un invento español quiere solucionar esto

Acortar el tiempo de evacuación, clave para la supervivencia de las víctimas

En un accidente de autobús el tiempo es algo primordial y poder reducirlo gracias a la tecnología puede significar un gran cambio en el rescate de las víctimas

Foto: (Foto: E-Rescue)
(Foto: E-Rescue)

En los últimos años, en España han fallecido más de 1.000 personas en accidente de autobús, y otras 5.000 han resultado heridas con secuelas graves.

El siniestro recientemente sucedido en Bailén (Jaén) ha vuelto a demostrar que, en caso de accidente de un autobús, el factor clave para evitar el fallecimiento de los heridos graves, o secuelas irreversibles en los demás, es el tiempo que se tarda en evacuarlos a un hospital para recibir cuidados urgentes. Experiencias anteriores demuestran que cuando ese tiempo es superior a una hora, las posibilidades de supervivencia de los heridos graves se reducen, y se incrementa el riesgo de que otros damnificados sufran daños irreparables.

Pero las pruebas realizadas, así como casos de evacuación reales, demuestran que el tiempo mínimo de evacuación de un autobús de 55 plazas es de hora y media, y todo ello contando con todo el personal sanitario requerido y dotado de los medios idóneos para esta tarea.

Cuando se accidenta un turismo, los servicios de emergencia cuentan con suficiente material de inmovilización y evacuación, principalmente collarines y camillas. Pero cuando el siniestro lo sufre un vehículo con 50 o 55 pasajeros, esos medios de evacuación no los pueden aportar las ambulancias que se desplacen, por numerosas que sean. O el autobús está dotado de sus propios dispositivos de seguridad post-accidente, o será imposible acortar el tiempo transcurrido entre el siniestro y la dispensación de los primeros cuidados hospitalarios, es decir, de inmovilización, desalojo y traslado de los heridos.

Para esta finalidad ha sido creado E-RESCUE SYSTEM, un sistema de seguridad post-accidente que se puede incorporar a cualquier tipo de autobús en servicio. E- RESCUE se compone de un sistema de cinchas y collarín que permite inmovilizar al herido en su propio asiento en cuestión de segundos, para convertirlo en una improvisada camilla, así como de un dispositivo de desanclaje de la butaca para su rápida extracción del vehículo siniestrado.

Los ensayos realizados certifican que el tiempo de evacuación de un autobús equipado con E-RESCUE se reduce hasta la media hora, en lugar de la hora y media habitual. Este periodo, aún sumado al tiempo necesario de traslado al centro hospitalario, ya está dentro de la llamada “hora crítica”, o lapso en el que se debe atender a los heridos para incrementar sus posibilidades de supervivencia, o de no sufrir secuelas permanentes.

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios