CONFERENCIA DE DESARROLLADORES

Apple ha convertido iOS en algo aburrido... y esa es la mejor noticia que te podían dar

La madurez alcanzada por el sistema operativo de los iPhone propicia 'novedades' como los 'widgets'. Esa necesidad de renovar también hace que vayan a terrenos menos explorados como la privacidad

Foto: Tim Cook, durante la presentación. (EFE)
Tim Cook, durante la presentación. (EFE)

Hace unos días en plena desescalada comentaba con un amigo la receta que Ferrán Adriá colgó en Twitter durante el confinamiento. El catalán cogía una lata de mejillones en escabeche, la mezclaba con otra de mejillones normales y... ¡voilà! Tenemos el doble de mejillones escabechados. Ahí es nada. Mientras lo que se cocinaba en internet era un meme, él estaba convencido de que había hecho una obra de arte de andar por casa. "No puedes estar dando golpes de efecto todos los días. No puedes reinventar platos todos los días. Habrá algún día que se te acaben las ideas como a él", comentaba mi colega. Razón no le faltaba. Por eso este lunes la imagen de las conservas volvió a mi cabeza mientras veía la conferencia inaugural de desarrolladores de Apple, el segundo evento que más atención concentra después de la presentación de sus nuevos iPhone en otoño y que este año se ha celebrado a puerta cerrada por culpa del covid-19.

La polémica no tardó en surgir en redes sociales. Especialmente con sus nuevos 'widgets', una de las grandes novedades estéticas de iOS14, cuya beta pública llegará en las próximas semanas. Sus detractores rápidamente sacaron a relucir que eso llevaba casi disponible desde que Android era Android y HTC era un peso pesado del gremio. Ocurrió lo mismo con algunos otros de los anuncios. Las rutas en bici para Apple Maps, ya las tenía Google desde hace tiempo. El traductor en tiempo real, ya lo tiene Google. Eso del vídeo flotante por encima de las 'apps'... Goooogle.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El directorio de aplicaciones, con alguna diferencia, también lo tiene la gran G. Incluso Clips, esa idea para que te aparezca una 'app pop-up' solo con acercar el NFC a un punto concreto o leyendo un QR puede tener un espíritu similar, aunque un objetivo muy distinto y una concepción muy remota, de las 'Quick Apps' de Huawei, desde el punto de vista de que se evita instalar nada en el terminal. También hay que ver cómo articulan esto los desarrolladores, ya que aquí se perderán oportunidades de recopilar datos de los usuarios.

A nadie le tiene que sorprender esto. La manzana tiene grandes 'hits' de manufactura propia como Face ID. Pero también hay que decir que son mejor retocando que inventando. A eso no hay quien les gane. Son capaces de ver lo que funciona, rehacerlo bajo sus cánones, simplificar su uso e incorporarlo como algo novedoso aunque la competencia lo lleve teniendo varios años.

Google y Apple se retroalimentan

Si suma, no está mal. En este caso, cuando no eres el primero en lanzar, lo que prima es la ejecución. Aportar valor. Y aquí se ha hecho bueno y bonito. Los nuevos 'wigdets' de Apple, por ejemplo, están pulidos y estéticamente aportan. Aunque hay que esperar a probarlos, también parece que darán más facilidades para interactuar a sus usuarios.

Cuando se trata de iOS, salvo algunos 'bugs' y problemas que han cometido todas las marcas en algún momento, suelen cumplir siempre y la estabilidad suele ser la tónica habitual. No hay que olvidar que el sistema operativo es probablemente el mayor valor diferencial de sus terminales y uno de los motivos por los que mucha gente no se plantea dejar de usar un iPhone.

Foto: EFE.
Foto: EFE.

Pero esto no es achacable únicamente a Apple. Con Google ocurre tres cuartas partes de lo mismo. La beta pública de Android 11 de hace unas semanas también nos dejó una situación similar. Los teléfonos que reciban esta actualización tendrán grabación de pantalla nativa, un nuevo editor de capturas o un centro para controlar la domótica al estilo del que tienen los de Cupertino. También vimos los permisos de una sola ocasión, algo que estaba en iPhone desde hace un tiempo. Luego se sacaron de la manga las burbujas, un sistema que te permitirá tener una conversación de WhatsApp abierta mientras miras otras apps sin perderla de vista.

iOS y Android están maduros

¿Por qué ocurre esto? Tanto iOS como Android son sistemas operativos avanzados. Han alcanzado un nivel de madurez en el que no les faltan características obvias. Y esto ocurrirá más veces. Cuanto más tiempo transcurra, las cosas que se te ocurran es probablemente que le hayan ocurrido ya a alguien y se acaba el margen para hacer algo único. Lo que toca es mejorarlo. Insisto, la clave es cómo se hace. Por eso nos encontramos muchos años, como ahora, que lo que se hace es reciclar y adaptar funciones ya existentes en su propio sistema (el caso del rediseño de Siri) o en la competencia.

No agregan cosas no vistas antes pero siguen puliendo el sistema operativo sin que esto suponga cambios radicales en algo, Android e iOS, que globalmente funciona bien. Esa ausencia de funciones innovadoras ha hecho que tanto iOS como Android den la imagen de ser algo cada vez más previsibles, cada vez más monótonos o cada vez más aburridos para el público general.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Pero eso tiene una vertiente positiva. Por muy maduro que esté lo que tienes entre manos, necesitas seguir ofreciendo novedades reales. Y eso empuja a las marcas a explorar terrenos que otrora no eran percibidos como prioritarios. En este caso la privacidad. Apple ya inició ese camino hace unos cursos. Ha conseguido hacer de la seguridad uno de sus principales valores. No hay que olvidar cómo hace dos ediciones colgó una lona gigante visible prácticamente desde todo el recinto del CES de Las Vegas, una feria a la que no acude oficialmente, donde ponía 'Lo que ocurre en tu iPhone, se queda en tu iPhone'.

En este sentido, en la WWDC se han visto cosas interesantes. Existirá la opción de compartir tu ubicación aproximada y no la exacta. Existirá la opción de activar un piloto luminoso que nos informe de que la cámara o el micrófono están siendo utilizados. Existirá la opción de activar un control de seguimiento para páginas webs, que deberán preguntarte antes de empezar a rastrearte. En la App Store habrá resúmenes de las condiciones de uso y privacidad de lo que te vayas a descargar, traducidas al idioma en el que utilizas tu terminal.

Que Apple se haya fijado en la privacidad, puede hacer un efecto palanca que simplifique este asunto

Esto encaja con esa filosofía de Apple de hacer todo lo más sencillo posible. Todas estas cosas simplifican la gestión de la privacidad, un campo, hay que reconocerlo, que a la gente le importa un comino hasta hace bien poco y producía a no pocos un profundo sentimiento de pereza por lo denso que era. Lo bueno es que en este escenario de sistemas operativos maduros, estos lanzamientos pueden hacer las veces de palanca para que lleguen a Android muchos de estos cambios como ha ocurrido, por ejemplo, con las notificaciones de un solo.

También hay que decir que Apple tiene más sencillo conjugar intereses. Ellos se dedican a vender, a día de hoy, aparatos y algunos servicios. Los datos no son un eje fundamental sobre el que se sostiene su negocio. Google principalmente vive de la publicidad. No es lo mismo que Safari dedica bloquear las cookies que ocurra en Chrome. Por eso en Moutain View todos estos cambios, y llevan también algunos cambios en esta línea ampliando el modo incógnito a apps como Maps o creando centros de gestión, se deben hacer con una precisión quirúrgica para combinar el interés creciente de los usuarios por esta materia y el suyo propio.

Tribuna
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios