Guatemala, Guatepeor, ¿Guatemala?
  1. Televisión
  2. Carta de Ajuste
Nacho Gay

Carta de Ajuste

Por

Guatemala, Guatepeor, ¿Guatemala?

Vuelta al cole. Las revistas llevan en portada a las Campos y Telecinco emite una nueva edición de 'Gran Hermano'. Sí, nuestra vida es un capítulo de 'Cuéntame', porque sabemos siempre lo que va a pasar y, sobre todo, porque siempre nos defrauda

placeholder Foto: Ilustración de Jate para Vanitatis
Ilustración de Jate para Vanitatis

Me levanté el miércoles un pelín aturdido. Era7 de septiembrey la vecina del quinto tenía puestoel temadeMecanodel mismo nombre a toda pastilla. Algo me decía que aquella fecha no podía traer nada bueno. Y las sospechas se irían confirmando a lo largo de la jornada.

Como cada miércoles,Rucame había preparado el desayuno y comprado el '¡Hola!'. Los desayunos de ese día de la semana me los hace temáticos dependiendo de la portada que lleve la revista. Como esta semana salían lasCampos, eligió huevos con chistorra.

Como sospechaba, aquel 7 de septiembre empezaría a ponerse cuesta arriba muy pronto. A pesar de que llevo seis o siete meses sin leer la prensa 'seria' y no me entero de casi nada (y a Dios gracias), cuando vi aquella portada supuse queeste país debía de seguir indudablemente sin Gobierno.

Allí estaban ellas, las tres, vestidas como se viste toda señora de provincias que va de boda, esto es, enterrándose. Todas las joyas, todos los brillos del mundo en una sola foto, con aquellas tres señoras camino deuna convención de extras de Disney.

Alguien pensará que tengo algo contra las Campos, pero yo creo que en realidad lo tienen ellas. Concretamente, la admirable habilidad, al igual queFroilán, de pegarse muy de vez en cuando un tiro en el pie, ya sea un día de caza, hablando de la Fiesta Nacional en'Espejo público'o de camino a la boda de la hija de alguna.

Mientras volvía a sonar Mecano, esta vez en la radio, me entero de que esa misma mañana se presenta la decimoséptima edición de'Gran Hermano'en las instalaciones deTelecinco, que están en Madrid, unas tres calles más abajo que el infierno de Dante. Apenas unas horas después, Torrico, una localidad toledana de unos 800 habitantes, pasará a la historia de este país por albergar (¡un jodido miércoles!) la boda de la hija de la 'más grande'y, por la tangente, la más grande de las exclusivas. Y casi al mismo tiempo, en San Francisco,Apple presentaría su nuevoiPhone.

Me pueden tildar de apocalíptico si quieren, pero siTelecinco,'¡Hola!'yApplese ponen de acuerdo para hacer algo el mismo día, al siguiente el mundo tiene que ser indudablemente otro. Así que me levanto el jueves acojonado perdido, esperando que las cucarachas de mi casa hayan mutado y se hayan comido a Ruca. Pero no, porque el jueves, 8 de septiembre, con los de Mecano por fin mudos, conPunsetprobablemente compungido y conVasilebailando una jota aragonesa sobre la bibliografía completa de Inmmanuel Kant, el mundo, por desgracia, seguía siendo exactamente el mismo y por eso se estrenó la decimoséptima edición de 'Gran Hermano'.

Sí, amigos, nuestra vida es como un capítulo de'Cuéntame',porque sabemos siempre lo que va a pasar y, sobre todo, porque siempre nos defrauda. A nosotros y también a Hacienda.

Lo nunca visto

Y allí estábamos todos los 'fanes' de 'GH' congregados a las 10 de la noche, esperando “algo nunca visto en televisión”, como habían anunciado las promos de la cadena, cuando de repente saleJorge Javier Vázquez.¿Lo nunca visto? En fin.

Y va el tío y anuncia “el 'Gran Hermano' de las mentiras”. Y túpiensas: “Bueno, si lo presenta él, pues le pega”. Pero cuando lo masticas un poco con más detenimiento te percatas de que esto implica que en el pasado debió de haber un 'Gran Hermano' de las verdades. Otra vez en fin.

La cosa se puso tensa cuandoMercedes Milá, sustituida en una suerte de plan Renove por el citado J.J. al frente del formato, se abrazó en directo a su verdugo y se puso a llorar. Es probable que mucha gente sintiera el impulso irrefrenable de llorar al abrazarse al nuevo presentador de 'GH', pero lo de este jueves tiene pinta de paripé. Tengo la sensación de que la marcha de Milá es otra de las grandes mentiras de la edición, lo que nos invitaría a un viaje genial como espectadoresde Guatemala a Guatepeor con retorno a Guatemala.Veremos. O mejor no.

Entre tanto, para demostrar que este año nada es lo que parece, uno de los concursantes se arrancó la cabellera de un tirón, una idea que a más de uno se nos había pasado por la cabeza ya a esa hora. También la de irnos a la cama. Dicho y hecho. 45 minutos fueron suficientes para certificar que“lo nunca visto en televisión” eraen realidadla misma mierda de siempre.Así que me eché el edredón encima con la esperanza de que, al día siguiente, cuando sacara la cabeza de allí, una cucaracha mutante hubiera devorado a Ruca y el mundo hubiese cambiado aunque fuera solo un poquito.

¿Tienes un dispositivo móviliOSoAndroid?Descarga laAPPdeVanitatisen tu teléfono otablety no tepierdasnuestros consejos sobre moda, belleza y estilo de vida. ParaiOS,pincha aquí,y paraAndroid,aquí.

Gran Hermano Telecinco