su día hicieron los tablets de la firma, pretende ser prestacional pero, sobre todo, aspiracional, un término que gusta y mucho a los de Apple… y no digamos a Samsung.

Tecnozone